• Regístrate
Estás leyendo: Un año después, gran iceberg separado de la Antártida sigue atorado en su sitio
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 17:31 Hoy

Un año después, gran iceberg separado de la Antártida sigue atorado en su sitio

El inmenso iceberg A-68, que se desprendió de la plataforma de hielo Larsen C en julio de 2017, sigue más o menos en el mismo lugar, en el mar de Weddell.
Publicidad
Publicidad

El enorme iceberg que se separó de la plataforma de hielo Larsen C en la Antártida en julio de 2017 no se ha movido muy lejos, cuando se cumple un año de aquel evento.

La imagen de la izquierda muestra el iceberg A-68 el 30 de julio de 2017, poco después de que se separó del frente de hielo y luego se fracturó en dos piezas conocidas como A-68A y A-68B. La imagen de la derecha muestra la misma área el 1 de julio de 2018.


Ambas imágenes son de color falso, adquiridas con el sensor infrarrojo térmico (TIRS) en Landsat 8. Los colores indican la relativa calidez o frescura del paisaje, desde naranja (más cálido) hasta azul claro y blanco (más frío).

En un año, el iceberg A-68A se movió a una distancia relativamente corta desde el borde de la plataforma de hielo hasta el mar de Weddell. En la imagen de la derecha, el borde occidental del bloque está a aproximadamente a 45 kilómetros de su punto de partido. A-68B, el fragmento mucho más pequeño del iceberg original, está a más del doble de esa distancia de su ubicación anterior.

¿Por qué no se ha movido el iceberg?

La lentitud del iceberg A-68 no es sorprendente. Cuando paró, el iceberg tenía una superficie equivalente al doble del estado de Tlaxcala y pesaba más de un billón de toneladas. El denso hielo marino en el mar de Weddell ha dificultado que las corrientes, las mareas y los vientos muevan toda esa masa. 

El iceberg también se atascó cuando su extremo norte se encontró con las aguas poco profundas cerca de Bawden Ice Rise, un afloramiento rocoso cubierto de hielo. Aún así, el iceberg A-68A ha visto mucho movimiento: durante todo el año, los ciclos de mareas han movido el iceberg de un lado a otro como un conductor que trata de salir de un lugar de estacionamiento paralelo compacto.


A-68A continuará este baile mientras la oscuridad del invierno austral continúa hasta principios de agosto. Las imágenes térmicas ofrecen una forma en que los científicos pueden "ver" el iceberg durante la noche polar, según un comunicado.

No se sabe cuánto tiempo más el A-68A permanecerá "atascado" en el mar de Weddell. El A-68B, que es más pequeño, es un buen ejemplo de la ruta que tomaron muchos icebergs antárticos, ya que son transportados por corrientes que salen del Weddell y hacia el norte, hacia Georgia del Sur y las Islas Sandwich del Sur.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.