• Regístrate
Estás leyendo: ¿Dolor de cabeza o problemas con tu ego?
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 16:42 Hoy

¿Dolor de cabeza o problemas con tu ego?

Si probaste todos los analgésicos y la dolencia no se va, quizá es momento de atacarla desde la perspectiva emocional y mental


Publicidad
Publicidad

Cuando sientes que los achaques de la vida acelerada como el dolor de cabeza, espalda, cuello o estómago, no desaparecen por más que visitas al médico, date oportunidad de respirar profundo y buscar la cura emocional dentro de ti misma.

La medicina tradicional acepta que un gran porcentaje de las enfermedades son psicosomáticas, causadas por las emociones o de origen mental. Algunas nuevas corrientes del pensamiento detallan que estas dolencias van más allá de lo físico.

TE RECOMENDAMOS: Flores de Bach para sanar tus emociones

En su libro Obedece a tu cuerpo, Lise Bourbeau muestra cómo a veces la medicina tradicional va al síntoma para neutralizarlo, pero no a la causa emocional profunda; igualmente, el dolor o síntoma se traduce en un bloqueo físico causado por un bloqueo emocional o mental.

Por ejemplo, un dolor de cabeza, bloqueo físico en la parte superior, nos habla de que una persona se cierra emocionalmente con ideas que la desvaloran, que se acusa de no ser suficientemente inteligente y se exige demasiado, por lo cual se desprecia en lugar de apreciarse.

Cuando duele la parte alta del abdomen, significa que la persona se preocupa demasiado por los demás y siente miedo por ellos; cuando duele la parte baja, abajo del ombligo, se preocupa demasiado por lo que ocurre en el momento y siente miedo por sí misma.

Si bien primero hay que descartar una causa física para tus dolores, nunca está de más atender también al aspecto emocional de tu vida. Y esto no es ninguna magia: si todos los días de tu vida albergas sentimientos de ira, injusticia o desvaloración de ti mismo, ¿cómo esperas que tu cuerpo se sienta bien?


AG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.