QrR

A medio siglo de la experiencia

Para muchos críticos e historiadores del rock, se trata del mejor álbum debut de todos los tiempos.
Para muchos críticos e historiadores del rock, se trata del mejor álbum debut de todos los tiempos. (Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR

Hugo García Michel

 

50 años se dice fácil, pero es el largo tiempo que ha transcurrido desde que Jimi Hendrix irrumpió en el mundo de las grabaciones con un álbum debut prácticamente perfecto.

 

Pocos discos concitan tan unánime acuerdo como el primer álbum de The Jimi Hendrix Experience.

Para muchos críticos e historiadores del rock, se trata del mejor álbum debut de todos los tiempos. Con Are You Experienced? (1967), Jimi Hendrix entró a los terrenos de la música grabada como un ciclón de creatividad, inventiva, talento, fuerza, vanguardismo y arte que asombró al mundo. A 50 años de distancia, la obra continúa sonando fresca y vigente, con elementos que no dejan de sorprender cada vez que se le escucha.

El virtuosismo de Hendrix como guitarrista ya está ahí presente a plenitud. Se trata de un trabajo atemporal que sigue asombrando tanto a quien lo oye hoy por primera vez, como lo hizo con quienes tuvimos la fortuna de escucharlo y conocerlo en su momento.

Are You Experienced? es un disco clásico porque cumple con todos los requerimientos para serlo. Mientras los álbumes iniciales de gente como Bob Dylan, los Beatles, los Rolling Stones o The Who fueron irregulares y no mantenían un mismo nivel de calidad en todos sus cortes, en el caso de este genio de Seattle las cosas fueron muy distintas, ya que en este trabajo prácticamente todos los temas resultan impecables. Algunos son mejores que otros, claro está, pero ninguno desmerece o puede considerarse como mediocre o de simple relleno.

Aunque con el advenimiento del disco compacto y las remasterizaciones el álbum original sufrió algunos cambios en el orden de las canciones e incluso en la cantidad de las mismas (de hecho, existen diferentes versiones en CD de Are You Experienced?), cuando salió a la venta por vez primera, en Gran Bretaña, únicamente contenía 11 temas. Solo por cuestiones de mercado se le añadieron varios de los sencillos más célebres de Hendrix, mismos que nunca aparecieron en los discos de larga duración tal como el músico los concibió. Así, composiciones como “Purple Haze”, “Hey Joe”, “Stone Free” o “The Wind Cries Mary” fueron agregadas en las versiones en compacto, la menos infiel de las cuales es la que sacó MCA en 1997, ya que respeta el orden de las primeras 11 piezas y los sencillos (con sus lados B) son situados al final.

Como cumbre de la psicodelia sesentera, el original Are You Experienced? da inicio con “Foxy Lady”, una pieza cargada de sensualidad y provocación, una especie de soul psicodélico lleno de fuerza con el cual Jimi Hendrix abre sin contemplaciones y atrapa al escucha desde el primer acorde. “Manic Depression” se adentra un poco en el jazz, sobre todo por la batería de Mitch Mitchell, para crear uno de los temas más explosivos e irónicos del álbum, con una guitarra que inaugura territorios hasta entonces inéditos. “Red House”, en cambio, es un blues tradicional. Pero qué gran blues. Hendrix muestra en él sus raíces más profundas y lo hace con una guitarra limpia, exacta, y una voz que rinde tributo a sus ancestros blueseros, desde Robert Johnson y Sun House hasta Muddy Waters y B.B. King. “Can You See Me” es quizá el tema menos brillante del disco, aunque su mezcla de psicodelia con rhythm and blues hace que no desmerezca y que al escucharlo varias veces se vuelva cada vez más interesante. En cambio, “Love or Confusion” es una compleja composición en la cual las armonías se sobreponen unas a otras, mientras “I Don’t Live Today”, con su ritmo que rememora la raigambre piel roja de James Marshall Hendrix (se decía que tenía sangre cherokee), es un rock duro y pleno de inventiva. Punto y aparte merece “May This Be Love”, una de las más bellas composiciones jamás escritas por el músico. Sutil, delicada, conmovedora, con ecos de Curtis Mayfield, una joya extraordinariamente pulida e injustamente olvidada. Un dramático rompimiento sobreviene con “Fire” y su irresistible arreglo, en el cual vuelve a brillar la batería de Mitchell y resuena a la perfección el bajo de Noel Redding. “Third Stone from the Sun” es todo un viaje, una larga incursión instrumental, un trayecto plenamente psicodélico en el que Hendrix explota todas las posibilidades de su instrumento con impactante fuerza creativa. Por su lado, “Remember” es una preciosa tonada soul, optimista y contagiosa que sirve como preámbulo al corte final, “Are You Esperienced?”, un breve tema que reafirma que hemos pasado a lo largo de un álbum que se asume como psicodélico, con todo lo que esto implica. La conclusión perfecta para un disco impresionante que este año cumple su primer medio siglo de vida.

Congratulémonos.

< Anterior | Siguiente >