• Regístrate
Estás leyendo: Rock en tu idioma sinfónico: ¿Qué celebramos?
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 06:01 Hoy

Rock en tu idioma sinfónico: ¿Qué celebramos?

Publicidad
Publicidad

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
David Cortés

Se dice que el rock hecho en México no pasa por un buen momento. Entre otras cosas, se le acusa de no dar cuenta de lo que acontece en el país, de olvidarse de la denuncia, de su ligereza. Para remachar este clima adverso, hace unos días se filmó Rock en tu idioma sinfónico, un proyecto que, de inmediato, levantó ámpula. ¿Es una muestra más del oportunismo de las discográficas?, ¿una revisión del pasado que beneficiará solo a algunos?, ¿una broma?

Sabo Romo, músico de amplia trayectoria en el rock mexicano y protagonista del boom del rock en español, es el productor del proyecto y lo describe así: "Desde hace seis años mi manager y amigo Eliseo Reyna y yo teníamos la idea, pero por diferentes situaciones no habíamos podido concretarla. Sin embargo, nunca quitamos el dedo del renglón y coincidió que Sony-BMG estaba en el mismo canal. Ellos ya tenían una parte que habían avanzado con Felipe Pérez Santiago, quien hizo los arreglos y director de la Camerata Metropolitana. Me tocó ser más que el gestor, el vehículo, porque no tuve que hablar más que con algunos de mis amigos y allí estaban. No es un tema de rescate, es estrictamente una celebración; la primera consigna fue darnos gusto, tiene que ver más con esto".

Para Ricardo Bravo, periodista y responsable del catálogo de rock de la Fonoteca Nacional, el rock en tu idioma, "independientemente de que nos gustaran o no las bandas, marca un antes y un después del rock en español, porque realmente es cuando se le da un lugar que antes no tenía. Es muy claro que a partir de ese momento se abrió una buena cantidad de sellos independientes, lo cual es una secuela directa de ese boom y que beneficia, en términos prácticos, a todo el rock en español en su conjunto".

Si bien este tipo de empresas generan bastante suspicacias y recelo, en esta ocasión la crítica, especializada y en redes sociales, ha sido feroz con un disco que ni siquiera ha salido al mercado. Juan Carlos Hidalgo escribió hace un par de semanas en MILENIO Hidalgo: "Este 'rock en tu idioma' sinfónico voltea la cara al futuro, se regodea en maquillar a un cancionero que lamentablemente se ha convertido en fondo musical de consultorios médicos o reuniones de padres de familia obligados por la escuelas". Y a la semana siguiente preguntaba: "Si no va el negocio por delante, que alguien me explique qué hace el cantante de DLD —que nada tiene que ver en el asunto— cantando "Kumbala". Sencillo, es la prioridad actual de la disquera".

Sabo Romo comenta: "Somos buenos para juzgar un libro por la portada. En todo caso quien lo aprecie será muy feliz y quienes formamos parte de ello somos estúpidamente felices ya. El invitado incómodo [Francisco Familiar] no tiene nada de eso, es un gran amigo, forma parte de una banda importante que ha trabajado y me parece estupendo que esté aquí porque no es un rollo de mamones, sino de canciones".

Según el periodista y editor en www.txart.me, Francisco Zamudio, estas críticas "se deben a que la etiqueta sigue instalada en el inconsciente colectivo de la escena del rock mexicano. Algunas críticas son válidas, como el que ni Saúl Hernández ni Rolando 'Roco' Ortega hayan cantado sus propias canciones en el proyecto, pero otras sí rayan en el fanatismo".

Es importante recordar que hay toda una generación marcada por las canciones que aparecieron bajo el rock en tu idioma, una generación que desconocía los entretelones del rock nacional, alejada de otras maneras de hacerlo y escucharlo (los rupestres, el progresivo, el rock urbano) y que hallaron en los temas de Caifanes, Amantes de Lola, Maldita Vecindad, Rostros Ocultos y Bon y los Enemigos del Silencio una expresión fresca, divertida e incluso comprometida.

Dice Sabo Romo: "No veo ningún conflicto al hecho de querer celebrar algo, no tiene que ver que Rock en tu Idioma cumpla años [a fines de 2016 se cumplirán 30 años del lanzamiento], porque están incluidas bandas que no formaban parte de eso. No venía Rostros Ocultos, está Ritmo Peligroso que era de Comrock". Además, agrega Zamudio: "Varios de los participantes serán ahora conocidos por las nuevas generaciones de escuchas que no saben de su existencia".

¿Retroceso, mero oportunismo? Habría que escuchar primero para condenar después; sin embargo, el hecho de que el proyecto se encuentre alojado en una discográfica transnacional para algunos lo vuelve inválido; sin embargo, hay que recordar, como dijera Tom Greenhalgh de The Mekons, que "el hecho de firmar con un sello independiente no conlleva superioridad moral alguna".

Finaliza Ricardo Bravo: "Desafortunadamente hay veces que no todo sale como uno quisiera. Eso ha sido incluso polémico para los que están a favor, pero no entiendo ese ánimo de irse con garrote en mano. Se trata de una buena selección de canciones, interpretadas por cantantes de buen nivel que demuestran que no son artistas en decadencia y que si la situación de la difusión de la música en México fuera otra, su suerte sería diferente".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.