• Regístrate
Estás leyendo: Diagnóstico con radiología reduce 100% muerte por cáncer
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 18:29 Hoy

Diagnóstico con radiología reduce 100% muerte por cáncer

Detecta oportunamente tumores milimétricos, sus mutaciones, agresividad y define el tipo de terapia cuando hay resistencia a tratamientos tradicionales.

Publicidad
Publicidad

Los estudios computarizados de radiología reducen 100 por ciento las muertes prematuras por cáncer debido a que detectan oportunamente tumores milimétricos, sus posibles mutaciones, grado de agresividad y hasta definen el tipo de terapia específica cuando se presenta alguna resistencia posterior a la cirugía o durante los tratamientos tradicionales —como las quimioterapias—, aseguró Elmer M. Merkle, jefe de Radiología y Medicina Nuclear del Hospital Universitario de Basilea, Suiza.

En un encuentro médico-científico, Merkle señaló que “la radiología se ha convertido en un socio de extrema importancia para el diagnóstico y tratamiento del cáncer en la medicina oncológica. Con la llegada de las terapias blanco, se pueden realizar biopsias por imágenes más precisas y que establecen no solo el diagnóstico sino, incluso, definen las mutaciones activas y el tipo de terapia molecular que debe de usarse cuando hay metástasis o el tumor se volvió resistente a tratamientos previos.

Durante el estudio de radiología —especialidad médica que se ocupa de generar imágenes del interior del cuerpo mediante diferentes agentes como radiofármacos— se hacen cortes del tumor, lo que contribuye a identificar los cambios y la eficacia de los tratamientos, si éstos son los adecuados o se debe buscar alternativas”, aclaró.

Una de las grandes cualidades, abundó, es que ya es posible “curar” problemas de salud que antes resultaban difíciles de manejar: “La hepatitis B y C suelen provocar cáncer de hígado, pero debido a que ahora hay opciones terapéuticas ya es posible que en un par de meses se curen y no desarrollen cirrosis o cáncer”, aseguró.

El especialista explicó que, aunque se trata de una tecnología costosa y que requiere de conocimiento especializado, en México los principales centros oncológicos, como el Instituto Nacional de Cancerología (Incan), han hecho un esfuerzo para emplearlo como método diagnóstico certero y preciso, ya que también mide el tamaño del tumor, detecta las características de las células y reduce cualquier margen de error en cánceres de mama, pulmón, estómago, colon y recto.

“Hay hospitales que ya cuentan con esta tecnología y en México hay excelentes médicos, incluso constantemente se capacitan en EU, Canadá o en Basilea, para regresar al país bien entrenados. La calidad de los doctores, actualmente es muy buena”, refirió el especialista.

Señaló que con estudios computarizados es posible internarse
al interior de las células. “Se han hecho 110 millones de estudios y lo importante es que ya es posible dar la terapia adecuada, intervenir en caso de alguna alteración o emergencia, dar seguimiento y avanzar en la investigación”.

En diversos países en vías de desarrollo este tipo de método diagnóstico resulta esencial para reducir las muertes prematuras y garantizaría adherencia, eficacia, y, sobre todo, el empleo adecuado de los recursos a enfermedades catastróficas.

Si bien, aclaró, se debe considerar que no todos son candidatos a este tipo de estudios de alta especialidad porque algunos pacientes son alérgicos a ciertos radiofármacos o medios de contraste empleados; sin embargo, para el resto resulta una herramienta esencial que puede contribuir para revertir el hecho de que de los 14 millones de pacientes diagnosticados con cáncer en el mundo, 60 por ciento se ubica en África, Asia y América Latina.

Las detecciones tardías generadas por la falta de tecnología adecuada, aseveró, propician el desarrollo de la enfermedad en etapas avanzadas así como muertes prematuras.

En los países donde se usa como medio de primera línea diagnóstica, abundó, ha sido posible reducir hasta 256 mil muertes anuales por cáncer de pulmón, uno de los de mayor frecuencia y letalidad en el mundo.

Con el apoyo de láminas, el especialista presentó la forma en la que la radiología nuclear evidencia, a través de las imágenes, la localización de tumores que pasan desapercibidos por los expertos o resultan complicados de identificar. “Esto se ha traducido en que el impacto económico invertido en terapias y medicamentos oncológicos, en atención, superará los 107 mil millones de dólares a escala mundial, con tendencia a crecer en el corto plazo”.

La tecnología y nuevos medicamentos, abundó, tienen beneficios directos en supervivencia, calidad de vida y, sobre todo, lo que se busca es la cura.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.