QrR

Los pasos de Jaime López

Jaime López
(Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Karina Vargas

El trayecto de la Portales a un restaurante por Constituyentes fue el tiempo que tuve para filtrar unas preguntas en medio de una charla con el compositor de “Ella empacó su bistec” y encender la grabadora, aquí comparto algunos fragmentos de lo que ahí se habló.


No estoy familiarizada con la nostalgia que se percibe cuando hablan de una buena época del rock nacional y menos con la que relaciona al "rock en tu idioma" ¿quién le puso ese nombre? ¿Y por qué no tomó en cuenta a los poliglotas? Nací en una era post-rock folclórico, en la que todos hacen indie, venden su música por internet y en la que Café Tacvba es la mejor banda que ha dado México. Esa que con su "Chilanga Banda" hizo que me acercara sin querer a los juegos de palabras con los que le gusta hablar a Jaime López, el mismo que ahora me acerca a aquella época a través de sus vivencias.

¿Después de vivir en Matamoros por qué elegiste vivir en la Portales?, le pregunto a Jaime luego de escuchar un par de anécdotas que tuvo al norte del país y contesta: "La Portales era como el Liverpool para todos los que andábamos en el rock, donde se hacían grupos, anduvieras en donde anduvieras...cuando estaba de fuereño recién llegado, esa era como la embajada norteña, luego ya dándole a la música, descubrí que realmente ahí estaba la mota, digo la mafia. Y siempre había querido vivir en la Portales, encontré algo parecido, es mi Matamoros qué Rigo en el DF".

Y se abre un debate por la cantidad de edificios que pululan por toda la ciudad, "en lo que llevo ahí ya me quitaron un cacho de cielo, que en la noche llegabas y era Nogales... yo en Nogales aprendí a mirar pa' arriba, la vía láctea es impresionante", opina López. Y entre una charla y otra explica por qué no tiene redes sociales personales, ni artefactos de última tecnología, pues representa meterse él solito en el "candelero" del espectáculo y continúa diciendo: "Ya con el chisme común y corriente tengo, meterme por mi propia voluntad al chisme, no... por eso no le entro a ese tipo de cosas. Más vale solo que mal acomplejado". Y no lo culpo.

Ahora sé que hay otras cosas que no conoceré, como la experiencia de andar por la "vieja cineteca" y las salas del cine Regis, en el que Jaime vio películas como El Topo y Saco y Vanzetti, y al que se refiere de este modo: "llegar por primera vez a una sala de arte en donde no oyes ruido de palomitas y esas cosas, no lo había visto en ningún lugar hasta que llegué ahí, (desde entonces) no ha habido nunca más, realmente, salas de arte". Y al preguntarle si ya conoce la Cineteca de Churubusco y Centenario, contesta que no ha ido y añade "me untaron los bigotes con manteca para robarme el corazón".

Después cuenta sobre un documental que vio en donde explicaban las razones por las que se quemó la Cineteca y le cuestiono ¿Qué harás con tu TV de bulbos ahora que se concrete el apagón analógico, Jaime? Y contesta: "Estaba en Tijuana, fui a tocar o algo así y se armó un desmadre porque nadie quería, pero parece que por fin lo lograron, yo dije, cuando esto llegue al DF ¿qué voy a hacer? Pues tengo un montón de películas, la tele la compré para ver películas en DVD".

Cerca de nuestro destino, entre la plática hay dos afirmaciones que Jaime hace acerca del rock creado después de 1985, la primera es que "antes de los 30 años tú puedes echarle la culpa a tus papás, al gobierno o incluso a Raúl Velasco, después de los treinta o eres dueño de tu crisis y tu pendejéz o a dónde vas", y la segunda: "nadie dice que deje de ser rebelde, simplemente cambias la frecuencia y dices pues el pedo es mío... Simón Frith, sociólogo rockanrolero inglés en los ochenta, dijo 'negarse a crecer no es un acto político, sino edípico'".

Las risas que nos acompañaron en el camino, me orillan a agregar otra pregunta ¿cómo conservas el buen humor? Y sorprendido, piensa en voz alta: "quizá la vida es un gran ensayo y la muerte es una función, la defunción continúa. A mí sí me emociona estar vivo y no precisamente quedarme demasiado viviendo en otra época, sin duda a veces la extraño, pero también vas perdiendo en lo personal y en lo colectivo, tal vez eso es lo que me motiva"..."Afortunadamente yo puedo vivir todavía de lo que toco en vivo o de lo que canto en vivo, de lo que compongo y hago en el escenario... Me gusta que la gente conozca mis canciones y estar en un escenario, me encanta".
_____

Jaime López se presentará "En divo y enchufado" el 6 de octubre en el Lunario del Auditorio Nacional a las 9 pm, junto a Cecilia Toussaint, Fernando Rivera Calderón, Lino Nava, René 'Bluesboy' y Alonso Arreola.

< Anterior | Siguiente >