• Regístrate
Estás leyendo: Alertan sobre falso medicamento contra la hepatitis C
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 21:17 Hoy

Alertan sobre falso medicamento contra la hepatitis C

Pacientes de Sinaloa denunciaron a la Cofepris que en México circulaban copias falsificadas de Epclusa; aún se desconoce cuántos frascos se introdujeron al país.
Publicidad
Publicidad

El director jurídico de laboratorio Gilead Sciences México, Ricardo Valdez, alertó que en México circulan copias falsificadas de Epclusa, medicamento innovador para tratar y curar la hepatitis C crónica.

En entrevista, reconoció que hasta el momento se ignora cuántos frascos, quién falsificó y si alguna cédula del crimen organizado introdujo al país ese medicamento falsificado.

Detalló que cinco pacientes de Sinaloa denunciaron a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que se enteraron que en México circulaba dicho tratamiento apócrifo, por lo que se abrió una línea de investigación por delitos a la salud.

Con esa línea de investigación se pretende determinar quién o quiénes introdujeron el tratamiento falso, de dónde proviene y el lugar exacto dónde se fabricó; cuántos frascos están circulando realmente en el país y en qué estados; asimismo sobre una posible complicidad de autoridades médicas para venderlos a los pacientes enfermos a precios similares (cuesta entre 1.5 a 2.4 millones de pesos por persona infectada, y se toman las tabletas durante 8 o 12 semanas).

También se pretende esclarecer si se colocó en farmacias y la manera en la que fueron entregados a los pacientes, tal vez haya sido a través de distribuidores no autorizados que operan en el país y que posiblemente utilizan internet.

No se descarta tampoco una posible complicidad de autoridades aduanales, con las que, aseguró, mantienen estrecha comunicación para evitar, justamente, el ingreso de medicinas falsas provenientes de La India, Rusia, China, básicamente.

Por el momento, abundó el representante legal, por la gravedad del problema la Cofepris lanzó desde el viernes una alerta sanitaria para identificar más casos de pacientes que adquirieron esos tratamientos falsos que ponen en riesgo su vida.

En vigilancia por posibles secuelas se encuentran tres de las cinco pacientes detectadas, ya que dos no lo consumieron cuando reportaron las irregularidades detectadas en la caja; en su lugar se les otorgó la terapia innovadora aprobada por las autoridades sanitarias.

Investigaciones de la Cofepris reportaron que el tratamiento apócrifo, asegurado hasta ahora, carecen de los “niveles apropiados de sofosbuvir y velpatasvir para completar un tratamiento efectivo” contra ese virus que afecta a alrededor de 1 millón de mexicanos, de los cuales 600 mil saben que tienen la enfermedad.

El tratamiento innovador Epclusa, agregó, comenzó a comercializarse en el país y alrededor del mundo a principios de este año y la patente vence hasta el año 2032.

“No se trata de un genérico, sino de un producto falsificado que incumple con las medidas de seguridad, eficacia y que garantice la seguridad de los pacientes, algunos de los cuales, padecen además VIH/Sida”, subrayó en entrevista.

Las tabletas falsificadas fueron detectadas en Sinaloa por el número de lote 19SPFD201, con fecha de caducidad 10 / 2019, en frascos de 400/100 miligramos. Se trata de tabletas cuyo tamaño es totalmente diferente al original.

Además, las copias piratas incumplen con las normas de sanidad y de etiquetado, es decir, en lugar de contener en el frasco, caja y en el instructivo indicaciones en español están redactadas en alemán, o bien en inglés o sencillamente están en blanco, carecen de instrucciones.

El representante legal de la empresa también subrayó que el tratamiento original es distribuido de manera exclusiva por Farmacéuticos Maypo en México.

“Gilead Sciences es una compañía biofarmacéutica enfocada a la investigación, desarrollo y comercialización de terapias innovadoras en áreas médicas con necesidades no cubiertas”, aclaró tras resaltar la gravedad de aún haya frascos apócrifos.

La Cofepris detalló que el tratamiento falso se puede identificar por el contenido, sustancias activas con distintas dosificación, fechas de caducidad manipuladas o alteradas, errores en la impresión, sellos o empaques rotos o violados.

El titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (Coepriss), Jorge Alan Urbina Vidales, refirió que en Sinaloa se dio alerta a partir de denuncias ciudadanas y que como parte de la investigación fue descartar la participación de la empresa productora, Patheon Inc., de Canadá, misma que no reconoce distribuir o fabricar el producto, por lo que su procedencia aún es una incógnita.

En la actualidad, la Cofepris junto con Global de Gilead, inspectores estatales y federales, rastrean los productos falsos en farmacias y a través de internet.

Las autoridades confían en que detendrán el producto ilegal ya que de 2010 a 2017 han decomisado 405 toneladas de medicamento ilegal proveniente de China, La India, Rusia.

Según reportes de la Organización Mundial de la Salud este tipo de fármacos falsos se han convertido en un peligro negocio redituable para la delincuencia a pesar de que ocasionan alrededor de 700 mil defunciones anuales por efectos adversos o ausencia de propiedades curativas.



jbh

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.