• Regístrate
Estás leyendo: 8 cosas que debes saber tras la jurisprudencia cannábica
Comparte esta noticia

8 cosas que debes saber tras la jurisprudencia cannábica

Salud

Nico Malazartes, fundador de Cannativa, expone varios puntos a tomar en cuenta de cara al proceso que vive el país respecto a la mariguana recreativa.
Publicidad
Publicidad

Nico Malazartes es uno de los activistas latinoamericanos que más ha explorado los usos, procesos y requerimientos de la cannabis medicinal.

Fundador de Cannativa, proyecto de educación integral de la planta como alternativa terapéutica, recientemente organizó el Primer Encuentro Popular de la Cannabis en Ciudad de México, donde reunió a especialistas en diversas áreas relacionadas con el tema para convivir con los asistentes, responder preguntas e idear formas para seguir adelante con las modificaciones legales sobre la marihuana que se están dando a nivel internacional.

Con la nueva jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que permite la solicitud de un permiso para cultivarla y consumirla a través de la Cofepris —pudiendo recurrir a un amparo si se niega este permiso—, se hace necesaria la información, pero también la unidad de personas interesadas en la autonomía y la autogestión de la planta. 

El brasileño, que vivió durante varios años en México y ahora labora en otro país latino donde hace investigación sobre cultivo, no quita el dedo del renglón y propone una forma popular de conocimiento y unidad en torno a la mariguana

Estos son algunos de los puntos que expone:

No al elitismo

“Es importante no reproducir el mismo modelo elitista que teníamos, donde el médico es la autoridad que dice cómo usar la medicina, el político es quien dice cómo legislar, los de traje y corbata son los que quieren hacer plata educando y la gente desesperada por encontrar un tratamiento les sigue armando el escenario a todos ellos.”

Entender la mariguana

“Necesitamos abrir, explorar, entender a la cannabis, no alejarnos del tema. Nosotros buscamos sinergias con las mujeres de Mamá Cultiva, con Alonso Fumanchu y otros amigos, para hacer un encuentro que fuera popular, gratuito, en un huerto. Esa es la cara que queremos darle a la mariguana".

Para la mamá, el papá, la abuelita...

“Los pachecos ya están convencidos de las virtudes de la planta. Lo que hace falta es atraer a la mamá, al papá, al enfermo, a los familiares, a quienes no tienen acceso al material ni saben cómo enfrentarse a un proceso judicial”.

El club cannábico

“Desde Cannativa queremos comenzar con la formación de cooperativas y comunidades tradicionalmente conocidas como clubes cannábicos. Aún no podemos tener eso legalmente, pero se pueden ir formando asociaciones para educar y tener acceso a productos de calidad donde haya algunos cultivadores, asesorías jurídicas para saber hasta dónde podemos llegar y cómo presionar en las leyes. Eso más los profesionales de la salud, quienes tienen que acompañar, preguntar, tener una retroalimentación. Es importante comprender que no está escrito en los libros médicos cómo hacer los fármacos, cómo fumar la flor para aprovechar sus bondades, así que es importantísimo estar en un ambiente con ese feedback colectivo”.

¿Negocio?

 “Un grupo que funcione de manera unida puede dar tareas individuales, invitar al usuario a ver al cultivador para saber qué planta está tomando. No todos podrán cultivar porque se necesitan varias cosas y tiempo, pero hay gente que puede, sabe y quiere cultivar para los demás. Eso no es venta, no hay fines de lucro; el cultivador recibe un salario por su trabajo como en cualquier lugar y si acaso se cobraría una anualidad por la que se darían los fármacos cannábicos. Todo se reinvertiría en la misma cooperativa”.

Amparo colectivo

“Queremos explorar la alternativa colectiva, como una asociación que pide un amparo en lugar de hacerlo a nivel individual, como se puede hasta ahora. Nuestra propuesta es que es y será mejor autoproducir la propia medicina. Apostamos mucho por el autocultivo. Ahora deseamos asociarnos con personas de diversas especialidades para hacer cosas de más calidad, más allá de las grandes farmacéuticas”.

Prueba y error

“Hay un punto muy importante: la de la cannabis no es una ciencia exacta, como la medicina alópata. Tienes que probar cosas diferentes para ver qué te funciona. No es un producto estandarizado, aunque la de las grandes farmacéuticas es una discusión válida, es importante tener una estandarización, para que si algo ayuda a una persona, se sepa cómo regresar a esa cura o mejorarla". 

Derecho de todos

“La planta produce solita todas sus propiedades, porque hizo una síntesis para sobrevivir en su entorno, no es algo aleatorio, es armónico. Esa armonía es la que evita los efectos colaterales del CBD aislado (cannabidiol), del THC aislado (tetrahidrocannabinol). Debes saber por qué el CBD puro puede provocar convulsiones en vez de ayudar a quitarlas y cómo es que el THC (elemento psicoactivo) puede dosificarse para generar mayores virtudes. Es una tarea ardua, pero no vamos a darnos por vencidos, porque estamos convencidos de que la cannabis es un bien de la humanidad y todos tenemos derecho a acceder a ella”. 

​ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.