• Regístrate
Estás leyendo: Las seis sesiones del saxofonista Diego Maroto
Comparte esta noticia

Las seis sesiones del saxofonista Diego Maroto

El Ángel Exterminador

A finales de 2016, Diego Maroto participó en una estancia de seis viernes consecutivos en el club de jazz Parker & Lenox. En cada concierto contó con una banda y repertorio diferentes; de ellos surge su nuevo álbum: "Seis sesiones".
Publicidad
Publicidad

La escena del jazz en México no sería la misma sin la presencia de Diego Maroto, saxofonista comprometido con el aprendizaje y la enseñanza de la música, quien ha tocado en numerosas salas de concierto nacionales e internacionales. La fuerza de sus proyectos ha quedado registrada en discos como Mundo paralelo y Diego Maroto Asian Trio, el cual recopila temas de su estancia de un año en lugares como Indonesia, Singapur, Japón y Malasia. 

Ahora, Diego presenta el álbum Seis sesiones: "Óscar Adad me invitó a realizar una estancia en el club Parker & Lenox, que es un espacio obligado para los amantes del jazz. Eran seis viernes seguidos y noté que la mayoría de las bandas llevaba el mismo proyecto en cada ocasión. A mí me se ocurrió armar cada semana un plan diferente, con temas estándares y grupos diferentes. Montamos un mini estudio en el lugar y grabamos cada concierto. Decidí elegir un tema de cada sesión para conformar este disco, que tiene todo el espíritu de lo que sucede en un club de jazz", cuenta, y desgrana aquí cada una de las canciones.




"Footprins", con Power Trío
"Esta composición de Wayne Shorter fue una pieza básica del repertorio de Miles Davis y es uno de los estándares más tocados en el mundo. Elegí al Power Trío con contrabajo, batería y saxofón porque me encanta ese formato desde hace años. Su sonoridad, que admite muchísima libertad para tocar, tanto a nivel rítmico como armónico, para todos los instrumentos. El saxofón es melódico, no puedo tocar varias notas simultáneamente, pero puedo desglosar los acordes en términos de escalas, aprovechando que hay un bajo poniendo la nota de raíz. Puedes plantear el tema de maneras diferentes, destruirlo y reconstruirlo. En este caso tocamos Pedro Cervera en la batería, Israel Cupich en el bajo y yo."




"Moanin", con Bobby Timmons Project

"Es una composición de Bobby Timmons, grabada por primera vez en 1958. Armando Cruz y yo descubrimos que ambos tocábamos varias canciones de Timmons, quien fue uno de los pianistas que más tocó con Art Blakey y los Mensajeros del Jazz, y decidimos hacerle un homenaje. En esta versión comparto escena con Pancho Lelo de la Rea, Luri Molina y Armando." 




"Song From Bilbao", con Wallace Quarter

"Tema clásico de Pat Metheny, que apareció en el disco solista de Michael Brecker, Tales From The Hudson. Entre 2011 y 2015 toqué en el Wallace, un lugar de jazz en la Ciudad de México. Fueron momentazos en domingo por la noche. Llegaba mucha gente. El giro de este grupo era la fusión y estaba integrado por Hans Ávila, Luri Molina y Edgar de la Torre. Tocábamos jazz rock, jazz funk y tradicional, con el toque marotero


"Doxy", con Black Horse Quartet

"Durante 13 años toqué los martes en este pub de la colonia Condesa, ¡y nunca he tocado tanto en un mismo sitio! Los integrantes originales son Luri Molina, Gabriel Puentes y Francisco Leo de la Rea. Es una composición de Sonny Rollins, quien me encanta. Cuando estaba en la Escuela Superior de Música me decían que me parecía a él porque me sabía sus solos. Algo me tienen que haber quedado..."





"There Is No Greater Love" con Tenor Madness Querter

"Es poco común que los saxofonistas en México toquen juntos, en un duelo de tenores, pero en la historia de la música hay colaboraciones legendarias como la de Coltrane y Rollins o Dexter Gordon y Johnny Griffin. Quise hacer una cosa así con Christian Mendoza, tocando este tema que aparece en el disco Boss Tenors, de Gene Ammons y Sonny Stitt. Poder escuchar los colores de los dos saxofones es contrastante, pues se entrelazan, platican, se avientan la pelota. En el contrabajo estuvo Arturo Báez y en la batería, Fernando Barrios. A la banda le puse así por el disco Tenor Madness, de Sonny Rollins, así que es un homenaje a dos discos."




"Running Man", con Ojo de vidrio

"Ojo de vidrio es una idea, un concepto, porque no hay músicos ni rolas específicas y ahí me atrevo a hacer más locuras y toco el saxofón electrónico. Es como un lugar a donde me meto y me convierto en otras personas; me doy la libertad para tocar, para componer otros géneros y convocar a quienes no se me ocurriría llamar de entrada. He compuesto cosas para esta idea, que es tipo John Zorn. En esa ocasión tocó Fer Ruvel, en el bajo eléctrico y la voz. El tema es de una banda que se llama Galactic y es como un postre para el final del álbum."






Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.