• Regístrate
Estás leyendo: “Cuando la gente se ofende más que nunca, hace más fácil mi trabajo”
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 11:10 Hoy

“Cuando la gente se ofende más que nunca, hace más fácil mi trabajo”

Publicidad
Publicidad

EL ÁNGEL EXTERMINADOR

Jorge Flores-Oliver

@blumpi


Entrevista con Johnny Ryan

Creador del personaje Blecky Yuckerella, coautor de la caricatura Pig Goat Banana Cricket y autor de la novela gráfica de aventuras cósmicas Prison Pit, Johnny Ryan es uno de los caricaturistas más ampulosos que se puedan leer. Su gráfica, francamente porno e hiperviolenta, es una puesta al día del cómic underground de los años 60: Estados Unidos son cada vez más violentos, pero también más conservadores, y eso se ve reflejado en su trabajo, publicado en Fantagraphics, Nickelodeon y Vice. Lo entrevistamos para hablar de cómics y censura en tiempos cuadrados.


Tu trabajo ha sido publicado por una de las principales editoriales alternativas de Estados Unidos —Fantagraphics—, sin importar lo violento y fuerte que es. ¿Enfrentaste algún tipo de repudio de parte del público?

Repudio no. A la gente no le gustaba porque simplemente no era divertido.

Algunas de tus caricaturas tratan temas sagrados o sensibles, como el 11 de septiembre, el cual has retratado de una manera "hardcore". ¿Alguna vez titubeas en presentarlas?

No, si tengo una idea que creo que es divertida e inquietante, la hago. Es emocionante provocar a la gente. Especialmente a través de una caricatura tonta.

Recuerdo que algunos de los primeros cómics tuyos que vi hacían burla de cosas “sagradas”, como Art Spiegelman y la revista RAW. ¿Nada es sagrado?

Ja, ja, ¿Art Spiegelman es sagrado? ¿Para quién? No es más que un tipo que creó los Garbage Can Babies [sic; se refiere a las tarjetas Garbage Pail Kids].

¿Dónde se encuentra la línea entre diversión pura y la falta de respeto?

Eso lo decides tú. Si quieres hacer una pieza de arte que sea irrespetuosa tú decides cuán irrespetuosa debería de ser. Mientras que estés preparado para los madrazos. Si los sueltas tienes que ser capaz de recibirlos.

¿Cuál es tu postura respecto a las caricaturas de "Charlie Hebdo"? ¿Alguna vez piensas “esta vez fueron demasiado lejos”?

No. Su único error fue no estar mejor preparados para defenderse.

¿Tú estás bien preparado para defenderte?

¿De quién? ¿De Art Spiegelman? Simón, creo que estoy preparado.

¿Cuál es el papel de los caricaturistas actualmente?

Eso es algo que deben determinarlo los artistas de cómics individualmente. Cualquier historia que quieran contar, cualquier conexión que quieran hacer con su público.

¿Cómo lidias con la corrección política?

Es chida. Cuando la gente se ofende más que nunca, hace más fácil mi trabajo.

He percibido que tu público disfruta y, de alguna manera, entiende tu humor. ¿Están suficientemente instruidos para saber diferenciar?

Por supuesto. Creo que la mayoría de los lectores de cómics alternativos son inteligentes. El simple esfuerzo de buscar algo que no te sea dado con cuchara, ya sean cómics, películas o libros, creo que muestra un alto nivel de inteligencia.

¿Consideras que el caso de Mike Diana tenía que pasar para que tu trabajo fuera comprendido? [Mike Diana, también dibujante de cómics, se enfrentó a las autoridades de Florida por su trabajo. Pronto aquí mismo publicaremos una entrevista con él].

No, creo que Mike y yo aparecimos al mismo tiempo en dos partes separadas del país. Lo que le sucedió a Mike parece específico de Florida. Yo estaba en Massachusetts, repartiendo mis cómics a los niños del vecindario. A nadie le importaba. Aún no creo que a la gente le importe en verdad. Son solo cómics.

Eso me resulta interesante, porque pienso que la gente se ha vuelto demasiado seria respecto a los cómics y la novela gráfica. Recuerdo leer "Prison Pit" [su novela gráfica, editada de 2009 a 2014] y pensar que es una historia de aventura, igual que mirar una caricatura. Pero aun así, la narrativa es más fuerte, más compleja que la del resto de tus cómics. ¿En verdad solo se trata de entretenimiento?

Sí, se trata específicamente de entretenimiento. Cuando decidí dibujar Prison Pit pensaba que dibujar este asunto en particular me mantendrá entretenido por muchos años en adelante. En verdad apesta meterte en un proyecto a largo plazo y que te aburra a la mitad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.