• Regístrate
Estás leyendo: Chilangos respiramos 500 kilos de heces fecales al año
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 03:13 Hoy

Chilangos respiramos 500 kilos de heces fecales al año

Aunque buena parte proviene de perros y gatos, muchos residuos son ocasionados por desechos humanos, asegura una experta de la UNAM.

Publicidad
Publicidad

No es una novedad que el aire de la Ciudad de México no es el más limpio, pero el problema se agrava con el paso del tiempo. Según cálculos de la UNAM, cada año se emite al aire media tonelada de residuos fecales, y buena parte de ellos son humanos.

Estos desechos, también provenientes de perros y gatos, son responsables de la proliferación de enfermedades gastrointestinales, comenta Irma Aburto López, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la UNAM.

TE RECOMENDAMOS: Encuentran bacterias fecales en bebidas de cadenas de café

Para dimensionar la magnitud del problema, Irma Aburto pone un ejemplo contundente: si no hubiera luz eléctrica en la ciudad, y si las heces fueran luminosas, podríamos alumbrarnos con ellas por las noches.

Lo que ocurre es que, al deshidratarse, la materia fecal expuesta al medio ambiente se convierte en polvo que es arrastrado por el viento.

Enfermedades como cólera, gastroenteritis viral o bacteriana y mucha fauna nociva se pueden evitar con hábitos simples: recoger los desechos de las mascotas y, en el caso de las personas, no defecar al aire libre (aunque parezca broma, existe gente que conserva estas prácticas, asegura Aburto).


El dato ñoño

Según la ONU, la introducción del retrete en la vida cotidiana —y permitir crear un sistema de saneamiento separando el agua limpia de la sucia— se logró un incremento significativo en la economía de las comunidades, pues por cada dólar invertido en un sistema de saneamiento de este tipo hay un retorno de cuatro dólares que no se destinan a enfermedades que ocasionan ausentismo escolar y laboral.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.