QrR

Entre el thriller y el amor

Miles Ahead no es una biopic en sentido estricto.
(Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Silvia Herrera

El actor Don Cheadle se vuelve un mil usos en Miles Ahead, su película sobre el trompetista Miles Davis, que ya puede considerarse un clásico a la altura de ilustres predecesoras como Round Midnight, Bird y Mo’ Better Blues.

* * *

Miles Davis (26 de mayo de 1926-28 de septiembre de 1991) hubiera cumplido este 2016 90 años. A 25 años de su muerte, con la película Miles Ahead (2015), el actor Don Cheadle parece rendirle un homenaje. Con ella Cheadle cumple el sueño de casi todos los actores: estar también detrás de la cámara. Además de dirigir, Cheadle participó en el guion, produjo y tocó la trompeta. (Curiosamente, fue apoyado en este rubro por un “enemigo” declarado de Miles: el también trompetista Wynton Marsalis, un tradicionalista declarado que siempre cuestionó su periodo eléctrico). La película no se ha estrenado comercialmente en México, y a pesar de los buenos comentarios que ha tenido es difícil que esto suceda. Miles Ahead ya forma parte de las películas de culto con temas jazzísticos como Round Midnight (Bertrand Tavernier, 1985), Bird (Clint Eastwood, 1988) y Mo’ Better Blues (Spike Lee, 1990).

El proyecto comenzó a gestarse por un vago comentario cuando Cheadle audicionó para la película Ali (2001), que protagonizó Will Smith. En 2006, al entrar Miles al Salón de la Fama del Rock, el actor comenzó a tomarlo en serio por lo que expresó un sobrino del trompetista en el sentido de que Cheadle era el único actor que podía interpretar a Miles. Originalmente llevaba el título de Kill the Trumpet Player, referencia a la cinta de François Truffaut Tirez sur le pianiste (1960).

Miles Ahead no es una biopic en sentido estricto. Después de varios ensayos, la familia de Miles aceptó que se tratara su faceta de pendenciero (en inglés emplean la palabra “gansteril”, que no es totalmente exacta). Hay dos líneas narrativas: la primera ocurre a finales de los 50, cuando conoce a la bailarina Frances Taylor, con la que vive un intenso y conflictivo romance: terminará casándose con ella, y su rompimiento lo dejará inevitablemente destrozado. Pero, como le hace notar ella, lo que duró la relación terminó siendo uno de sus periodos más creativos; y cómo no, si durante este tiempo graba dos absolutas obras maestras: Kind of Blue (1959) y Sketches from Spain (1960). En la película, a pesar de todos los elogios que recibió Kind of Blue, y seguramente teniendo en mente la polémica que suscitó su grabación por la presencia del pianista Bill Evans, Miles dice que el disco fue una equivocación y que prefiere Sketches from Spain, cuyos arreglos fueron realizados por otro Evans —Gil—, quien colaboró con él en otras producciones. Para quien quiera conocer a Frances puede buscar la portada de Someday My Prince Will Come (1961), disco que aparece varias veces en la película. La otra línea narrativa, donde encontramos el lado pendenciero que mencionamos, y con el que arranca Miles Ahead, es su lapso de retiro de los escenarios entre 1975 a 1981, años en los que salen los álbumes Agharta (que sí se menciona) y The Man with the Horn (que no se menciona). En la película se cuenta que Miles tiene una cinta grabada con material que significaría su regreso, por el cual ha pedido una buena cantidad de dólares a los ejecutivos, el cual obviamente ha generado expectación en varios ámbitos. Un periodista de Rolling Stone (Ewan Mcgregor) tiene que entrevistarlo y un gánster, éste sí de a de veras, quiere que contrate a un joven músico protegido suyo. Luego de que el periodista lo ayuda a conseguir “doña blanca”, llegan a la casa de Miles donde una amiga ha organizado un pachangón sin avisarle. El periodista descubre el mueble donde Miles guarda su preciada cinta; cuando está punto de robársela, aparecen sorpresivamente el mafioso y su protegido, quienes se la llevarán. A partir de ese momento, esta parte de la historia se convierte en un thriller. En una parte, hablando de su cambio estilístico (de su fase acústica a cuando inventa el jazz-rock) Miles le aclara a un periodista que ya no hace jazz, sino “música social”. Aparecen asimismo aspectos musicales como la grabación de un tema de Porgy and Bess, con el productor Teo Macero y Gil Evans, una ejecución en vivo donde participan Bill Evans y John Coltrane.

Tanto el curioso como el verdadero fan pueden completar un “paquete Miles”, haciéndose del soundtrack de la película (Sony Music, 2016) del que sobresale el tema “What’s Wrong With That?”, escrito por Cheadle, Robert Glasper y Marcus Strickland en el que vemos a Cheadle tocar la trompeta y a Antonio Sánchez, Esperanza Spalding, Herbie Hancock y Wayne Shorter como parte de la banda. El paquete se completa con la caja de tres CD The Hidden World of Miles Davis (Sony Music, 2016) que recupera grabaciones de sus periodos be bop y cool. Incluye “Flamenco Sketches”, de Kind of Blue, donde Bill Evans toca el piano con aires a lo Erik Satie. Sublime.

< Anterior | Siguiente >