• Regístrate
Estás leyendo: Sexo y realidad virtual
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 21:45 Hoy

Sexo y realidad virtual

Publicidad
Publicidad

EL SEXÓDROMO

Verónica Maza Bustamante

elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

FB: La Doctora Verótika

Entre todos los gadgets, apps, inventos y posibilidades eróticas que nos ha dejado este 2016 se encuentra, en un nivel prioritario, la exploración de la realidad virtual enfocada en la práctica erótica. Si hasta hace poco la visión de una persona con unos lentes enormes sobre sus ojos, que le permitían ver una realidad distinta de la experimentada más allá de la pantalla, se centraba en una experiencia relacionada con paisajes, museos, el cosmos y ciertos videojuegos, ahora se puede comenzar a hablar de una nueva realidad virtual estructurada en función del placer.

Cada vez surgen más aplicaciones y videos con la posibilidad de hacer sentir al espectador que está experimentando un round sin calcetines con la persona que desea o con una que no conoce (quizá que no existe en la vida “real” de acá afuera, que hasta hace poco era la real-real) pero que le promete vivir una aventura fuera de serie.

Como explica María Fernanda Díaz, editora de contenidos de Grupo Mediatelecom, para filmar videos de realidad virtual es necesario realizar una serie de tomas en ángulos diferentes que acomoden al espectador de tal manera que pueda integrar el movimiento de su cabeza en todas direcciones. El rodaje se realiza a partir de 60 fotogramas por segundo (por lo que resulta más cómodo ver los contenidos), pues una tasa de fotogramas más alta “puede producir la sensación de mareo por parte del usuario”.

Aunque sitios como BaDoink y Kink.com utilizan cámaras GoPro, hablamos de técnicas complejas, no únicamente de grabar a una persona con la intención de excitar a otra. Es la moderna cinematografía, que tiene nuevas reglas y visiones.

Independientemente de la manera en que se filman, las películas de realidad virtual “dependen en gran medida del dispositivo que el espectador use; sitios web han hecho todo lo posible para atender a tantos usuarios como sea posible mediante el apoyo de cada dispositivo de realidad virtual, ya sea el Cardboard, Samsung VR y el desarrollo de Oculus Rift”.

Ya con el video grabado, quien lo emplea puede tener una visión de 180 a 360 grados con restricción de posición. Quien haya empleado este tipo de visores sabe que puede mover la cabeza hacia los lados, arriba y abajo, pero no todas las posturas eróticas están enfocadas en estas posibilidades (por suerte). Algo tan sencillo como realizar una intensa posición del misionero implica cerrar los ojos, mirar hacia la almohada, regresar la visión al frente, besar a la contraparte, volver a cerrar los ojos, llevar las pupilas hacia el suelo en un cambio repentino de entrepierne… circunstancias todas que, de experimentarse a través de los lentes, podrían producir mareo por el movimiento. “Por ejemplo, si la cámara realiza movimientos dentro de la experiencia de realidad virtual, pero la cabeza está estática, el efecto en el oído interno es muy fuerte y las náuseas son prácticamente instantáneas; en términos porno prácticos, olvídate del doggy style”, señala Díaz.

Los videos de realidad virtual, más cercanos con los videojuegos relacionados con el erotismo, están comenzando a surgir. Hoy en día, lo mismo puedes tener una novia virtual, joven y hermosa, que te invita a verla ir a la universidad, acompañarla mientras come, se lava los dientes, te enseña los calzones al ponerse la pijama y se acurruca junto a tu cuerpo virtual mientras duerme, que una experiencia dirigida por los teledildonics. Estos equipos son considerados el siguiente nivel de inmersión. La compañía holandesa Kiiroo es conocida dentro de la industria de los teledildonics, término que describe los juguetes sexuales que responden a las señales provenientes desde un dispositivo de pareja o codificados en los videos.

“Kiiroo tiene sus propios videos en 2D, pero se ha asociado con BaDoink para añadir soporte a sus videos de RV para que un hombre que tenga el masturbador masculino Onyx de Kiiroo (un cilindro que se coloca en torno al pene y puede sincronizar sus movimientos a los deseos de quien lo controla), pueda sincronizar los movimientos del pene y el video para disfrutar de una experiencia placentera”, comenta María Fernanda.

La pornografía ya utiliza estas posibilidades en su oferta. Mientras escribo, me cuentan de unas páginas en donde el voyeur puede observar, desde su pantalla, la manera en que un hombre se interrelaciona de manera virtual con una mujer hasta que llega al orgasmo. Si quiere seguir, de inmediato tendrá la posibilidad de contar con otra usuaria que, sin mostrar su rostro, desee tener una experiencia sexual virtual. El elemento extra aquí es que ella no sabe que está siendo grabada y esa filmación será compartida con otros usuarios. Es como la actualización de una hot line pero en versión trío y sin que sea consensuado en todos sus niveles. Es como una realidad virtual en bruto.

Sobre las páginas especializadas en contenido para adultos con características de realidad virtual, la empresa Similar Web ha experimentado, del año pasado a este 2016 que finaliza, un crecimiento de más del 200 por ciento, con más de tres millones de visitas.

¿Hacia dónde nos llevará esta posibilidad? ¿Será que en un futuro las personas ya no saldrán de sus casas porque podrán experimentar el deseo y el placer desde la comodidad de sus hogares? ¿Que será más fácil conocer a alguien a nivel virtual que en persona?

Habrá que estar atentos a estas nuevas reglas del juego, que colocan a la excitación en un plano que no conocíamos.

***

EL 2016 QUE SE VA

Pregunté en Facebook lo siguiente: ¿Qué aprendieron sobre su sexualidad y placer en el 2016? Algunas respuestas son:

Israel: que el 69 es el número ideal.

Alejandro: semen retentum venenum est.

Karina: que la creatividad es una gran aliada. ¡Wuuuu!

Picke: que viva el SW.

Alejandro: que todo empieza con una cena romántica, luego te vas al motel de los antojos prohibidos para saciar mis pasiones y ¡madres!, que me sale el niño en la rosca y a seguir aprendiendo de nuestras vivencias como si fuera el último día.

Pilar: que vale la pena esperar al bueno.

Julio César: que no necesito pareja.

Ariel: que más vale bien parado que mal sentado, que la soledad aburre pero no traiciona.

Max: nada.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.