• Regístrate
Estás leyendo: Una guía de sexualidad masculina
Comparte esta noticia

Una guía de sexualidad masculina

Publicidad
Publicidad

EL SEXÓDROMO

Verónica Maza Bustamante

elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

FB: La Doctora Verótika


La sexóloga, terapeuta de parejas y consteladora familiar Alessia Di Bari presenta su nuevo libro, Saber escoger. Guía de sexualidad para hombres (editorial Vergara), que aboga por una sexualidad sana para ellos y sus parejas en donde se integre tanto el placer como el disfrute compartido o las prácticas eróticas con la idea de ser hombre, nuevas masculinidades, autoconocimiento y la actualidad en cuanto a tecnologías aplicadas a la educación sexual.

Les comparto aquí una charla con ella al respecto.

Hace dos años presentaste la guía para mujeres y ahora te enfocas en la temática masculina. ¿Por qué salieron en ese orden?

Cuando la editorial me propuso escribir un libro, de inmediato pensé en esta guía de sexualidad para hombres, pero me dijeron que comenzáramos con el de las mujeres porque son las que compran libros de autoayuda. Ahora pude concretar ese deseo.

Se habla poco de la parte emocional que viven los varones. La mayoría de libros se enfoca en cuestiones de desempeño: cómo durar más, cómo ser mejor amante, pero eso está muy estereotipado y sigue existiendo en ello una exigencia hacia los hombres. En Saber escoger insisto en que, para realmente poder elegir lo que queremos, necesitamos tener opciones. De lo contrario no podemos elegir nada, simplemente tomar lo único que sabemos hacer y ya. Mientras más grande sea el abanico de posibilidades, más libertad se tiene para elegir algo que se adapte a cada uno. Es vital tener la posibilidad de escoger lo mejor para ti, que te vayas cuestionando, observándote y determinando lo que quieres.

Manejas una idea necesaria en la sexualidad del hombre: las nuevas masculinidades. ¿Crees que ellos están confundidos porque creen que no pueden, deben o quieren integrarse a estas tendencias?

Hay una crisis de la masculinidad. También de la feminidad, pero nosotras nos tuvimos que cuestionar antes que ellos estos asuntos. En los estereotipos de género que responden al contexto cultural y a cierta estructura o momento social en un tiempo determinado, no está contemplado que existen muchas formas de ejercer, vivir y practicar la masculinidad y la feminidad. Quisiera que las mujeres entendiéramos también las nuevas masculinidades y la forma de ser de los varones para no seguir reprimiendo las emociones o intenciones que ellos tienen.

Últimamente he escuchado a varios hombres decir que el éxito de una relación amorosa es decirle que sí en todo a sus mujeres, pero creo que eso es simplemente echar la basura bajo el tapete.

Habrá a quien le funcione, pero estar en pareja no tiene que ver con “dar el avión”. Entiendo que la mayoría de las personas no quiere problemas, pero a veces con una solución así creamos otra bronca. En el fondo es miedo a no saber enfrentar los problemas, a no querer hablar, a lastimar a la pareja o no cumplir sus expectativas lo que nos lleva al silencio. En un proceso terapéutico hay que enfrentar problemas, ser valientes para superar esos temores.

En tu libro hay un apartado sobre cómo pueden los hombres hablar de sexo con sus parejas. ¿Es sencillo?

Creo que si nos es posible hablar sobre sexualidad en pareja, tocar estas fibras tan sensibles, lo que nos gusta, lo que no, lo que nos gustaría, podríamos hablar sobre cualquier cosa. Si lo dejamos pasar, no se va, sino se vuelve más grave el conflicto.

Llegar a acuerdos es básico, ¿no? Pero renovarlas con frecuencia, no únicamente una vez en la vida.

Este asunto de volver a encender la llama, recuperar la pasión, es uno de los grandes temas de la consulta. Asumimos que conocemos a nuestra pareja, que ya no nos sorprende, que siempre es lo mismo y no hay mucho más por hacer, se acaba la curiosidad. Se nos olvida que vamos cambiando, que el día a día va teniendo un impacto en mí y por ello va modificando quién soy. Ahora no soy la misma que hace un año, y mucho menos que hace 10 o 15.

Hablas sobre la tecnología enfocada al sexo. No siempre el internet y los ‘gadgets’ son los mejores maestros si no sabemos cómo usarlos.

Antes no había acceso a la información, pero ahora hay un exceso. Todo nos lo venden con sexo, pero hay que aprender a ser críticos y discernir qué nos funciona y qué no. Cuando trabajo con adolescentes me doy cuenta de que San Google no siempre tiene toda la verdad o nos sirve. Hay que hacer un juicio propio para integrarlo a nuestra vida personal, así como a la colectiva. Hay que disfrutar, fajar, probar, recordar que tenemos todo un cuerpo, no únicamente una partecita. Hay que alimentar la creatividad, sin miedos pero con buena información.

***

3 JUGUETES SEXUALES PARA ELLOS

LELO Ora 2 para simular sexo oral

Es un sofisticado simulador de sexo oral para ellos. En su segunda versión ofrece algunos cambios frente al 1, como una vibración con rotación que recuerda lo que puede hacer una lengua a lo largo del pene. La intensidad del movimiento se puede controlar, lo que resulta muy útil para que cada usuario elija la manera en que más le gusta. Además, es capaz de simular lamidas, apretones y demás suertes que se pueden ir intercalando.

Masajeador de próstata del Dr. Joel Kaplan

Su forma ayuda a que alcance y estimule el famoso Punto P masculino, es decir, la próstata, pudiendo aplicar en ella diversos tipos de vibración. Es resistente al agua. Está elaborado con látex y puede ser utilizado en soledad o en pareja, incluso durante la penetración. También se puede usar para estimulación anal femenina.

TENGA Masturbador masculino

No solo es lindo su color rojo y su forma espacial; en su interior guarda el secreto de las texturas para que la experiencia manual tenga ese extra. La innovación está en su canal ajustable a todas las medidas, la suavidad de sus materiales y la posibilidad de que cada quien emplee el ritmo e intensidad que desee.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.