• Regístrate
Estás leyendo: Cómo evitar que el cambio de horario te afecte
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 13:06 Hoy

Cómo evitar que el cambio de horario te afecte

Aunque el horario de invierno nos da una hora más para dormir, es probable que te sientas cansado y con dolores de cabeza durante los primeros días. Te decimos cómo sobrevivir.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Si fuiste de los precavidos que antes de irse a dormir la noche del sábado atraso el reloj que está en su buró, seguramente no te sorprendiste al ver que este domingo te despertaste más temprano de lo común.

Con la entrada del horario de invierno, se debe retrasar una hora el reloj y, a diferencia del horario de verano, la luz solar durante el día será menos. Afortunadamente, este cambio de horario no tiene tantos efectos en nuestra salud, pues ganamos una hora de sueño.

TE RECOMENDAMOS: ¿Funciona el cambio de horario? Esto dice la ciencia

A pesar de esto, sí hay ciertos efectos que tiene el horario de invierno sobre nuestro rendimiento o actividades. Para evitar ser víctima del cansancio, Nezt, una empresa de colchones, da algunas recomendaciones para hacer cambios pequeños y progresivos.

Sé riguroso al momento de irte a dormir o despertar: aunque tengas una hora más para dormir, procura irte a la cama siempre a la misma hora y despertarte a la hora de costumbre. De esta manera, sentirás menos pesado el cambio.


Haz ejercicio: de esta manera incrementarás la producción de serotonina que ayuda a sintetizar la melatonina, la hormona que se produce durante el sueño. Esto te hará dormir mejor y más rápido.


Regula el consumo de bebidas con cafeína: esto podría alterar tu ciclo del sueño y en vez de aprovechar la hora extra que tienes para dormir, acabar desvelándote. También evita comer comida alta en grasas o azúcares antes de ir a la cama.


Sal a tomar el sol: nuestro reloj interno es conocido como circadiano y se rige con la temperatura y cantidad de luz solar que recibimos, por eso es recomendable salir y tomar el sol para ayudar a que se ajuste y nuestro cuerpo sepa cuándo es hora de ir a dormir según la cantidad de luz que haya.


Deja el celular a un lado: el uso constante de aparatos electrónicos que no cuentan con una función especial para hacer que la luz que emiten sea más amarilla conforme obscurece la tarde, puede alterar tu ciclo circadiano y alterar tus horas de sueño. Lo mejor es alejarse de los dispositivos una hora antes de ir a la cama. Puedes aprovechar el tiempo para platicar con tu familia, leer un libro o meditar; verás cómo te será más fácil dormir.



mrf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.