• Regístrate
Estás leyendo: Aparece nuevo hexágono en Saturno e intriga a científicos
Comparte esta noticia

Aparece nuevo hexágono en Saturno e intriga a científicos

Otra formación de forma hexagonal fue descubierta cerca del polo norte del planeta Saturno, y se estima que podría medir más de 200 kilómetros de altura-
Publicidad
Publicidad

Un extraño vórtice en forma de hexágono se formó sobre el polo norte de Saturno, revelaron los datos de la misión Cassini-Huygens. El inusual vórtice está circulando a cientos de kilómetros sobre las nubes en la capa estratosférica de la atmósfera del planeta anillado, según un nuevo estudio.

Este cálido vórtice polar se asemeja a otra formación de hexágono previamente descubierta, también ubicada en el polo norte de Saturno, pero más baja en la atmósfera. Pero cómo y si estos bizarros hexágonos de baja y gran altitud están relacionados sigue siendo un misterio para los científicos, reportó el portal científico Live Science.

"O un hexágono idéntico se generó espontáneamente en dos altitudes diferentes —una más baja en las nubes y una alta en la estratosfera—, o el hexágono es de hecho una estructura muy elevada que tiene varios cientos de kilómetros de altura", dijo en un comunicado Leigh Fletcher, autor principal del estudio y científico planetario de la Universidad de Leicester.

La nave espacial Cassini de la NASA llegó al sistema de Saturno en 2004, y en ese momento documentó un vórtice circular, cálido y de gran altura en el polo sur de Saturno. Antes de Cassini, en la década de 1980 la nave espacial Voyager de la NASA había revelado un hexágono de baja altitud en el polo norte de Saturno. Ese hexágono es una onda duradera que se cree que está relacionada con la rotación de Saturno, similar a la forma en que la rotación de la Tierra influye en la corriente de chorro polar.

La nave Cassini observó más de cerca esta formación de hexágono de baja altitud previamente descubierta con varios instrumentos, incluido el Espectrómetro de Infrarrojo Compuesto (CIRS), un dispositivo que mide la temperatura y la composición de los objetos mediante la captura de luz infrarroja, según la NASA.


Pero debido a que era invierno en el hemisferio norte de Saturno en ese momento, las temperaturas eran demasiadas frío para realizar observaciones confiables y el CIRS tuvo que aguardar al verano, y como un año saturniano dura unos 30 años terrestres, hubo que esperar años para estudiar el polo norte.

A medida que las temperaturas en el hemisferio norte de Saturno aumentaban gradualmente, el CIRS de la Cassini descubrió el extraño vórtice polar muy por encima del polo norte. "A medida que el vórtice polar se hizo más y más visible, notamos que tenía bordes hexagonales", dijo Guerlet.


Cassini capturó imágenes de un vórtice hexagonal a baja altitud y gran altitud solo en el polo norte de Saturno, mientras que el vórtice descubierto años antes en el polo sur de Saturno era circular. Esta discrepancia entre los polos de Saturno llevó a los investigadores a sospechar que probablemente haya diferentes procesos en funcionamiento en los dos polos del planeta.

Es poco probable que el vórtice recién descrito surja de una única columna gigante hexagonal de nubes sobre el polo norte de Saturno, ya que los vientos del planeta cambian drásticamente con la altitud. Desentrañar el misterio de cómo se formó el vórtice hexagonal a gran altitud de Saturno puede ayudar a los científicos a aprender más acerca de los efectos atmosféricos.

"Simplemente necesitamos saber más", dijo Fletcher, cuyo equipo publicó sus resultados este lunes en la revista Nature Communications.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.