El diseñador Paul Smith exhibe su lado más personal en Londres

El diseñador británico, Paul Smith
El diseñador británico, Paul Smith (EFE)

Por: EFE





El diseñador británico Paul Smith presentó hoy en el Museo del Diseño de Londres una muestra sobre su larga trayectoria en el mundo de la moda con objetos personales,

prototipos de ropa y reproducciones de sus espacios de trabajo.


La exposición sumerge a los visitantes en el día a día de Paul Smith a través de su archivo personal y explora las diferentes fases de diseño y producción de las prendas que luego se exponen en las centenares de tiendas que su firma tiene repartidas por el mundo.


"La exposición está hecha con el corazón, no con la cartera", aseguró Paul Smith, de 67 años, en la presentación de la muestra, de la que quiso recalcar que "no es una simple retrospectiva".


La exhibición, que se inaugura mañana y se podrá ver hasta el 9 de marzo, se inicia con una reproducción a tamaño real de la primera tienda de este modisto, en realidad una habitación de doce metros cuadrados que abrió en 1970 a los 24 años en su natal Nottingham (centro de Inglaterra).


También se reproduce su despacho de trabajo diario, el estudio de diseño ubicado en el barrio londinense de Covent Garden y su improvisado primer "showroom" montado en un hotel de París, donde expuso encima de una cama dos camisas, dos jerséis y dos trajes.


"En los tres días que lo tuve expuesto, solo vino una persona", recordó Paul Smith, que animó a los jóvenes a seguir sus pasos para iniciarse en el mundo de la moda.


El título de la exposición, "Hola, mi nombre es Paul Smith", tiene su origen en los primeros años de su carrera como diseñador de moda, cuando se presentó en una fábrica para pedir trabajo y pronunció esa frase ante el encargado.


Su pasión por la fotografía y el ciclismo también tienen un espacio en la muestra, con la exhibición de una cámara analógica de 1958, algunas de sus bicicletas y una colección de maillots ciclistas.


El artista tampoco quiso olvidar una de sus primeras colaboraciones con la famosa marca de coches Mini en el diseño del exterior de uno de sus modelos, una camiseta conmemorativa del último álbum del músico de rock británico David Bowie y la importante figura de su mujer Pauline, que estudió la carrera de moda en el Real Colegio de Arte de la capital británica.


"Le debo mucho a mi esposa. Sin ella nada de esto habría ocurrido", destacó Smith, que se casó con Pauline en el año 2000. Paul Smith, que proyecta en la exposición su último desfile para presentar la colección primavera-verano de 2014 en París, reconoció

que no es "demasiado fan" de los desfiles de moda, pero los consideró "necesarios para mostrar las piezas al mundo".


Como si se tratara del último paso en el proceso de elaboración de una prenda, la muestra concluye con unas 40 piezas de ropa diseñadas a lo largo de su dilatada carrera con el cuero, colores chillones y estampados como protagonistas.


"Son unas prendas arraigadas en la tradición, pero al mismo tiempo con un toque de modernidad", dijo el diseñador británico, que anualmente elabora una media de 28 colecciones.


Paul Smith, nombrado en el 2000 caballero del imperio británico por la reina Isabel II, es uno de los diseñadores y minoristas más importantes del Reino Unido, con tiendas en ciudades como Londres, Dubai, Bangalore o Los Ángeles.


Su filosofía de trabajo está basada en el positivismo y así lo demuestra el mensaje impreso en la pared al término de la exposición, que invita a su reflexión: "Cada día es un nuevo comienzo". EFE

< Anterior | Siguiente >