• Regístrate
Estás leyendo: La guía que usted no necesitaba para saber todo sobre Pokémon Go
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 09:59 Hoy

La guía que usted no necesitaba para saber todo sobre Pokémon Go

Publicidad
Publicidad

EL ÁNGEL EXTERMINADOR

El Memo & Tacho


¿Está harto de que todos a su alrededor estén jugando al Pikachú? ¿Extraña los tiempos en los que se jugaba matatena y manitas calientes? ¿No se explica por qué su sobrino dejó el sillón donde pasaba horas aplastado para salir a caminar? Todo se debe a Pokémon Go, el nuevo y exitoso juego de Nintendo que trae vueltos locos a todos los chamacos. Aquí le explicamos de qué se trata.


¿DE QUÉ SE TRATA?

Imagine que usted es un cazador de monstruos (maestro Pokémon, en el argot) y que tiene que juntar la mayor cantidad de criaturitas. ¿Cómo hacerlo? Ahí está la maldad: los desarrolladores del juego los ocultaron por todo el mundo, así que tiene que armarse de su teléfono inteligente, bajar la aplicación y andar de acá para allá tratando de localizarlos. Pueden estar abajo de su cama, en la fonda de Doña Pelos, en medio de un contingente de granaderos, en un plantón de maestros o en la Secretaría de Gobernación. El juego le va indicando por medio de un radar dónde se encuentran, pero como son escurridizos, pueden irse sin decir agua va.

Ya que juntó su buen bonche de pokemones, los puede echar a pelear contra los de su vecino el reggaetonero. Si su vecino sale más abusado, seguro se queda los suyos (acuérdese cuando jugaba volados, es lo mismo). Pero si usted sale más chido, su mostro puede crecer para darle en su máuser a los demás. ¿Ya le agarró la onda?

¿POR ESO TODOS ANDAN CON EL "DESE" DE FUERA?

Simón el cachetón: para localizar a los mentados pokemones tiene que sacar el smartphone, usar su plan de datos y caminar hasta que le duelan las patrullas.

Se ha calculado que en una hora de jugar intensivamente Pokémon Go se va a llevar unos 45 megas (piense eso antes de hacerle una recarga de 20 pesitos). Pero vea el lado bueno: una caminata extra va a hacer que baje esa lonja.

Sin embargo ya hay casos en Estados Unidos que por ir en babaria, la gente se cae a zanjas, se pega en las espinillas y a uno hasta lo atropellaron. También hay casos de malosos que están a la caza de adolescentes distraídos para quitarles su teléfono celular. ¡Qué gandallas!

¿ES LA VIDA O ES TAN SOLO VANIDAD?

Las acciones de Nintendo subieron como espuma después del lanzamiento de este juego. Todavía no pasaba ni una semana de haberse lanzado cuando tenía más usuarios que Twitter, MySpace, Hi5 y Metroflog juntos. El fin de semana pasado el término “Pokémon Go” fue más buscado en Google que el porno, la primera vez en la historia que pasa esto (eso quiere decir que hay más nerdos que viejos cochinos).

ESTOY CONVENCIDO ¿DÓNDE LO CONSIGO?

Pues lo irónico del asunto es que ¡todavía no está disponible oficialmente en México! Todos los jugadores que ve a su alrededor instalaron una versión que no está autorizada (de hecho, ya se lanzó una advertencia de que muchas de esas copias traen virus que le pueden robar desde la identidad hasta los calzones). Eso no ha impedido que haya gente que ya esté haciendo negocio en nuestro país, ya que en las plazas de tecnología le instalan su Pokémon Go por 50 pesitos, hay nerdos que están alquilando sus servicios para enseñarle cómo atrapar más pokémones e incluso hay un taxista en Veracruz que encontró la manera de hacer negocio con este juego: alquila su vehículo que maneja a menos de 20 kilómetros por hora para que sus clientes vayan explorando todos los rincones de su natal Minatitlán, por 130 pesos la hora, ¡eso es ser emprendedor!

CINCO LUGARES DONDE UN "POKEMANIACO" NUNCA DEBERÍA CAZAR

La aplicación, que aún se encuentra en estado embrionario, no cuenta aún con protocolos de seguridad. Lo más cercano que tiene para cuidar la integridad de los maestros pokémones es un aviso que dice: “Recuerda que debes estar alerta en todo momento. Presta atención a tus alrededores”. Más allá de advertir un posible accidente, el aviso dice entre líneas: “Atrapa pokemones bajo tu propio riesgo”, ya que no selecciona lugares para cazar monstruitos de bolsillo. Para no meterse en problemas, lo mejor es evitar espacios donde es más fácil encontrar peligro que a Cubone, Grimer y Lickitung, por ejemplo:

Campos minados. Aunque la aplicación insista que en ese lugar se encuentra el pokémon más raro del ejido, no se empeñe en atraparlo. Más vale que digan: “aquí vivió que aquí jugó”.

A mitad de un enfrentamiento entre el magisterio disidente y granaderos. Déjelo ir, ya vendrá otro en un lugar menos peliagudo. Al calor de los toletazos y bombas molotov, le aseguro que los granaderos lo van a encapsular, y con más razón si les dice que es maestro… pokémon.

Territorio "narco". La realidad aumentada también puede aumentar el riesgo de colgar los tenis si el geolocalizador ubica una criatura en un sembradío de amapola o en una cocina de meta. El chiste es que capture al pokémon para meterlo a la pokebola, no que lo capturen a usted para meterlo a la pozolería.

En áreas restringidas del gobierno. ¿Para qué meterse a un campo militar o a una base de la Policía Federal en busca de la gloria? Cuando termine de explicarle a las autoridades que estaba cazando un pokémon, seguramente la criatura ya estará a kilómetros de distancia.

En la casa de su descanso. Recuerde que los lugares de las capturas quedan grabadas en el celular y si atrapa uno en casa de su amante, se arriesga a que lo cachen y termine la relación. Ya sucedió en Nueva York.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.