• Regístrate
Estás leyendo: Ejercicios para hacer en la oficina
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 21:36 Hoy

Ejercicios para hacer en la oficina

Ejercítate en la silla de tu oficina, no permitas que el sedentarismo se apodere de ti; realiza ejercicios fáciles y efectivos.

Publicidad
Publicidad

Si tu trabajo requiere que estés sentado todo el tiempo, seguramente te has topado con dolores de espalda o piernas por pasar tanto tiempo en esta situación, incluso puede que hayas aumentado un par de kilitos: es momento de cambiar esto y comenzar a hacer ejercicio en esa silla que te tiene atado toda la jornada.

Calienta los músculos sentado con la espalda recta y tu cadera lo más pegado al respaldo posible y levantando las piernas con las rodillas flexionadas y cayendo suavemente sobre las puntas de tus pies, (como si estuvieras corriendo, pero sentado).

TE RECOMENDAMOS: Estar sentada mucho tiempo es dañino para tu salud

Posteriormente sujeta con tus manos el asiento y recorre tu cadera un poco al frente, como si adquirieras una posición más recostado, apoya el omoplato en el respaldo y eleva la pierna derecha con la rodilla doblada a que esté por encima de la cadera y extiende la pierna, que el pie izquierdo siga apoyado en el piso; repite con el lado contrario.

Es hora de las sentadillas, siéntate derecho y extiende tus brazos y palmas de las manos a la altura de tu pecho y con las piernas ligeramente separadas levántate y vuelve a sentarte.

Ahora con la cadera a mitad del asiento apoya tu espalda, con los brazos y manos extendidos a al altura del pecho levanta tu pie derecho a la altura del asiento y el izquierdo mantenlo en el suelo y levántate, sin bajar el pie derecho, cuando ya estés parado, baja con suavidad el pie derecho y siéntate y repite con el pie contrario.

Es hora de que hagas ejercicio de pie, párate detrás de la silla y sujeta con ambas manos los extremos del respaldo, mantén tus pies separados a la altura de los hombros, un paso detrás de la silla, y comienza a hacer flexiones de brazo, hasta que tu pecho toque el respaldo.

Permanece de pie a un paso atrás de la silla y apoyado con las manos en el respaldo, levanta el pie derecho y álzalo hacia un costado a que el pie quede a la altura de la rodilla izquierda, bájalo y apóyalo de nuevo junto a tu pie izquierdo, y vuélvelo a alzar hacia atrás a la misma altura, bájalo y repite con el pie izquierdo.

De pie atrás de la silla en la misma postura, comienza a elevar tu cuerpo sobre las puntas de tus pies sin doblar las rodillas.

Estos ejercicios los pueden realizar personas de la tercera edad, si su médico lo autoriza, y pueden agregar ejercicios con bufandas o un trapo largo para ejercitar aun más sus brazos y piernas desde la comodidad de su silla ¿cómo? Continua leyendo.

Sentado con la espalda erguida y la cadera pegada al respaldo, toma una bufanda, un extremo en cada mano y aviéntala a que el pie derecho quede apoyado en ella y extiende la pierna derecha, jalando la punta del pie con la bufanda para estirar el músculo, repite con el pie izquierdo.

Posteriormente eleva tu pie con ayuda de la bufanda hacia tu pecho, por inercia la rodilla comenzará a flexionarse y podrás acercarla más a tu pecho, repite con tu pierna izquierda.

Ahora toma la bufanda con ambas manos y eleva tus brazos encima de tu cabeza sin doblar los codos y gira el torso de lado a lado; ahora con los brazos forma una cruz y tu bufanda en cada mano sin doblar los codos, gira tu torso para comenzar a estirar y enfriar los músculos.

Anímate y anima a otros a hacer ejercicio, es momento de decirle adiós al sedentarismo.


CR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.