• Regístrate
Estás leyendo: “No me dejo ir por ninguna moda”
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 17:30 Hoy

“No me dejo ir por ninguna moda”

Publicidad
Publicidad

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Silvia Herrera

La compositora y cantante chilena Mon Laferte, que ya tiene un tiempo viviendo en México, ha alcanzado el éxito con el disco Vol. 1, por el que obtuvo un Disco de Oro. Te invitamos a conocer más de ella.

* * *

Norma Monserrat Bustamante Laferte (Viña del Mar, 1983) a los trece años descubrió su vocación por la música y desde entonces no ha parado. Ya con el nombre artístico de Mon Laferte ha grabado tres discos Desechable(2011), Tornasol (2013) y Vol.1 (2015), con el cual se ha consolidado su carrera. Podemos considerar como sus contemporáneas a Natalia Lafourcade y a Carla Morrison, pero por fortuna es diferente a ellas. Su imagen etérea, darketa y al mismo tiempo sensual le otorga un sello personal. Su música retoma lo mejor de la tradición popular de América Latina —tango y bolero—, al que le añade un toque de Los Ángeles Negros y rock. Por temas como “Tu falta de querer”, donde le canta a un gandalla hombre “Ven y cuéntame la verdad/ Ten piedad/ Y dime por qué/ Cómo fue que me dejaste de amar/ Yo no podía soportar tu tanta falta de querer” ha ganado de seguidores de ambos géneros. Avecindada en México desde 2012, en la siguiente entrevista platica de lo que busca como artista.

Me parece que lo que hace que las mujeres se identifiquen contigo es por lo que dices en tus letras. Inevitablemente están ligadas al amor. No sé si hablar de una crisis de cómo ven el amor las mujeres o hablar de una crisis del amor en general.

Yo creo que el amor romántico está en crisis. Todas las relaciones humanas son cada vez más impersonales, y eso lo afecta muchísimo. Yo soy una mujer a la antigua y resulta que hoy todo es por mensaje; hasta te cortan por whatsapp…

Pues hace muchos años, Daniel Day-Lewis cortó a Isabelle Adjani por correo electrónico…

¡Por correo!, imagínate. Cómo puedes cortar a alguien por correo. La gente ya no se ve. Antes te hablaban por teléfono, ahora ya no. Es bien difícil. Todos somos humanos y necesitamos sentir cosas. Yo soy una persona muy intensa. Me gustan los amores pasionales, lanzarme a la aventura y llorar… Y tal vez la gente cuando escucha la música siente eso y tiene sed de volver a sentir. Estamos muy modernos y la modernidad nos está separando cada vez más.

Decía al principio que parte de tu éxito entre las mujeres es, digámoslo así, tu mensaje. ¿Sientes alguna responsabilidad en este sentido?

No y no quisiera ser responsable de algo tan importante. Solo soy una cantante, sabes, y a veces me doy cuenta que sí puedo llevar un mensaje. Solo digo cosas que realmente me importan. No soy de los cantantes que toman esa parte político-social para sacar un provecho propio. No me siento responsable, pero si hay algo que me afecte en el día a día y tengo que decirlo, lo haré, así aporto mi granito de arena. Soy músico y hago lo que me mueve. No me dejo ir por ninguna moda.

En el caso de los varones, supongo que si te siguen es por masoquismo. El modo en cómo se las haces de jamón duele pero está rico. ¿Algún fan hombre te ha manifestado su admiración? Por otro lado, Lupita D’Alessio y Paquita la del Barrio lo han hecho acaso de un modo más salvaje. Por eso también la pregunta de si te considerabas emblema de algo.

Admiro a Lupita y Paquita, son grandes, pero no hago eso de “tú eres el culpable”. Creo que ninguna de mis canciones dice eso. Soy compositora y escribo realmente lo que vivo. No interpreto algo que me escribieron: lo viví y por eso lo escribí, y me dolió. Tengo mucho público de varones porque no solo tengo canciones de tristeza y me dejaste, sino una amplia gama musical. De hecho, si vas a un show es muy divertido porque tengo algo de ska o de heavy y se arma un poquito la fiesta. Pero sí, obviamente está la parte del ser humano masoquista que le gusta cantar y sufrir y llorar en el concierto… Insisto, somos humanos e incluso los hombres también sienten aunque no se crea. Creo que cada vez se están rompiendo los moldes de “yo soy la sensible y tú eres el rudo”.

En cuanto a tu imagen, al ver tus tatuajes —un unicornio, una sirena— también transmites una imagen etérea. Están tus canciones humanas o las partes metaleras de cierto material, y al ver la portada hay algo darketo con las lágrimas negras. Entonces tienes una imagen que ha resultado igualmente atractiva.

En cuanto a la portada del disco, yo vivía con una amiga que es fotógrafa y ella me tomaba fotos. Cuando tomamos estas fotos, dijimos “vamos a hacer algo muy dark”. Cuando terminé el disco, pensé en el arte y me acordé que tenía estas fotos y yo solita las escogí; incluso yo le había quitado los ojos con photoshop a la que quedó como portada. Era la misma pero con los blancos. Pero al final me dije que se veía muy metalera, así que le puse otra vez los ojos. Y cuando salió, claro la portada te dice una cosa, muy dark, ya lo escuchas y es algo más romántico, más amable.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.