• Regístrate
Estás leyendo: Hablemos de sexualidad
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 03:59 Hoy

Hablemos de sexualidad

EL SEXÓDROMO

Para el sexólogo y activista Luis Perelman, todo lo maravilloso que se vive en estos encuentros puede quedar como marcado en la arena, pues los asistentes regresan a la vida cotidiana con sus inercias culturales.
1 / 5
Publicidad
Publicidad

Hace un par de semanas se llevó a cabo en Puerto Vallarta el Primer Encuentro Internacional de Sexología Humanista y Científica, organizado por el sexólogo mexicano David Barrios Martínez. Durante tres días los asistentes pudimos ser partícipes de una serie de conferencias, talleres, mesas redondas y simposios en donde se abordaron infinidad de temas relacionados con la sexualidad humana y, la verdad, estuvo de rechupete.

“Este encuentro reunió a más de 60 especialistas en el campo de la sexología, de México y el extranjero, y a 420 participantes, muchos de ellos estudiantes. Los ejes principales fueron equidad de género, reivindicación del derecho al placer, respeto a la diversidad sexual y una visión amplia de la salud sexual que incluye lo orgánico, lo afectivo y lo cultural”, explica Barrios.

“La sexualidad, particularmente la vida erótica, está muy sufrida en México. No hemos reivindicado el derecho al placer. Seguimos viviendo las disfunciones de la vida erótica, muchos problemas y complicaciones por no acceder al placer. La incidencia de estas problemáticas en nuestro país es inmensa: anorgasmia, preorgasmia, eyaculación precoz, inhibición del deseo, disfunción eréctil. Es necesario poder esgrimir tratamientos eficaces para estos problemas, pero no hay programas de educación sexual eficaces por parte del gobierno, tanto en el sector salud como en el sector educativo. En mi opinión, los funcionarios han fingido demencia y las repercusiones son muy graves. México tiene un índice altísimo de embarazos no deseados, 400 mil al año. Es urgente dotar a la población de una educación sexual buena, de elementos de vida erótica protegida y la creación conjunta de una cultura de respeto a la diversidad sexual”, me cuenta y coincido en todo lo que señala. Por eso, este tipo de reuniones son necesarias.

LA PLAYA, EL REGALO

Los congresos más recientes en este campo se han llevado a cabo en grandes ciudades, por lo que en esta ocasión el poder integrar la playa, el calorcito, la alberca y los jardines a la vivencia académica (además de sabrosas noches con buena música) le dieron un toque diferente. Como dice Aída León, psicoterapeuta y tanatóloga, “cuando vas a la playa te desinhibes totalmente y aprendes a amar tu cuerpo porque piensas que, independientemente de cómo se ve con el traje de baño o si tienes llantitas, lo amas. A fin de cuentas, uno de los objetivos de la sexualidad es que aprendas a amarte como eres, a volver a ti”.

Para Idana Rodas, coordinadora regional del proyecto Hablemos de Sexo y Amor, haber estado en el encuentro fue de gran utilidad para ampliar redes, adquirir conocimientos nuevos, saber qué temas se están moviendo. Pero, además, está la vivencia personal y el aprendizaje para la propia vida, porque como dice el dicho, el buen juez por su casa empieza; los sexólogos y las sexólogas, terapeutas, psicólog@s y demás expertos en estas cuestiones debemos actualizarnos pero, además, trabajar en nosotr@s mism@s para poder compartir después las reflexiones y experiencias.

Ella comenta: “Me di el espacio de participar en talleres. Las personas que nos movemos en estos temas sabemos que muchos son vivenciales y debemos tener la mente abierta para experimentar y vivir esos momentos. Entré al de sexo tántrico y al de biodanza, todo aplicado a la sexualidad. Cuando digo vivencial me refiero a que hay toques, aproximaciones, contacto con el otro, pues se trata de activar sensaciones que te puedan llevar a un descubrimiento de ti misma y de los demás.”

SEXUALIDAD INTEGRAL

Con el lema “Con un enfoque integrativo y multidisciplinario de la sexualidad”, en el encuentro se habló sobre educación y salud sexual, psicoterapia, diversidad funcional, género, pareja, poliamor, orgasmos, tantra, prácticas eróticas, placer, medios de comunicación, academia, terminología, arte, historia de la sexualidad y más.

Para el sexólogo y activista Luis Perelman, todo lo maravilloso que se vive en estos encuentros puede quedar como marcado en la arena, pues los asistentes regresan a la vida cotidiana con sus inercias culturales: “Es muy fácil diluir lo aprendido. Las actitudes, las creencias, los compromisos se tienen que cuestionar para que podamos de verdad vivirlos, adaptarlos, para asegurarnos de que lo que promovemos desde la academia se refiere a una mejor manera de vivir la sexualidad en lo cotidiano, de vivir en bienestar, bajo los derechos sexuales. Qué bueno que David Barrios lo organizó de esta manera, con todo incluido para hacerlo más accesible, y en este lugar. Ojalá que haya más encuentros así”.

Otro acierto de los congresos de sexualidad es que los ponentes discuten, coinciden, hacen propuestas, organizan sinergias y, como dice Idana Rodas, hacen nuevos vínculos de amistad y de trabajo que pueden derivar en proyectos donde se unan fuerzas para lograr los objetivos.

El próximo año, México se convertirá en la sede de la reunión anual más importante, a nivel mundial, de sexología. Osmar Matsui, presidente de la Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología explica que el 24 Congreso Mundial de Salud Sexual tendrá como sede Ciudad de México y se llevará a cabo del 12 al 15 de octubre de 2019 en el World Trade Center.

Así, estas sexólogas y sexólogos sueltos en Vallarta demostraron que nunca sobrarán las manos, las ideas, los apoyos, recursos, investigaciones y buena voluntad para acercar a los mexicanos a eso que tanta falta hace: una buena educación sexual integral. Por aquí les iré compartiendo lo aprendido en este I Encuentro Internacional de Sexología Humanista y Científica.

***

Verónica Maza Bustamante

elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

FB: La Doctora Verótika

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.