La Reina de España, un estilo único

 La Reina Sofía junto a la presidenta de la Fundación Mujeres por África, María Teresa Fernández de la Vega, y el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle
La Reina Sofía junto a la presidenta de la Fundación Mujeres por África, María Teresa Fernández de la Vega, y el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle

Por: EFE

Práctica y discreta y con un estilo propio forjado a lo largo de su vida, la Reina de España viste de manera impecable tanto en los actos oficiales como en su vida privada según explicaron diseñadores y expertos en protocolo, con motivo de su 75 aniversario, mañana 2 de noviembre.

La diseñadora Margarita Nuez, que vistió a la Reina durante veinticuatro años, aseguró a Efe Estilo que doña Sofía "huye de las tendencias y se viste de manera cómoda y práctica con prendas que le otorguen mayor seguridad, acorde a su propio estilo".

La Reina conoció el trabajo de la modista a través de una clienta. "Sonó el teléfono y me dijeron que en veinte minutos llegaría doña Sofía, empecé a enseñarle cosas y me hizo unos encargos", explica Nuez, quien reconoce que no contaba con bocetos para mostrarle.

Considera que la Reina es una persona con "carácter" con una "gran personalidad", y que sabe perfectamente "lo que quiere" y "lo que no".

"Es una mujer práctica, que se viste muchas horas al día y le gusta amortizar su armario", desvela la diseñadora, quien asegura que a lo largo de estos años, entre la Reina y ella ha habido "un buen entendimiento" y una "estrecha" colaboración.

Un trabajo en el que ambas aportaron ideas para confeccionar prendas oficiales y otras más informales y que desde hace algún tiempo lleva su hija. "Ahora estoy retirada, he delegado en mi hija Patricia", explica la modista.

Son tantas las creaciones que cosió para la Reina que no puede recordar todas, pero se siente muy "orgullosa" del vestido de seda en degradé que luce doña Sofía en uno de sus retratos oficiales. "Se lo confeccioné para la boda de Ana Aznar".

Por su parte, el diseñador Juan Duyos se confiesa "fan de la Reina", y considera que doña Sofía, "sin seguir tendencia alguna, ha creado un estilo que la identifica, un estilo de sobresaliente sin subirse a ningún carro".

En líneas generales, la soberana prefiere vestirse con firmas de modistos españoles antes que recurrir al "prêt à pôrter" de los diseñadores extranjeros.

Duyos, aunque reconoce que a lo largo de los años doña Sofía ha apoyado a la moda española, le gustaría que "ampliase su abanico de diseñadores con sello 'made in Spain'".

El presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España, Modesto Lomba, señala que el estilo de la Reina "está muy definido, no el de una mujer obsesionada con la moda", y recuerda que "jamás ha cometido deslices".

 "Doña Sofía se viste ciñiéndose a los márgenes del protocolo. Es reina las veinticuatro horas del día", señala, por su parte, la experta en política y moda, Patrycia Centeno, quien añade que "pocos fallos indumentarios se le pueden encontrar".

En su vestuario, más que el lujo desmedido, predomina el buen gusto y el conocimiento del lenguaje de la moda, algo de lo que doña Sofía puede presumir desde muy joven, "prueba de ello, son las minifaldas que lució en la década de los sesenta", dice Centeno.

Sin complejo alguno, la Reina modifica, estrecha, ensancha o acorta su fondo de armario para estar siempre impecable. "Es austera, evita derroches", asegura la experta en política y moda.

Tampoco le importa repetir modelo. Siente preferencia por determinados trajes que no duda en volver a lucir. "La elegancia y el estilo no se adquieren con otros nuevos. Es muy sensata y conocedora del lenguaje de la moda", dice Centeno.

Tiempo atrás, fue considerada la mujer mejor vestida de la realeza europea, y esta línea la ha mantenido a lo largo de los años. "Ha respetado a España y a sus tradiciones, prueba de ello es lo bien que luce la mantilla española y el abanico".

En su ropero oficial abundan los trajes de chaqueta con falda, los conjuntos camiseros clásicos y los vestidos. "Sus estilismos no están sobrecargados", puntualiza Centeno.

El traje de chaqueta con pantalón queda relegado a viajes o eventos puntuales, lo que le permite mayor comodidad y facilidad de movimientos. Se protege de las temperaturas bajas con abrigos de lana, capas o echarpes.

Para los actos oficiales de tarde-noche o bodas, doña Sofía prefiere vestidos y conjuntos con largo al tobillo o a la pantorrilla. "Los vestidos largos y más ornamentados son exclusivamente para las cenas de gala o fiestas de noche", explica Centeno.

 Las prendas más "casual" las reserva para los periodos estivales.  "La Reina es práctica, busca la comodidad en pantalones, camisolas, polos, mocasines y menorquinas", detalla la experta, quien recuerda el estilismo informal en blanco y rojo de la Reina aderezado con un bolso con la imagen de sus ocho nietos el pasado mes de julio en Mallorca (archipiélago español de Baleares).

Los colores rosa, blanco, beige, gris perla, rojo apagado, verde manzana, fucsia, verde claro, azul cielo, azul plomo o gris petróleo son algunos de sus favoritos.

Sus elecciones gravitan sobre una amplia paleta de colores sobrios, fáciles de combinar entre sí. "Doña Sofía recurre a estampados contenidos y una paleta cromática atractiva", cuenta Centeno.

La Reina de España evita los sombreros y las joyas llamativas. No utiliza pieles. Adora los collares con cierto aire étnico y de piedras de colores. Siempre suele lucir relojes en el brazo izquierdo y varias pulseras finas en ambas muñecas.

En cenas de gala es cuando doña Sofía luce piezas de más empaque como gargantillas y pendientes de oro blanco y brillantes o collares de perlas.

"A la Reina no le gusta la ostentación, prefiere joyas discretas

y contenidas, aunque cuenta con fabulosas tiaras, broches y aderezos muy especiales", explica el gemólogo y experto en Joya Antigua Ernesto Gutiérrez, propietario de la joyería Bárcena.

Una de las señas de identidad del estilo de la Reina es su cabello. "Es un peinado muy reconocible, que le sienta muy bien y con el que ella está muy a gusto", comenta Centeno, quien recuerda que la Reina Federica de Grecia, madre de doña Sofía, también fue fiel a un mismo peinado.

Un peinado que solo en ocasiones realza con discretos tocados o con un pañuelo a modo de diadema, en sus temporadas de descanso en Mallorca.


< Anterior | Siguiente >