QrR

La muerte chiquita: El regreso de James

James
(Ricardo Reyes)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Wenceslao Bruciaga

Le petite mort, álbum número 13 en la carrera de James, fue un álbum marcado por la tragedia. Durante su grabación, la madre de Tim Booth, el histriónico vocalista (aquel que derrama lágrimas en una de las versiones del video Say Something), murió a los 90 años en los brazos del propio Tim…

“Recuerdo perfectamente que mientras grabábamos el disco, Tim tuvo problemas al cantar algunas de las canciones porque eran muy personales para él. Hubo momentos en donde musicalmente teníamos que seguir tocando los instrumentos mientras esperamos que Tim recuperara la voz puesto que todo era tan emotivo que se le quebraba la voz, creo que esos episodios lograron capturarse con la honestidad del momento y por lo mismo tienen un impacto muy poderoso que seguro detectará la audiencia. Recuerdo que en el estudio, todos, incluyendo Tim,  estábamos enfrentando un tema que era muy importante y queríamos que se reflejara en las piezas, pero estábamos conscientes también de que que el público no sintiera un disco denso o pesado o depresivo. No queríamos que fuera un disco musicalmente oscuro. Tim es muy bueno en hacer que si las letras tienen un contenido oscuro la música sea algo opuesto, animado incluso. Estábamos muy conscientes de esto cuando hacíamos el disco, de mantener ese equilibrio y que culminara en algo positivo.

¿Quién fue el productor del disco?

Max Dingle. Él ha participado en discos de bandas comos Los White Lies, Glassvegas, The Killers o Muse, básicamente es muy sónico, y disfruta mucho estar en la parte de la ingeniería del sonido, por lo que sus producciones llegan a tener un potencial increíble.

La portada de su nuevo disco es una calaverita, como le decimos los mexicanos a los cráneos decorados de colores durante la celebración de día de muertos

Muchas de las letras en el disco tratan sobre la muerte y morir. Trata de forma muy personal muchos de estos temas que son muy importantes para Tim. Cuándo su madre falleció, Tim hizo todo lo posible para que la experiencia no se quedara en la típica tragedia a la que estamos habituados. No fue una experiencia negativa sino positiva porque su madre ya era una persona bastante grande. Así que las emociones y los sentimientos que surgieron de esa experiencia, inevitablemente tristes en las letras de Tim, son contrapuestas (a veces) con música animada y esa fue una de las cosas que nos gustó de la imagen de la muerte en México. Creo que en occidente en general somos malos para enfrentar la muerte, es como si casi no existiera y en otras culturas la gente la acepta mucho más. Eso queríamos comunicar con esa imagen, que se relaciona con la muerte pero de una forma positiva, no de  una forma oscura y negativa, y ese tipo de imagen de la muerte encaja perfectamente bien.

¿Quién escribe generalmente las canciones en James?

Bueno, somos cinco los que escribimos la música, Tim incluido. Nos encerramos en un cuarto y empezamos a improvisar no tenemos nada preparado, solo estamos en el cuarto, tocamos y grabamos todo. A veces solo tocamos la batería mientras la grabamos. Las canciones pueden durar cinco o 45 minutos, escuchamos todo y elegimos las partes que nos gustaron e intentamos convertirlas en canciones. La primera parte es muy divertida y muy emocionante, la parte difícil viene después, cuando tratas de darle sentido a las cosas. Improvisar en un cuarto es donde las canciones llegan a nosotros. Es un proceso muy emocionante entrar en un cuarto sin nada y salir con el principio de lo que puede ser tu próximo disco. Lo que hace Tim cuando canta las letras es impresionante, los sonidos le vienen automáticamente y a veces inventa parte de las letras ahí mismo. A veces, cuando estamos improvisando, hace cambios o toma eso como un punto de partida para las letras. Otras ocasiones, cuando estamos improvisando, se detiene y empieza a escribir porque se le está ocurriendo una canción cuando estamos tocando la música. Usualmente con Tim, se le ocurren melodías al momento en el que estamos improvisando pero luego se va y empieza a escribir las letras, eso es lo que normalmente pasa pero no siempre, a veces esas letras son parte de otra letra, secciones claves de las letras que surgen al improvisar, y se queda con esas y dice “bueno esta canción tratará sobre…” Eso es de nuevo un proceso maravilloso porque como puedes imaginar estas en un cuarto creando una canción y el cantante a tu lado no solo está cantando una melodía grandiosa sino también está incluyendo las letras y el significado. Es una forma muy espontánea de hacerlo y un poco loca porque es impredecible, pero es la forma en la que siempre lo hemos hecho y hace que emerjan los recursos que tenemos. Es loco, pero es divertido y nos funciona.

¿Es la misma alineación de James desde sus inicios?

Es una buena pregunta. Hay personas que se han ido y han regresado. De momento somos las mismas siete personas que grabaron Laid por ejemplo, pero en el inter, la gente se ha ido y regresado. Larry Got, era el guitarrista en Laid, se fue después y regresó hace dos discos. Yo siempre he estado con la banda, nunca me he ido, pero para otros eso pasa naturalmente, hemos estado juntos desde hace 30 años y es mucho tiempo para estar en el mismo grupo.

Cuando la gente habla de Manchester y su ya mítica escena musical, James es una banda indispensable en una respetable lista…

Manchester es un lugar increíble para que surjan grupos. Nosotros comenzamos ahí. Seguimos siendo un grupo de Manchester, es nuestro hogar, cuando tocamos ahí es como regresar a casa.  Musicalmente no sé por qué Manchester  ha producido tan buenos grupos pero lo ha hecho y es admirable, pero no entiendo por qué.  Muchas veces creo que ciudades que no son capitales, tienen cierta actitud y muchas veces eso es bueno. También creo que la industria está en Londres y no en Manchester así que si eres un grupo de Manchester estas solo, no está la prensa molestándote ni las disqueras presionándote, y por ello tienes la oportunidad de desarrollarte. Ese es un aspecto muy positivo y Manchester sigue dando luz a grupo tras grupo tras grupo. Recordando los primeros días de James creo que es muy importante el ambiente en el que crecimos, los grupos se tratan de ayudar entre ellos, y eso es algo clave de Manchester. No es igual que en Londres, donde la población es más transitoria, la gente va y viene, pero en Manchester, eres de ahí y ayudas al grupo.

¿Estás orgulloso de ser manchesteriano?

Si mucho, viví en Manchester los primeros 35 años de mi vida, mi familia vive ahí, me encanta la ciudad, estoy muy orgulloso de ella. La gente es maravillosa también, es más amigable que en Londres, y más barato.

< Anterior | Siguiente >