Pedro Lourenço, el joven talento de la moda brasileña

Por: AFP

Antes de los 18 ya tenía colecciones, a los 19 debutó en la Semana de la Moda de París y hoy, a los 23, el brasileño Pedro Lourenço tiene un nombre en la moda dentro y fuera de su país.

A fines del año pasado la revista Forbes lo incluyó en su lista anual de los 30 jóvenes con menos de 30 años que destacan por su talento en áreas como moda, educación, música, ciencia y salud, deportes o tecnología.

Junto al estadounidense Alexander Wang, director creativo de Balenciaga, o las gemelas Ashley y Mary-Kate Olsen por su marca de ropa The Row, Lourenço apareció en la lista como "un nombre muy comentado entre los 'insiders' de la moda".

La revista recuerda que Pedro nació "en una familia fashion" -es hijo de los diseñadores Reinaldo Lourenço y Gloria Coelho- por lo que está "más que familiarizado con el funcionamiento interno del comercio del ramo".

 

Modernidad y tradición

 

"Mi trabajo para mí es como respirar", dijo el jueves en Sao Paulo, donde presentó su colección 2014 en la Semana de la Moda.

Ya estuvo antes en esta pasarela, la más importante de América Latina, pero es una primera vez con su propia colección.

Inspirada en la cantante de samba luso-brasileña Carmen Miranda, un ícono del cine y la música de la primera mitad del siglo XX, la colección que mostró el jueves ya había sido presentada a inicios de octubre en la Semana de la Moda de París.

Referencias a piñas y mariposas -nada literales- y una combinación de técnicas como bordado a mano o cortes con láser dieron a la colección un aire de modernidad y tradición que, según Lourenço, es lo que le interesa investigar.

"Hay que hacer cosas para la época en que vivimos", comentó en el backstage del desfile. "Me gusta hacer una síntesis. Meter todo a la licuadora, mezclar y obtener algo nuevo".

"Estamos un poco estancados. Yo siento que está faltando desarrollo tecnológico y me interesa investigar la fusión de la alta tecnología con la costura para crear algo nuevo", comentó a la AFP.

 

De Brasil al mundo

 

Es joven, guapo, con fama de tener un carácter difícil. No aceptó fotografías ni grabaciones durante el desfile y recibió a la prensa después de la presentación para hablar sólo de la colección.

"Niño mimado", le dijo hace unos años una conocida consultora de moda brasileña, Gloria Kalil.

Su centro de operaciones está en Sao Paulo pero su nombre ya traspasó las fronteras y su intención es instalarse en Europa. Es uno de los pocos diseñadores brasileños con un nombre fuera del país.

"Venir a instalarme aquí es realmente una de las ideas que tengo en mente, y es una meta hacia la cual quiero enfocar mis energías el año próximo", dijo en París después de presentar su colección en un show online.

"Yo soy globalizado", afirmó este joven que comenzó a crear a los 12 años y que completó su formación trabajando en Francia con Giambattista Valli.

Lourenço usó crepé, tul, gamuza, organza, cuero, lana y lamé para las prendas de su colección 2014, en tejidos elaborados en Italia, Suiza y también en Brasil. Las faldas y vestidos, en el ruedo, tenían un efecto degradé con miles de cristales bordados a mano mientras que los pantalones, de talle muy alto, acentuaban el largo de las piernas y remarcaban la cintura.

La piezas de su colección daban al cuerpo un efecto de desnudez, un aire sensual con el que dice identificarse.

"Me gusta homenajear a Brasil y me gusta mucho la sensualidad de la mujer brasileña", afirmó.

nr/lbc/ad



< Anterior | Siguiente >