“No todo es lujo y venta”: Carmen Adkins

Julio Cesar Romero Sánchez 


Con esas palabras, Carmen Adkins, directora de Olay México, comenzó una charla, en la que habló del impacto de las nuevas tecnologías sobre la imagen femenina que se vive en esta ciudad, y aclaró que la vanidad no debe estar peleada con la salud de la mujer mexicana contemporánea y añade que la exigencia de la sociedad, ha hecho más fuerte a la marca.

En un desayuno que tuvo lugar en el bar Tomate, Polanco, donde la actriz Geraldine Galván y Laura Carmine, así como Alessandra Rosaldo conocieron más acerca de esta tecnología de belleza.

¿Qué impacto tienen las nuevas tecnologías en la estética femenina?

Toda la diferencia del mundo, desde que he estado en este mercado, ya casi 20 años, todo comenzó con las clásicas vitaminas y al día de hoy ya comienzas a hablar de otro tipo de tecnología que da resultados a un corto plazo.

No hay producto en el mundo que quite las arrugas, pero lo que sí hace es disminuir las apariencias de esas arrugas, como es el caso de X, entonces lo que haces es rellenar, entonces si estamos hablando de hace unos años, esa tecnología no existía. La tecnología, todos los años es como la electrónica, se va volviendo obsoleta y sale algo nuevo. Va a seguir existiendo algún otro producto, pues no porque ya es obsoleto, entonces las consumidoras con tanto acceso a la información, son muy educados y están a la vanguardia, debes estar actualizado, sino se pierde.

Y ahora la gente exige más.

Claro, exige mucho más. Porque ya es una consumidora informada.

¿Qué tanto afecta la presión social en la imagen de las mujeres?

Esa es una pregunta muy interesante, especialmente cuando empezamos hablar de las mujeres latinas contra otros mercados como Estados Unidos, en México tendemos a ser muy aspiracionales, me refiero a que vemos algo y decimos “¡Ah quiero verme como esta mujer!”.

Cada vez queremos y nos hace sentir emocionalmente mejor el vernos bien, entonces si tiene un impacto muy importante para nosotros y más en la mujer latina que en la mujer de EU, porque parece ser que son más contentas al decir: “yo soy quien soy” o “me aceptan como soy, no me importa”. Y aquí no, aquí las mujeres se preocupan mucho más de su apariencia porque las hace sentir mejor el verse bien.

Y es un reto más para su marca.

La belleza inicia desde un cuidado facial, una buena piel y después con eso viene el cosmético con el que te maquillas. Pero si no tienes una buena piel, no importa qué maquillaje te pongas, ya que es más difícil obtener ese look con el que te sientas bien tu misma.

El concepto de belleza cambia según las culturas. En México, ¿en qué basan su belleza las mujeres?

Tiene que ver mucho con la tendencia, dependiendo las edades, con la influencia de tu grupo de amigos, con temporalidades, tiene que ver con lo que estás vistiéndote actualmente o con el cambio de regiones. Por ejemplo, en un una región pueden estar más de moda algunas tonalidades, entonces no hay una cosa específica que lo dicta. Si lo tengo que decir en una frase es “la tendencia de moda, lo que dicta”.

¿Y qué está haciendo Olay para satisfacer las necesidades de las mujeres y protegerlas al mismo tiempo?

Nosotros lo que estamos haciendo es que toda la tecnología que en los productos que lanzamos sean seguros hacia la mujer. Antes de lanzar un producto o alguna tecnología, pasa varias y rigurosas pruebas, pero nosotros al mismo tiempo hacemos campañas sociales, en el sentido de conocimiento de educar a la consumidora.

La última campaña que hicimos fue en octubre sobre la autoexploración en lo que tiene que ver con el cáncer y no tiene nada que ver con producir ventas. Esta campaña que lanzamos en Youtube se relaciona con las frutas, pero fue tan diferente que obtuvimos de 2.6 millones de likes y fue filmado aquí en México y relacionado con la fruta, pero ¿Por qué con la fruta? Porque cuando tú tocas la fruta, puedes detectar si está mal, entonces es tan sencillo detectar y explorarte igual. ¿Y qué hace esto? Salvar vidas.  La presentamos y nos fuimos con algunas tiendas departamentales, les encantó y lo único que les pedimos fue: “déjanos poner esta etiqueta en las frutas con la frase “Autoexplorarte te puede salvar la vida”.”

No sólo pensamos en hacer campañas por querer vender, somos muy conscientes de las mujeres, mi equipo son mujeres, entonces creo que estamos más conectadas.

< Anterior | Siguiente >