Los reyes de Bélgica realizan primera visita de Estado a la vecina Holanda

La reina Matilde y el rey Felipe de Bélgica, y el rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima de Holanda.
La reina Matilde y el rey Felipe de Bélgica, y el rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima de Holanda. (EFE)

Por: EFE 


Los reyes Guillermo-Alejandro y Máxima de Holanda recibieron hoy en La Haya a Felipe y Matilde de Bélgica, que realizaron así su primera visita de Estado al país vecino.

En ambos casos los jóvenes monarcas han tomado este año el relevo generacional a la reina Beatriz de Holanda y al rey Alberto de Bélgica.

Los reyes de Holanda saludaron a Felipe y Matilde de Bélgica en la entrada delantera del Palacio de Noordeinde, en La Haya, mientras que la ahora princesa Beatriz solía recibir a los monarcas y jefes de Estado o de Gobierno en el patio trasero del palacio.

Las reinas consortes eligieron vestidos de corte sencillo para la ocasión: Matilde optó por uno rosa fucsia de manga francesa y escote barco, mientras que Máxima se decantó por uno azul marino, de manga corta y adornado con una gran lazada del mismo color sobre el hombro izquierdo.

Ambas coincidieron en cubrir sus cabezas, con una pamela en el caso de Matilde y un tocado estilo Jackie en el de Máxima, además de que ambas llevaban el pelo en un semirecogido, poco habitual en la reina holandesa, que desde la coronación de su esposo prefiere los recogidos al pelo suelto.

Los reyes belgas han optado, igual que los monarcas holandeses en sus primeros viajes oficiales al exterior, por una visita corta de apenas un día, en contraste con este tipo de acontecimientos de generaciones reales anteriores, que se prolongaban al menos dos jornadas.

Tras el almuerzo en el palacio, que contó con la presencia de la princesa Beatriz, los monarcas belgas, acompañados por el primer ministro Elio Di Rupo y del ministro de Exteriores Didier Reinders, se reunieron con los presidentes del Parlamento y del Senado holandeses, Anouchka van Miltenburg y Ankie Broekers-Knol, respectivamente.

También se entrevistaron con el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, como parte de su visita de presentación al país vecino.

Felipe de Bélgica tomó el relevo de su padre, Alberto II, el pasado 21 de julio, tras el anuncio de abdicación de su progenitor por cuestiones de salud.

Tras su coronación el pasado 30 de abril en Holanda, Guillermo-Alejandro y Máxima tenían prevista su primera visita de Estado a Bélgica, pero ésta se anuló al conocerse el anuncio de abdicación de Alberto II.

La nueva pareja real belga es la que visita a los monarcas holandeses, porque el protocolo manda que los reyes más recientes sean quienes visiten a los que reinan por más tiempo.

Guillermo-Alejandro y Máxima de Holanda parten hoy a Moscú en una visita de Estado que se produce en un contexto de tensión entre ambas naciones a consecuencia de la detención en Rusia de un barco de bandera holandesa de la organización ecologista Greenpeace.

Algunos de los tripulantes de la embarcación de la organización ecologista, entre ellos dos neerlandeses, han sido acusados de vandalismo por las autoridades rusas.

Rutte dijo recientemente que no está previsto que el rey holandés aborde esa detención durante la visita a Moscú ya que es una cuestión política que además ahora está en manos del Tribunal del Derecho del Mar en Hamburgo (Alemania).


< Anterior | Siguiente >