• Regístrate
Estás leyendo: Aumenta donación de órganos en este sexenio
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 12:00 Hoy

Aumenta donación de órganos en este sexenio

México “no está maduro” para replicar la polémica ley de Holanda con la que al morir se ceden en automático y “sin objeción”, señalan especialistas.

Publicidad
LAS MÁS VISTAS
Publicidad

Blanca Valadez

En México, durante este sexenio, la tasa de donantes por muerte encefálica aumentó 32.5 por ciento, al pasar de 421 a 558 y, los trasplantes de donadores cadavéricos —considerando que una persona puede otorgar varios órganos y tejidos— registró un incremento de 23.8 por ciento a escala nacional, de 3 mil 988 a 4 mil 939, es decir, casi mil adicionales, informó José Andre Madrigal Bustamante, director del Registro Nacional de Trasplantes.

En el país, siete de cada 10 personas que se encuentran en la lista de espera de un órgano —se conforma con 21 mil 521 pacientes— fallecen en un lapso de cinco años cuando no llega un riñón, pero se acorta a seis meses cuando se trata de hígado y corazón, aseguró Madrigal Bustamante tras reconocer que hay infraestructura, pero se carece de personal para realizar dicho proceso.

En reunión con autoridades del IMSS, Issste, de la sociedad civil, y de la Secretaría de Salud (Ssa), Madrigal Bustamante detalló que se tiene un subregistro de fallecimientos por la falta notificación hospitalaria, pero se calcula que al año mueren hasta 2 mil personas en la espera de un órgano y a la lista se suman mil pacientes en el mismo periodo.

De la lista de 21 mil 521 personas en la espera de un donador cadavérico —básicamente con muerte cerebral—, 13 mil 702 son de riñón (más de 60 por ciento son del IMSS), 7 mil 267 de córneas (42 por ciento del IMSS), 365 de hígado, entre otros. De dicha lista alrededor de 800 son niños.

En cinco años, solo el IMSS ha realizados 779 trasplantes, siendo 2017 el año con más número de casos, con un total de 115.

En conferencia de prensa, las autoridades del IMSS, Ssa e Issste presentaron los “avances alcanzados”: 2016 significó 6 mil 823 trasplantes (510 fueron de donadores con muerte encefálica y mil 486 por paro cardiaco) y en 2017 la cifra fue de 7 mil 132 (558 fueron donadores con muerte encefálica y mil 499 por paro cardiaco).

Sin embargo, Madrigal Bustamante reconoció que de los 408 hospitales con licencia para implementar programas de trasplantes, solo 192 reportaron haber realizado al menos uno. De los 390 hospitales autorizados para ejecutar un programa de donación de órganos y tejidos, solo 230 reportaron haber captado al menos a un donante en 2017.

En la actualidad, puntualizó, se cuenta con el apoyo de 73 hospitales con licencia sanitaria y con 26 unidades médicas donde se maniobran, trasplantan y coordinan operaciones multiorgánicas en beneficio de personas que se encuentran en lista de espera.

“Sí hay infraestructura, pero no tenemos suficiente personal, recurso humano para garantizar que la donación sea un proceso legal, delicado, de acompañamiento de un duelo y para eso existe gente certificada por la Ssa”, abundó Madrigal Bustamante.

Por su parte, Alfonso Yamamoto Nagano, titular de la Coordinación Técnica de Donación y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células IMSS, y Josefina Alberú Gómez, presidente de la Sociedad Mexicana de Trasplantes, consideraron que México “no está maduro” para replicar la polémica ley de Holanda donde todos son donadores de órganos y tejidos “sin objeción” salvo que dejen su negativa por escrito.

Por ello, abundaron, la Ley General de Salud en materia de trasplante mantendrá su carácter voluntario, jamás impositivo, altruista y con consentimiento de la familia, aun cuando en México hay 4.5 donantes por millón de habitantes.

“De los más de 62 mil pacientes que estaban inscritos como donantes, con la ley publicada en Holanda, 60 por ciento retiró esa voluntad por escrito. Esto nos habla que imponer algo no resuelve el problema, debemos trabajar desde la educación, con los hijos, y con eso lograremos estándares de latinoamericanos que oscila en 14 donantes por millón de habitantes”, señaló Yamamoto Nagano.

También refirió que muchos de los pacientes que están en lista de espera de un riñón tuvieron como base la obesidad y la diabetes que derivan en afección renal en diferentes niveles. “En el IMSS se otorga diálisis y hemodiálisis a 57 mil pacientes (de los 102 mil personas con insuficiencia renal crónica), lo que significa más de 5 mil millones de pesos en gastos”.

Además, en el IMSS se trabaja de manera coordinada con los hospitales y médicos para detectar a los potenciales donantes. “Solo 10 por ciento de las muertes son craneoencefálicas, lo que también disminuye la posibilidad de donación”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.