• Regístrate
Estás leyendo: El Personal: 30 años sin dejarse ahí
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 02:07 Hoy

El Personal: 30 años sin dejarse ahí

Publicidad
Publicidad

EL ÁNGEL EXTERMINADOR

Miriam Canales

@miricaiba


No baja la guardia. El músico Andrés Haro (quien nunca tuvo parentesco con el finado vocalista Julio Haro), es el único integrante que se mantiene dentro de esta agrupación —que ha dejado a su alrededor una estela de misticismo y complejidad—, y ha incursionado también como productor y único portador tanto de la leyenda como del estigma. Aquí detalla su trigésimo aniversario que se cumplirá el próximo 14 de junio y que celebrarán mediante un concierto alusivo el día 15 en Guadalajara.

Durante tres décadas ha sido prolífico y sinuoso el paso en la escena de la banda más marrana de Guadalajara. Desde la cúspide underground con su debut No me hallo, (1989) hasta el fallecimiento de algunos de sus integrantes como Julio Haro, Pedro Fernández y Lalo Parra a manos del sida. La entrada de otros miembros como Eduardo Green y Leo Quirarte y nuevos sonidos en álbumes posteriores como Melodías Inmortales, (1996), La última y nos vamos (1997) y Sabe qué modo (2012), son otra época a revalorar en su historia. Además, el año pasado estrenaron el documental Con el alma en una pieza: la leyenda de El Personal, dirigido por Jorge Bidault, en el marco del Festival de Cine de Guadalajara y otros. Trabajando por doquier, Andrés también prepara la musicalización de la obra El ánima de Sayula para el 28 de mayo, y su grupo tendrá una participación dentro del cartel del festival Rock por la Vida el 5 de junio. Otros cantantes como Rigo Tovar Jr. y Pablito Makabrito, de la banda Machingón, también se unirán al mitote. Los fans conservadores y nuevos escuchas, ya sea en México o en el extranjero, cuentan ya con un recoveco donde pueden hallarse… ¿y tú ya lo hiciste?...

¿Cuáles son las responsabilidades, beneficios y dificultades de ser el único integrante original?

Mi responsabilidad es seguir creando música. Es una responsabilidad gozosa, porque seguimos disfrutando mucho el componer canciones. Dado que yo fundé la banda y fue un acto de mi voluntad, me parece de manera natural el continuar. No hay nada forzado en el hecho de seguir. Cuando ha sido el caso, también hemos hecho paréntesis de tiempo más o menos largos. A través de estos 30 años, he tenido también otros proyectos aparte de El Personal, con los que tengo seis discos de varios grupos (Andrés Haro y los 7K, La banda del recado, etcétera).

¿Por qué la invitación al concierto de aniversario a Rigo Tovar Jr. y Pablito Makabrito?

Es una fiesta. Y a las fiestas invitas gente. Un conocedor de la escena nos los recomendó y nos pareció buena idea. Ambos son de una generación posterior a El Personal y nos dio mucho gusto saber que conocían nuestras rolas, que les gustaban y que estarían encantados de estar en el festejo.

¿Cuál ha sido el aprendizaje más grande en estos 30 años?

La persistencia. Por El Personal han pasado muchos músicos muy talentosos, pero sin ella no habríamos logrado nada. A nosotros el reconocimiento nos llegó post mortem, ya que Julio Haro había muerto. Si no hubiera persistido en continuar, muy poca gente cantaría nuestras rolas. Incluso cuando él vivía, la persistencia nos salvó de no hacer nada.

¿De qué manera podrías enganchar a nuevas audiencias, como los "millenials", para que escuchen a El Personal?

Nos ha sucedido que la gran mayoría de los que saben y gustan de nuestra música ha sido por recomendación de boca en boca. Nunca tuvimos presencia en los medios de una manera masiva, nunca formamos parte de una disquera trasnacional. Y eso nos gusta. No hay un interés específico en querer llegar a alguna u otra audiencia. Quizás este mal, pero la verdad, no tenemos ningún interés en llegar a ninguna. Nuestra propuesta musical, creo yo, va mucho más allá del marketing de las disqueras. Repito, quizás este mal, pero no tenemos ningún plan de negocios. No me malentiendas, nos encantaría ser mucho más escuchados en todo el mundo, sencillamente no veo como en esta realidad hiperconectada pudiéramos enganchar con, por ejemplo, los millenials. También nos pasa que en todas las generaciones, incluso de pre-púberes, hay gente de buen gusto que tarde o temprano (no necesariamente en nuestro tiempo de vida), gustará de El Personal.

¿Qué le dirías a los detractores que aseguran que el grupo se acabó con la muerte de Julio?

Cada quien es libre de ser tan estúpido como quiera ser. Vivimos en un momento en que las opiniones más ñoñas, agresivas, desinformadas, radicales y sin fundamento, tienen espacio de expresión. De modo que les diría que por favor no compren nuestra música, no vayan a nuestros conciertos y no canten ni toquen nuestra música. Por favor, olvídenos.

Además de la malinterpretación del parentesco entre tú y él (alimentada también por la prensa), ¿con que otras leyendas urbanas has tenido que enfrentarte?

Me han cambiado el nombre varias veces, como "David Haro y su grupo El Personal". En el tercer disco (La última y nos vamos, 1997) sacamos una canción que gusta mucho: "Quisiera tener (unas nalgotas)". Un crítico musical reconocido al reseñarlo explicó "qué bueno que rescataron una letra de Julio". Él tenía cinco años de muerto cuando Lalo Green (vocalista sustituto) y yo la escribimos. Se rumora que hay un cofrecito lleno de letras suyas.

¿A qué crees que se deba que la época posterior al "No me hallo" no ha sido tan valorada como se debiera?

El Homo Sapiens Sapiens gusta de los mitos y el "No me hallo" es una obra maestra. Pasa en todas las esferas de la creación. Al mismísimo Leonardo da Vinci se le conoce por dos cuadros, a Pink Floyd por tres rolas, a los Beatles por cuatro o cinco y a El Tri… por una triste canción de amor.

Dentro de esta etapa, ¿cuáles son las aportaciones más significativas que han hecho otros integrantes como Eduardo Green, Lalo Parra, Leobardo Quirarte, Gustavo Orozco o Pilar Reyes?

Sería muy largo enumerar todas y cada una de las aportaciones de mis compañeros. Baste decir que aguantarme ha sido suficiente.

Si hubiera algo que pudieras cambiar de la historia de la banda, ¿qué sería y por qué?

Hubiera cambiado el número de integrantes a cuatro, nuestro lugar de nacimiento a Gran Bretaña, nuestro nombre a "The Beatles", nuestro tiempo a la década de los sesenta, nuestro vestuario. Gustavo Lupercio, un poeta ya fallecido, dijo alguna vez de nosotros "nunca un grupo tan mal vestido había llegado tan lejos".

¿Qué otros proyectos vienen después de este aniversario?

La obra que nos mantuvo ocupados a Gustavo Orozco (guitarrista de la banda) y a mí por un año: El Ánima de Sayula que se estrena este 28 de mayo en el Teatro Degollado de Guadalajara. Es un poema popular del siglo XIX, de Teófilo Pedroza, mismo que musicalizamos y pusimos en escena. Este es un proyecto aparte. Para El Personal viene seguir componiendo para un próximo disco que ya se está cocinando.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.