QrR

“La casita” y otras canciones

La casita
(Especial)

PREGÚNTALE AL PROFESOR SABELOTONA
Rafael Tonatiuh

El Profesor Sabelotona es un vetusto catedrático de la Universidad de la Barra. Contesta todo tipo de preguntas a cambio de un trago.



Profesor Sabelotona:
No entiendo, ¿por qué el Grupo Higa le vendió a Luis Videgaray una casa que no representó ninguna ganancia, sino que hasta perdió?
Walter Mercado Bursátil

Estimadín Mercadín:

Los empresarios no pueden huir de su riqueza. Diariamente su plusvalía se multiplica, cada minuto aumentan sus ganancias y por ello se volvieron blanco de secuestradores, víctimas del acoso sexual de todos los géneros y transgéneros, activistas que los increpan en lugares públicos, gente de todo tipo tratando de demandarlos por algo.

Sin saber qué hacer con su incontrolable aumento de poder adquisitivo y sin corazón para quemarlo en fogatas o dárselo a los pobres (¡sacrilegio anarquista!), los ricos empezaron a contratar gente para que desapareciera una parte de su feria sin que se enteraran cómo. Así surgió el departamento de Mercadotecnia, encargado de tirar el dinero de la empresa de la mejor manera: invirtiéndolo en nada (y para comenzar, se asignaron unos sueldazos que envidiarían algunas actrices ya retiradas de telenovelas).

La venta de esa casa no es más que uno de tantos métodos mercadotécnicos para que una empresa pierda dinero sin que los patrones sientan tan feo; una lana que se tiene que sacrificar como un as para juntar una tercia. Nosotros los pobres vemos esto como una blasfemia, pero los ricos están acostumbrados a tirar su dinero por la misma razón que algunas personas se cortan el cabello: porque les sobra.

De Mercadotecnia salen las cajas de galletas para las juntas inútiles que no sirven para nada; allí designan un apartado para comprar obras de arte, hacen donaciones a obras de caridad, becan a niños discapacitados sin recursos, producen cine y teatro, apoyan al Partido Verde, etc. En Mercadotecnia inventaron la idea de intercambiar a los del piso de arriba por los del piso de abajo e impermeabilizar los estacionamientos, sin que medie una justificación razonable; allí aprueban el presupuesto para patrocinar un programa de televisión con menos rating que Fox; allí se gastan un billelle organizando actividades deportivo-culturales corporativas; planifican cocteles para convivir con el personal de filiales lejanas, en bares caros y mamilas (y de ahí hasta puede salir para el perico y las hostess de los ejecutivos consentidos). Claro que todas estas actividades le dan caché a la empresa, que aparece ante la opinión pública como poderosa, titánica y generosa, y el dinero tirado se justifica como gastos de campaña.

La verdad es que ningún departamento de Mercadotecnia incrementa el dinero de los ricos, pero éste nunca se les acaba, así que no te aflijas, difícilmente un empresario terminará durmiendo en la calle por culpa de una venta muy pendeja.

Querido Profesor:
Yo quiero saber de dónde 
son los cantantes.
Salsalvador García

Amigo Salsalvador:

El Trío Matamoros ya reveló este misterio cuando cantaron “Son de la loma”, aunque pocos han descifrado el mensaje, ya que la mayoría no traduce del cubano al mexicano: “son de la loma” debe entenderse como “son de Las Lomas”, con acento caribeño y comiéndose las eses, dando a entender que los verdaderos cantantes son de Las Lomas, al menos en el corazón, y tienen que echarle ganas para vivir allí, ensayar mucho, ponerle alma y corazón, ganarse el aplauso del público, tener muchas presentaciones, ganar mucho varo y vivir en Las Lomas, como José José, Luis Miguel, el Potrillo y esas figuras.

Cuando dicen “y cantan en llano”, debe entenderse “me encanta el enano”, lo cual indica que los cantantes (particularmente Miguel Matamoros, cuando escribió la letra) se ponen unos viajazos onda David Lynch, cuando se alcanzan el delirio interpretativo.


Profesor Sabelotona:
Yo quisiera saber a dónde irán a dar todos nuestros lamentos, nuestros tristes juramentos a dónde irán a dar.
Vittorio Valletti

Amigo Valletti:

Al time line del Twitter y al muro del Facebook (para bien o para mal, comentados por un montón de desconocidos que les ponen caritas y fotos de Mujica con frases tipo: “Conviértete en tu propio camino”).

Maestro:
¿A dónde van los muertos?
El subibaja

Subi:

¿A dónde van a ir los pobres si los meten en una caja y los entierran? Aunque se arreglen y quieran ir a algún lado va a estar difícil que los recoja un taxi. Pos ai’ se quedan en sus tumbas a chupar; recuerda que el estado de descomposición se sobrelleva mejor en estado de ebriedad. ¡Salud!

< Anterior | Siguiente >