QrR

“Toda mi ideología esta basada en 'Don Gato'”

PEPE EL TORO ES INOCENTE
Jairo Calixto Albarrán


Veo un gran trabajo y por la calidad no hay duda. Tienes ya varios años en este negocio del cómic y de la escritura pero, ¿a qué hora sales al pan?

No veo televisión, cada que hablan de series yo me quedo fuera, antes eran los X Files, luego Lost y Breaking Bad. Tengo 15 años sin televisión. Las noticias y todo lo demás lo veo en la compu. Tengo una televisión para que mi hija vea DVD’s, pero no conexión a cable ni nada de eso.

¿POR QUÉ TOMASTE ESA DECISIÓN?

Fue al mismo tiempo que decidí no drogas, no alcohol, no tabaco, no café y no tv. Claro, llego a una fonda donde hay una tele y estoy hipnotizado, justo por eso dejé de verla, conozco mi naturaleza televisera porque de chico veía todo lo que había en televisión.

¿LO QUE HAYAS VISTO INFLUYÓ EN TU TRABAJO?

Si, por ejemplo toda mi ideología está basada en Don Gato, porque eran gatos beatniks, vivían en Brooklyn de vagos y justo el término cat era el wey para ellos. Ahí conocí esta onda y empezó mi fascinación por el folclor beatnik.

¿ESTE LIBRO DE UNCLE BILL ES UNA FORMA DE RESISTENCIA? PORQUE ES UNA COSA NOSTÁLGICA QUE TRATA DE REIVINDICAR UN MOVIMIENTO CULTURAL DE FORAJIDOS, CULTOS ALGUNOS Y SENSIBLES POETAS, PERO QUE AL FINAL ERAN UNOS IMPRESENTABLES.

La contracultura es una invención de los franceses, de los poetas malditos, luego la heredan los vanguardistas, pero la siguiente generación son los beatniks, y creo que todo esto que tenemos de resistencia cultural y de contracultura, se planta en los años cuarenta con ellos. Yo sé de Burroughs leyendo el Conecte: “el término heavy metal lo inventó el escritor estadunidense William Burroughs” y eso bastó para obsesionarme años con él. Cuando descubrí que Burroughs había vivido en la colonia Roma y que a diez cuadras de donde yo hice la primaria había matado a su mujer, me resultó más extrañó todavía. Es interesante ver que hay vínculos México-Estados Unidos a través de los beatniks, es muy significativo que hayan hecho de la Ciudad de México un punto de reunión, tanto Ginsberg como Burroughs y Kerouac que juntos y separados hayan pasado bastante tiempo aquí.

EN EL CASO DE BURROUGHS PARTE DE LA HISTORIA DEL VIAJE, Y NO SOLO EL INTERNO, ES A PARTIR DE SU EXPERIENCIA CON DROGAS, PERO TAMBIÉN EN LA BÚSQUEDA DE EXPERIENCIAS DE VIDA EN SÍ.

Nunca tiene muy claro lo que está buscando. Yo veo su ruta como un peregrinaje interno en el que nunca llega. Él siempre se está buscando por todos lados, pero no se encuentra, a partir del asesinato de Joan. El tipo se dedica a buscarse en la escritura y sigue viajando, vive en Paris, en Nueva York, y termina en Kansas, pero no logra hallarse. Hay una frase muy citada que al final pongo a medias donde dice “Yo no hubiera sido escritor si no se muere Joan” y remata con “desde entonces he estado tratando de escapar a través de la escritura”. Debe ser muy frustrante viajar tanto.

 FUERON CINCO AÑOS EN LA ELABORACIÓN DE TU LIBRO ¿CUÁL FUE LA PARTE MÁS DIFÍCIL DE CONTAR LA HISTORIA?

El problema de hacer una novela gráfica se divide en dos partes, el primero es encontrar qué quieres contar, y cuando lo encontré, tuve que ponerme a investigar mucho. Me parece que el narrador debe sustentar muy bien lo que va a contar porque si tú creas un andamiaje sólido en el mundo real, después le puedes colgar todas las mentirotas que quieras porque se sostienen muy bien. Esto pasa escribiendo ficción. En este caso no, es un libro prácticamente biográfico, entonces había que hacer una investigación que me permitiera ser un amateur de la historiografía, fui avanzando de la manera más intuitiva. Advierto al lector que no es un libro histórico y la parte complicada fue dar con toda la información, porque cuando empiezas a investigar se empiezan a cruzar las fuentes, salta la información y brincan todas las contradicciones.

Otro problema fue que hay muchos autores que pueden hacer sin problema una página, hay otros menos que pueden hacer 20 páginas, pero la chamba de hacer 250 páginas ya era mucho. Con la investigación hecha ya tenía la historia, la cosa era avanzar cuadrito por cuadrito. Tenía problemas para sentarme y seguir pero de haber sido más disciplinado la hubiera acabado en un año y medio.

 ¿POR QUÉ DECIDISTE HACERLO EN BLANCO Y NEGRO?

Por dos razones, originalmente estaba pensado para que los tonos de gris fueran una segunda tinta, pero me gustó hacer este efecto de los puntos como de cómic muy viejo de periódico. Pensé que era el equivalente a filmar una película en blanco y negro. Al ser un libro muy choncho, quería que se produjera a un buen precio para que el costo no fuera desorbitado. Me interesaba que fuera un libro accesible.

¿EXISTE UN PÚBLICO PARA ESTO?

Pienso en los primeros jazzistas que llegaron a la radio, que decían “si no existe el público hay que crearlo”. Sí hay un público especializado en cómic, muy noble, muy generoso, pero muy pequeño. Mi sueño antes era que tú llegaras a la librería y que hubiera una sección de novela gráfica y eso ya sucede. Ahora la meta es que el lector común llegue y diga me llevo la nueva de Villoro o de Fadanelli y que al final se decida por una novela gráfica.

 ¿POR QUÉ EL TÍTULO EN INGLÉS?

Es una transgresión, Burroughs en la primera edición de Naked Lunch firma como el tío Bill y él era como diez o 15 años mayor que los beats. Aunque nunca lo dicen abiertamente lo reconocían como su líder intelectual, era como un tío o un hermano mayor. Uno de los primeros poemas de Ginsberg de los años cuarenta se lo dedica a William Burroughs y ya habla del concepto “almuerzo desnudo”, reconociendo el liderazgo que él tenía. Me gustó el Uncle Bill: es como un apelativo cariñoso.


< Anterior | Siguiente >