QrR

El reven como una de las Bellas Artes

Fiestón loco (bueno, poquito).
Fiestón loco (bueno, poquito). (Karina Vargas)

EN EL TONO DE TONA
Rafael Tonatiuh


“Tengo la costumbre de estar siempre con Salvador Dalí, y créanme, eso es una fiesta permanente.”
Salvador Dalí

Una fiesta es una pieza de arte conceptual semejante al performance. Esto lo entendió Andy Warhol con sus escandalosos reventones en la factoría, y captó nuestro amigo Henri Donnadieu, el empresario francés que creó las fiestas del bar El 9 en el DF (con una pequeña ayuda de Rogelio Villarreal y Mongo, en los años ochenta). Una fiesta, como toda obra artística, te lleva al borde de la locura, pero siempre con un pie en el lado civilizado.

Desde los años noventa celebro Las Fiestas Agostinas con Víctor Vallejo y Enrique Quintero (quienes cumplimos años en agosto y pertenecemos a la Asociación de Veracruzanos en el Exilio) y actualmente abarcan toda festividad dentro de la misma hoja del calendario.

Este año inició el jueves 13, con la inauguración del XIII Festival Internacional de Cabaret, en el Vicio (Madrid 13, Coyoacán, DF), con la compañía La Nave de las Locas, de Tito Vasconcelos, presentando "Sor Juana y el Pirata", (échenle un ojo a la cartelera en www.festivaldecabaret.com y compártanla con sus amigos, ¿cuánto a que se les antoja ir a más de un show?). Brindamos con tequila y bailamos con la orquesta Son de Corazón, integrada por mujeres; como pareja de baile tuve a la linda Lydia Hernández Segovia, propietaria de una sonrisa deslumbrante, que ya quisiera la Gioconda un día domingo.

El viernes 14 se celebró el cumpleaños de Karina Vargas (la colaboradora más joven de QRR) en casa de Tachito y Ana Laura; el sábado 15 asistí a una comida-reventón para celebrar el cumpleaños de la comunicadora, cineasta y sex symbol Jacaranda Correa, en el patio de un conjunto habitacional de la colonia Roma, DF, dónde todos los propietarios son amigos y no había pedo con el ruido.

Las fiestas dentro de una casa o depa son las obras de arte por excelencia. Su soporte material básico consiste en bebidas embriagantes, botanas, cigarros, música e invitados desmadrosos. Como algunas artes escénicas, su composición y desarrollo se basan en la improvisación, y pueden surgir situaciones surrealistas, como usar unos globos como pechos, meter el celular por la ventana del baño y grabar a quien esté adentro, pintarle la cara a los que se quedan jetones, etc.

Por supuesto, no todas las fiestas logran ser buenas obras artísticas. Recuerdo una fiesta de cumpleaños que hace muchísimos años me organizó mi prima Mónica en casa de Armando Casas; tan mala, que con mucha pena le dije a los invitados: "De verdad, si tienen otra fiesta, sálvense y vayan a esa, yo voy con ustedes". Afortunadamente, este fin de semana acudí a puro reven de agasajo marinero.

En el cumpleaños de Kari conocí a Julián Náme, un DJ muy chavo que nos botaneábamos porque parecía hipster (pero no lo era), quien no sé porqué razón sabía cosas de la Guerra Fría, quien puso una música deliciosa que me hizo desplazarme por la pista (Grecia Escalona, editora de MILENIO Televisión, me hizo una retadora de baile). Fernando Rivera Calderón cantó Las Mañanitas con una lira, estilo Pink Floyd; desde la azotea vimos caer un helicóptero con Duarte y Lolita Ayala, y, un elemento que le da el toque punk a la obra: el invitado denso: llegó uno con una botella de mezcal y nos advirtió: "Tómenlo con cuidado, pues es muy pegador" y al rato ya estaba roncando; en un momento me dijo, agresivo: "¿Usted qué sabe de los alcaloides? ¿Conoce su compuesto? Si no, por favor no hable de alcaloides" (un diálogo para Buñuel). Acudieron Minae Miki, América Pacheco, Guillermo Guerrero, Eduardo Limón, Eduardo Salgado, Angélica Ponce, Roberto López, Raúl Campos, Rosita Ruiz, el Chiquibeibi, entre quienes me acuerdo. No queríamos que se acabara la fiesta y a las cinco de la mañana fuimos por unos tacos al Borrego Viudo, con una salsa de chipotle que me hizo ver el amanecer sentado en un escusado.

En la fiesta de Jacaranda le di un abrazo en la entrada, pero luego me enteré de que era su hermana, Liliana, quien me dijo que Jacaranda se hallaba en la cocina (uno de los mejores lugares de las fiestas) y la fui a buscar (para darle su abrazo y porque llegué tarde y ya no alcancé comida, salvo dos que tres cachos de lechuga y poquito guacamole). Lo que sí abundaban eran las bebidas de todo tipo. La dulce Leticia Llamas tuvo la gentileza de darme una rebanada de soufflé y aceitunas.

La elegante Carmen Baena me recordó cuando hacía performance en El 9, haciéndome consciente de que había invitados desde mi rodada, para acá; parecía la estación Mix 91.7 FM: "80, 90 y más": Sabrina Gómez Madrid, Emilio Monge, Magali Ávila, Toño Arango, Maricruz Gallaut, Luis Ambríz, Saraí Campech, Mireya Torres, Samuel Meléndrez Bayardo, Citlalli Fuentes, Alisarine Ducolomb, El Ferrus, Cynthia Pech, Ydalia Pfc y etc. Puse mi bastón para que Jacaranda hiciera su pole dance en la partida del pastel. El reven acabó con los hijos del Tío Pelucas (divulgador de la poesía en la colonia Roma), tocando son cubano.

Ahora me preparo para el mero Augustus Fest en el Black Horse, Mexicali 85, col. Condesa, DF, el 22 de agosto, celebrando también que América Pacheco y Víctor Vallejo se van a vivir juntos; un par de personajes importantes en el drama de mi vida, de los que ya les contaré la próxima semana.

< Anterior | Siguiente >