QrR

Esperanza Spalding en México

Esperanza nació en Portland, hija de madre soltera, en un ambiente humilde pero, a la vez, rico en enseñanzas trascendentes sobre la vida.
Esperanza nació en Portland, hija de madre soltera, en un ambiente humilde pero, a la vez, rico en enseñanzas trascendentes sobre la vida. (Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR

Verónica Maza Bustamante

@draverotika


La cantante, bajista y contrabajista estadunidense de jazz ofrecerá en Cancún un concierto dentro del Oasis Jazz U Fest, el 27 de mayo. Una semana antes, la Oasis Arena recibirá a Marcus Miller, quien fuera bajista de Miles Davis.


Cuando aparece en el escenario, uno no sabe qué mirar de ella: si esa enorme y bella cabellera afro que dan ganas de tocar, su rostro de niña traviesa con ojos juguetones y sonrisa a flor de labios, el cuerpo grácil enfundado en traje de gala o en look casual, el contrabajo que la supera en altura (transformado por sus manos en un vibrante amante), el bajo eléctrico que la trasforma en una rebelde con causa o todo ese conjunto de bondades visuales y auditivas con las que acaricia la pupila. Sin embargo, el combo se completa cuando Esperanza Spalding comienza a cantar: las notas agudas se le dan muy bien y el color de su voz es precioso. Además, lo mismo lo hace en inglés que en español y portugués, generando con la combinación de todos estos elementos una propuesta musical que ha destacado en el mundo actual del jazz, tan en busca de voces nuevas que puedan refrescar el género.

Esperanza nació en Portland, hija de madre soltera, en un ambiente humilde pero, a la vez, rico en enseñanzas trascendentes sobre la vida. Durante varios años recibió enseñanza casera, lo cual le impidió aprender conforme los programas educativos pero le permitió tocar el violín en menos de un año de manera autodidacta.

Con este conocimiento, ingresó a la Sociedad de Música de Cámara de Oregon, donde permaneció diez años, durante los cuales aprendió a tocar el contrabajo, ampliando sus horizontes más allá de la música clásica. El blues, el funk, el hip hop llegaron a su vida. También la composición. Con 16 años consiguió una beca para estudiar en la Universidad Estatal de Portland, aunque fue en el Berklee College of Music donde el jazz se apoderó de su talento. Ahí, tras graduarse intercalaba las clases que entonces ella daba con participaciones en recitales de músicos como el pianista Michel Camilo, el vibrafonista Dave Samuels, el bajista Stanley Clarke, el guitarrista Pat Metheny, la cantante Patti Austin y los saxofonistas Donald Harrison y Joe Lovano. En 2006 comenzó su carrera en solitario, llegando a presentarse frente al otrora presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y en el concierto del Premio Nobel.

Desde entonces, Spalding acumula premios y conciertos. Sonrisas de su público, pies moviéndose al ritmo de sus dedos cuando vuelan veloces apresando las cuerdas de sus instrumentos. Con cinco discos solistas más otro tanto de colaboraciones con otros músicos, se ha colocado en el gusto de quienes aman este género pero también de los más jóvenes, adoradores de su figura grácil, su presencia fresca y amable, su talento musical.

Esperanza se presentará en México —para reencontrarse con sus raíces mexicanas por parte de su madre— en el cierre de la sexta edición del Oasis Jazz U Fest, que en esta ocasión se pone Smooth, aunque el concierto de la Spalding lo abrirá la banda mexicana Troker, conocida por el talento de sus músicos, la innovación que han hecho en el género y la popularidad que van ganando con su dedicación.       

DE MILES A MILLER

Con 13 años de edad, Marcus Miller ya  tocaba con el clarinete, el piano y el bajo, y daba sus primeros pasos en la composición musical. Dos años después, con su bajo eléctrico a cuestas, comenzó a explorar los clubes nocturnos y los estudios de grabación en Nueva York, llegando a trabajar con Aretha Franklin, Roberta Flack, Grover Washington Jr, Bob James y David Sanborn, entre algunos otros.

Fue en 1981 cuando se unió a la banda de su ídolo, el trompetista Miles Davis, con quien tocó y a quien produjo durante dos años. En ese tiempo alternaba las actuaciones en directo con diferentes artistas y su participación en The Jamaica Boys, banda de R&B que lideró. El primer álbum con su nombre apareció en 1993 y desde entonces no ha dejado de grabar. Además, tiene una larga y exitosa carrera como compositor de soundtracks.

Previo a su concierto en la Oasis Arena, el 20 de mayo, los asistentes podrán escuchar al Latin Project del músico cubano Daniel Peñalver. Dos días antes, Hiram Gómez & Friends darán la bienvenida a los espectadores del festival. Como en ediciones anteriores, lo recaudado en entradas se donará a programas de desarrollo comunitario, personas con discapacidad, niños y salud.

OASIS JAZZ U FEST

18 de mayo: Hiram Gómez & Friends.

20 de mayo: Daniel Peñalver Latin Project y Marcus Miller.

27 de mayo: Troker y Esperanza Spalding.

www.oasishoteles.com

< Anterior | Siguiente >