QrR

Los 'furry fans'

 furry fans.
(Especial)

EL SEXÓDROMO
Verónica Maza Bustamante


A quienes les apetece disfrazarse de seres antropomorfos que son una mezcla entre animal y persona se les conoce como furry fans. Los personajes de animación japonesa famosos en películas, series y videojuegos —Totoro, algunos Pokemones, los Chima y cualquiera con aspecto de bestia pero que hable y se desplace no en cuatro patas, sino en dos piernas, como sucede en la ficción— son bastante solicitados por ellos.

Sus adoradores comparten foros en internet, comunidades en todo el mundo, hacen convenciones y hasta tienen aplicaciones de citas. A esto se le conoce como FurryWorld: resulta visualmente curioso ver las fotografías de sus reuniones anuales, donde decenas de personajes de este tipo posan para la cámara.

Los seguidores del furry, “peludo” en inglés, no cambian de animal según las fiestas, su estado de ánimo ni el deseo de otras personas. Escogen uno con el cual se identifican y se vuelve su álter ego, le van creando una existencia paralela, le dan una voz particular, ciertos hábitos, estilos de vestir. En 2006 se realizaron 19 convenciones en el mundo. El número total de asistentes llegó a casi diez mil.

Cuando se les entrevista, reconocen que si bien el sexo no es lo que mueve su gusto, como en otros casos, los furry fans pueden ser igual de eróticos que alguien que no lleve disfraz. Para Gonzalo, un seguidor argentino de esta práctica, ponerse el traje de su personaje, un tigre de Bengala, resulta un acto de poder, pues siente que el animal le da, cual tótem, poderes como la sagacidad, la velocidad, la mirada seductora, la fuerza. Dentro de la botarga se siente feliz. Y sí, tiene relaciones eróticas con su chica enfundado en su traje naranja con rayas negras. “A veces resulta caluroso e incómodo, pero eso se olvida cuando disfrutamos de lo que nos gusta”, señala.

A diferencia de los furries, que no ven la excitación como su objetivo principal, los yiffs sí la buscan, ya sea con muñecos u otra persona vestida de ellos. Las mujeres con disfraz de gato, de lobo, son seductoras. Dejan la huella de sus uñas en la espalda de quien haya pernoctado con ellas. Los hombres perro suelen emplear el olfato como arma de estimulación y dan unas lengüetadas inolvidables, dicen las usuarias de los foros que existen sobre el tema en internet.

Los disfraces profesionales deben ser de materiales ligeros, tener hoyos en lugares estratégicos, de tal manera que se acceda a los genitales con facilidad. Parte de la fantasía consiste en jugar el rol de cada personaje: un lobo puede seducir a la Caperucita o un zorrillo a un gato, como en caricatura, pero es importante que sus diálogos se relacionen con la escena. El coito no es lo más importante: disfrutan sintiendo el suave peluche, con la boca llena de pelos, acariciando, oliendo.

En la red hay diversos espacios. Algunos abren y cierran. Otros se mantienen. Incluso existe la WikiFur, la cual nos indica que Tapestries Muck es un espacio solo para adultos popular en el furry fandom. El tema general del juego de rol es un mundo de personajes antropomorfos, con un trasfondo relacionado con el BDSM. Pueden tener sexo virtual consensuado y libre en zonas públicas del mundo del juego.

* * * * *

 

Feliz 'mañanero'

Según un estudio de la Universidad Queen’s, en Belfast, tener encuentros eróticos en la mañana, antes de salir de la cama, reduce problemas de salud. Algunos de sus beneficios son:

1. Al abrir los ojitos, los niveles de testosterona de los hombres son altos, por lo que tendrán mayor resistencia y energía.

2. Las mujeres lucirán una piel hermosa gracias a la producción de estrógeno y a las glándulas sudoríparas.

3. Permite quemar alrededor de tres mil calorías.

4. La liberación de endorfinas aumenta el nivel de autoestima, generando bienestar.

* * * * *


NúmEROS

De acuerdo con un documento que publicó en 2012 el sitio Livescience.com…

50% de los hombres y mujeres sexualmente activos tendrán una infección genital por el Virus del Papiloma Humano en algún momento de sus vidas.

29% de mujeres declararon haber tenido orgasmos: Encuesta Nacional de Salud y Vida Social en Estados Unidos.

75% de los hombres encuestados señaló haber llegado al clímax en sus encuentros eróticos.

* * * * *


Educación sexual integral

No es sencillo hablar con nuestros hijos sobre sexualidad y erotismo. Por eso, muchos padres de familia evitan hacerlo. En las escuelas no suele haber personal capacitado para realizarlo y las políticas públicas no han hecho demasiado para impulsarlo. Leo cada día con horror historias de abusos cometidos contra niños y adolescentes, ya sea por condiscípulos o adultos, que no deberían dejarnos indiferentes.

La educación sexual no es solo “hablar de relaciones sexuales” y prevenir embarazos. Es mucho más que eso. Tiene que ver con emociones, sentimientos, valores, los derechos de las personas, la diversidad, el respeto, los vínculos afectivos. La Organización Mundial de la Salud resume así la sexualidad humana: es un aspecto central del ser humano desde que está en el vientre materno y hasta que muere, la cual abarca al sexo, las identidades y roles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales.

La educación sexual infantil integral se basa en  el conocimiento, ejercicio y promoción de los derechos humanos y sexuales de todos y todas. Tiene un fundamento científico. Incluye aspectos biopsicosociales de la sexualidad. Se apoya en estrategias educativas adaptadas a la edad y desarrollo. Se imparte en todas las edades. Implica diversas personas e instituciones, desde los padres de familia y las instituciones educativas hasta el gobierno y los propios niños o adolescentes.

No hay que olvidar que en lugar de dar mil vueltas para hablar del tema, lo mejor será ir directo al asunto, tratando de no asustar o amenazar a nuestros hijos. Mientras veamos estos temas con naturalidad, nuestros retoños crecerán sabiendo que pueden hablar sobre ellos, que en caso de dudas o situaciones que no les gusten, tendrán la confianza de expresarlo. Los padres tienen la gran responsabilidad de informarse sobre sexualidad, entender y analizar la propia, solicitar ayuda si se sienten incapaces de responder o apoyar a sus hijos.

elsexodromo@hotmail.com
@draverotika
FB: La Doctora Verótika

< Anterior | Siguiente >