QrR

25 de mayo día del Orgullo Friki

Tal vez usted no se considere friki y sin embargo no se haya dado cuenta de que lo sea; para que lo sepa lo invito a resolver este pequeño cuestionario, y sepa a lo que se atiene.

1) ¿Tiene una afición poco usual? No me refiero a su gusto por el futbol de tercera división o la política mexicana, sino a algo que raye en lo nerd. Una afición hacia los cómics, Star Wars o los videojuegos, por ejemplo. Que usted sea experto en el mundo de El Señor de los Anillos o que siga fervientemente las últimas noticias sobre Harry Potter.

2) La verdad, ¿le da un poco de pena esta afición? Ya sabe: que el lunes en la oficina todos estén platicando del partido del fin de semana y usted oculte con risas nerviosas que se la pasó viendo por enésima vez El Hobbit.

3) La más importante: ¿desearía que alguien lo entendiera? ¿Siente la imperiosa necesidad de platicar con alguien que acaba de conseguir una figura de colección de Lego o que se la pasó buscando un cómic perdido de Superman?

Si contestó afirmativamente cualquiera de estas preguntas, déjeme decirle que usted es un friki. Solo que todavía no lo acepta.

Las grandes tribus frikis del planeta representan un buen porcentaje de la población aunque siguen siendo los outsiders. Los renegados, la gente a la que nadie toma en serio, los raros, los chicos que son bulleados en la escuela. Asociados con la adolescencia (esa edad en la que se te permite salir a la calle vestido de Wolverine) llamarlos frikis suena hasta despectivo. Pero fue ese mismo rechazo que hizo que el término se adoptara para agrupar a la gente que, simplemente, se divierte de manera diferente. Aun así, no se limita a un rango de edad ¿o no ha visto las figuras de acción que tiene su jefe en la oficina?

No se confunda con los geeks, genios tecnológicos encarnados en la figura de Steve Jobs o Mark Zuckerberg, ni con los nerds, tan de moda por series como The Big Bang Theory. Los frikis tienen su lugar aparte ¿son aficionados a Harry Potter? Se autonombran Potterheads. ¿Les gusta disfrazarse de su personaje favorito? Cosplayers, que seguramente usted ha visto en el Metro de la ciudad cuando hay convenciones. ¿Se la pasan jugando en línea hasta la madrugada echando balazos o matando zombis? Gamers. ¿Son fanáticos del manga y el ánime japoneses? Otakus. Hay para todos los gustos: K-poppers, entusiastas de la cultura coreana; Roleros, grupos que se juntan para echar partidas de juegos como Calabozos y Dragones; Warsies, expertos en Star Wars y sus acérrimos enemigos, los Trekkies, fans de Star Trek. Hay Whovians, que siguen cada capítulo de la serie británica Dr. Who. Y hay Ganguros, que no quiero explicar para que usted lo haga en Google (hágalo, en serio).

Existe un reglamento, no muy en serio, pero que le dará una idea de la identidad friki:

1. Ser friki, pese a todo.

2. Intentar ser más friki que otro.

3. Si hay alguna discusión sobre algún tema friki, opinar.

4. Salvaguardar todo el material friki.

5. No ser friki de todo. Hay que estar especializado en algo.

Usted dirá.

UN ANILLO PARA UNIR A TODOS LOS ‘FRIKIS’

Hay una obra que es pilar en la cultura nerd: la Guía del autoestopista intergaláctico, creación de Douglas Adams, en el que un buen tipo se va a viajar por la galaxia con una toalla encima. La toalla —elemento crucial— sirve para todo: para que te dé calor, para secarte si está limpia o para saltar por las lunas de Jaglan Betla. Douglas murió en 2001 y sus fans decidieron rendirle homenaje de la mejor manera: echarse una toalla encima y salir a la calle. El Día de la  Toalla se celebra desde hace 13 años en todos los continentes.

En 2006, un bloguero español llamado Señor Buebo decidió que ya era bastante el rechazo hacia los frikis. Aprovechando el Día de la Toalla y la fecha en la que se estrenó Star Wars en Estados Unidos, instituyó el 25 de mayo como el Día del Orgullo Friki, una fecha en la que la gente no se debe de avergonzar de sus gustos, por más raros que sean. Miles de fanáticos en todo el mundo apoyaron esta decisión y salen a las calles para exigir su lugar. En México, desde hace cuatro años desfilan por Paseo de la Reforma, debidamente identificados con la tribu a la que pertenecen.

¿Suena extraño? Tal vez lo sea: lo que es cierto es que los gustos de los frikis crean comunidades. Son las nuevas tribus urbanas, en las que cualquiera es aceptado siempre y cuando cubra los requisitos del frikismo. El 25 de mayo es el día en el que J-popers, lolitas, pokemones, tolkenianos, kamekos, bronies y comiqueros pueden levantar la voz. Este es nuestro día. El Día del Orgullo Friki.   

 El Memo
@guillermo_ga

< Anterior | Siguiente >