QrR

Brasil quiería ver a Brasil perder

Pablo Pérez en Salvador de Bahía, Brasil. (Pablo Pérez-Cano)
Pablo Pérez en Salvador de Bahía, Brasil. (Pablo Pérez-Cano)

Pablo Pérez-Cano

Dicen que cada vez que las esperanzas de ser campeones del mundo desaparecen tras un silbato que marca el final triste, los aficionados brasileiros enseñan su corage tirando todas la decoración de las calles y las banderas verdeamarelas al suelo. Una tragedia nacional. Vi el Brasil-México en uno de los barrios emblemáticos de Nordeste, a los 20 minutos de la ausencia de goles de la seleccion local, comenzaron las angustias y ya en la recta final, mi teléfono comenzo a recibir los mensajes de Brasil: 5:56 “Que merda, nosso pais ainda é lider : ( vamos Mexico” y ya en la recta final: 5:57 “Mexico eu te amo, vou morrer de emoção”

Brasil Alves es uno de esos chicos en edad universitaria que estan seguros de que mientras más pronto sea definitiva la derrota de Brasil en la Copa del Mundo, “el pueblo” saldrá de su marasmo social. Los hospitales del estado de Bahía estan parados y otros sindicatos como el de los policías y los transportistas estuvieron protestando en semanas anteriores contra. Brasil queria ver a Brasil perder.

Llamé por telefono a mi amigo y me explicó que la derrota sería un catalizador para comenzar a cambiar las condiciones en las que viven los trabajadores. El garoto vio en la selección mexicana al castigador ideal, heraldo de “lucha lucha, no dejes de luchar”, pero las aspiraciones derrotistas sólo se cristalizaron a medias con un empate.

America Latina vibra con el futbol, nadie es indiferente. Al final del juego, uno de los dirigentes del grupo de percusión Olodum, informó que el próximo encuentro de Brasil es en Pantanal, una region famosa por su vegetacion. “Si alguien de ustedes viajará para ahí, lleven ropa en buenas condiciones y útiles que nuestros hermanos de ese estado puedan usar”, pidió el músico.

twitter.com/perezpablo212



< Anterior | Siguiente >