• Regístrate
Estás leyendo: Nuevos términos sexuales
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 03:44 Hoy

Nuevos términos sexuales

Publicidad
Publicidad

EL SEXÓDROMO


Verónica Maza Bustamante

elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

FB: La Doctora Verótika


Estoy realizando un Mooc (Massive Online Open Courses o curso a distancia, accesible por internet, al que se puede apuntar cualquier persona y prácticamente no tiene límite de participantes) titulado “Sexualidad… mucho más que sexo”, con la Universidad de los Andes (de Colombia), a través de la aplicación Coursera. Para mí, que nunca he dejado de estudiar esto o aquello, es maravillosa la posibilidad de hacerlo acompañada de profesionales del tema pero a mi ritmo, en el lugar donde me encuentre, en el horario que yo quiera.

Es un curso básico, no está dirigido a profesionales. Lo tomo porque me parece necesario actualizarme y saber qué métodos de enseñanza-aprendizaje emplean en otros países y centros académicos, además de la manera en que van evolucionando términos, conceptos. Desde las primeras clases hubo asuntos que me llamaron la atención e iré compartiendo con ustedes. En el primer módulo, por ejemplo, tomé nota de algunos términos que no había escuchado. Me parecieron interesantes porque lo que buscan, entre otras cosas, es ir desacralizando la palabra “heterosexualidad” y lo que ella implica. Al tener más términos para definir las otras opciones de la diversidad sexual, pero no para lo heterosexual, se llega a creer que esta orientación es la “normal”, aunque en realidad es apenas una posibilidad más en medio del inmenso mar que integran las expresiones eróticas y sexuales de cada persona: sus vivencias, sus sentimientos, sus placeres. Vamos a desentrañar algunas de ellas.

Cisgénero: se ha hablado mucho de lo “trans”, “transgénero”, “transexual” para describir a personas que de diferentes formas se identifican con el género opuesto al de sus características fisiológicas de nacimiento. Pero, ¿qué pasa con aquellos que no se ubican como transgénero? No había una palabra que los definiera; por ello, el campo de los estudios de género ha abogado por integrar el término “cisgénero” para describir a los individuos en los que concuerda la manera en que perciben su género y el sexo con el que nacieron. Es cisgénero aquella persona que, por ejemplo, nació con genitales masculinos y se percibe del género masculino.

Pansexual: Reconoce y acepta que se siente atraída por todos los sexos, en distintos grados. Quienes se identifican con este rubro dicen gozar de la atracción por las personas, más allá de su sexo. Por ejemplo, a Ana le gustan, en general, los chicos, pero algunas chicas y las personas trans le parecen muy atractivas y piensa que, en algún momento, podría tener una relación con ellas.

Omnisexual: es quien reconoce y acepta que se siente atraíd@ por personas de cualquiera de los sexos. Por ejemplo, alguien a quien le gustan con la misma intensidad aquellos de su mismo sexo y también del contrario, así como individuos transexuales.

Transorientada: persona que reconoce y acepta que se siente atraída predominantemente o únicamente por personas transexuales y/o transgénero.

Abrosexual: cuando la orientación sexual está en constante cambio. No es que la persona esté confundida; tampoco que sea bisexual en la manera más estricta de la palabra. Cuando se siente de orientación heterosexual lo vive como si fuera la única, aunque después pueda sentir que la homosexualidad es lo suyo y más adelante explorar la bisexualidad, por ejemplo.

Aceflux: es una situación parecida a la anterior. No obstante, aunque su nivel de atracción sexual varíe, puede no sentir atracción sexual alguna y definirse asexual sin serlo al cien por ciento.

Exclattraction: es lo que viven aquellos que solamente sienten atracción sexual o romántica hacia individuos que no le devuelven esta atracción. Esta me resulta conocida, pues tengo amigos y amigas que se “especializan” en enamorarse únicamente de quienes no les hacen caso. Quizá no es que les guste sufrir el desamor, como se suele creer, sino que eso es justamente lo que más les excita y sulibeya el alma.

***

CRISÁLIDA: SEXUALIDAD CONSCIENTE

La clínica Crisálida es un espacio donde se atiende y promueve la salud del cuerpo, la mente, las emociones, la sexualidad y el espíritu, integrando tratamientos diversos al proceso, llevados a cabo por personal, capacitado en diversas áreas.

Nilda Chiaraviglio, su directora, es psicoterapeuta sistémica-humanista de parejas, familias e individual. Platicó conmigo sobre el proyecto de investigación que está llevando a cabo con Jerónimo García para estudiar el efecto del masaje Chi Nei Tsang (CNT) en personas que se encuentran en tratamiento psicológico. ¿De qué se trata? “Cuando uno realiza un programa así es posible incidir en el alivio de energía bloqueada, en mejorar la eliminación y estimular los sistemas linfático y circulatorio. Al ser tocado físicamente es que se comienzan a desintoxicar los contenidos abdominales. Las emociones sin procesar, atrapadas dentro del sistema digestivo, son atendidas. A través del masaje y la respiración el consultante se vuelve más consciente de sí y tendrá más elecciones de estilo de vida que no sabía existían. Este tipo de masaje fue generado desde tiempo inmemorial en las cordilleras de la China taoísta.

¿En qué casos se recomienda el masaje CNT?

Son diversos. Con el consentimiento de las personas hacemos unas pruebas de investigación en donde Jerónimo brinda el masaje a una persona que inmediatamente después entra a terapia conmigo para contarme su vivencia. Por ejemplo, una persona tuvo consciencia, durante el CNT, de abusos sexuales que había sufrido en su infancia, mientras que otra con trabas para manifestar su sexualidad floreció como en una gran primavera, se sentía mucho más libre de inhibiciones, de ataduras, en su manera de vivir y hasta para poner límites cuando eran necesarios. Es decir, pueden ser casos completamente diferentes. Actualmente trabajamos con 25 pacientes que acuden al tratamiento vivencial del CNT.

Además, a partir de febrero darán un Diplomado en Sexualidad Consciente y Erotismo Trascendental para formar terapeutas vivenciales.

Sí, los cuales contarán con la certificación de IPSA (la asociación estadunidense de parejas sustitutas, sobre la que les hablé hace unas semanas en este espacio). La idea es que en México haya más posibilidades de explorar ese trabajo triangular de sexólogo-terapeuta vivencial (o pareja sustituta, como le llamamos en la mencionada columna anterior)-paciente.

Lo ofrece Jerónimo García, quien es sexólogo educador y Senior Instructor del Universal Healing Tao System, del Grand Master Mantak Chia, de Tailandia. También se ha especializado en otras disciplinas, como el Chi Kung Sexual, y es Sifu en Wing Tsun Kuen Kung.

Mi idea de tratamiento integral es que el paciente acuda con un médico, que descarte motivos fisiológicos y/o anatómicos para que se dé la problemática, después se atienda conmigo para todo lo psicológico y con Jerónimo para la terapia vivencial taoísta basada en el masaje en órganos profundos. El diplomado se puede tomar completo o acudir a sesiones de un fin de semana. Está dirigido a cualquier persona que trabaje con emociones y sexualidad humana, pero también está abierto a todo público. El Módulo 1 inicia los días 13 y 14 de febrero. En nuestras páginas de internet y teléfono pueden pedir informes tanto del diplomado como de la atención terapéutica en la clínica Crisálida.

www.taodelamor.com
www.nildachiaraviglio.com
Facebook: El Tao del Amor
www.facebook.com/ccrisalida/
(55) 5211-1211

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.