QrR

¿Cómo caí en el 'underground'?

(Karina Vargas)
(Karina Vargas)

EN EL TONO DE TONA
Rafael Tonatiuh


"El mal gusto es creativo. Es el dominio
de la biología
sobre la inteligencia":
Salvador Dalí


En medio de una batalla campal, a las cuatro de la mañana, en La 33 (cantina donde se reúnen los travestis más monstruosos de Garibaldi, DF), bajo la lluvia de botellas y vasos volando, entre escritores y artistas plásticos y gente loca, mientras una rockola suena "Haciéndolo hasta morir. Parte I y II", de James Brown, te preguntas a ti mismo: "¿Cómo caí en el underground?".

Yo soy como el niño de la serie Los años maravillosos (no Josh el actor, que se convirtió en Marlyn Manson, estrella del rock underground, sino como Kevin, el personaje: un pinche mocoso clase media, sin gracia, pero que en la vida se juntaba con gente underground).

Yo siempre tuve tendencias a juntarme con banditas diversas, desde las underground hasta las fresas; como Kevin, siempre me acomodé en todo tipo de ambientes (ahora mismo, lo mismo podría salir en un video de Carlos Ahumada que en uno de La Tuta). En el CCH lo mismo me juntaba con los que se subían en su coche a escuchar a Camilo Sesto a todo volumen en el estacionamiento que con chilenos greñudos pachecos (yo todavía no fumaba mota) que querían estudiar arte cinético y oían rock progresivo alemán. Pero como Kevin ya adulto, soy un tipo clase media sin gracia, aunque con algunos nexos con el underground.

De niño me gustaban las revistas cómicas: el Chanoc, el Capulinita de bolsillo y La familia Burrón. Quería dibujar cosas graciosas. Llevé mis monos a La Garrapata Tercera Época, en la que estaban los mejores moneros: Heliflores, Sergio Arau, Magú, Ramón, Palomo, Mongo, Naranjo, Ahumada, Dzib, el Fisgón, Jis, Trino, etcétera, y me aceptaron, debutando en octubre de 1979 (donde también debutó Rocha, quien actualmente sigue de monero en La Jornada). La revista tronó por razones que solo Emir Kusturika, director de Underground, conoce. Pero yo quería seguir publicando mis monos y llevé mi carpeta de Teleguía hasta Nexos, pero nadie me aceptó.

Una clara mañana, en Coyoacán, me dieron una propaganda que anunciaba una nueva revista, dirigida por mi ex colega garrapato Mongo y un tal Rogelio Villarreal (entonces no sabía que La regla rota era una revista underground, realizada por gente underground para gente underground). Aceptaron mis colaboraciones. Desde que conocí a Rogelio Villarreal, quien luego me presentara a Willy Fadanelli, caí fatalmente al satánico mundo del underground. En la Editorial Moho (de Fadanelli), publiqué mi primera novela: El cielo de los gatos (ya está agotada; está buenérrima, Neto. hagan una cadena de oración para que la reediten).

El Roger y el Mongo organizaban fiestas underground en El 9, propiedad del coleccionista de Arte Henri Donnadieu (al principio, "sólo por invitación"; luego entraba cualquiera), con tocadas de bandas que empezaban: Las insólitas imágenes de Aurora, La maldita vecindad y los hijos del quinto patio, Casino Shangai, Cristal y acero, Dos fotos y tu acta de nacimiento, etc. En las fiestas de Willy siempre había tocada de Titán, Las Ultrasónicas o Sonido Continental, show travesti de la Vicky Fox y coreografías de Yolanda.

La gente con la que te juntas va determinando tu Ser. Un día te meten en una escuela con un montón de morros como tú y comienzas a cotorrear con alguien, y así se van definiendo banditas: los cagados, los intelectuales, los ñeros, los de varo, los que son el puro desmadre, etc), y te vas identificando con unos más que otros, desarrollando cadenas de relaciones con el random del destino que pueden llevarte a Gran Líder Masón, gobernador de tu Estado o al underground. Por Rogelio Villarreal y Guillermo Fadanelli conocí a una biodiversidad de gente underground (también llamada indie, cultura alternativa o la vida loca): Gabriela Fuentes, Carmina Narro, Carlos Narro, Artemio, Norma Lazo, El Yupi, Jessy Bulbo, Carlos Martínez Rentería, Federico Campbell Peña, Ignacio Pineda, Eduardo Salgado, Carlos Jaurena, JM Servín, Mauricio Bares, Tanya Sandler, Armando Pérez, Amandititita, Lorena Wolfer, La Congelada de Uva, Yoshua Okón, Miguel Calderón, Juan Carlos Ruiz, Jesús Pacheco, Daniel Guzmán, Víctor Vallejo, Daniel Herrera, Guadamur, el Chinaski, Ari Volovich, La Vicky Fox, Blumpi, Maria Eugenia Chellet, Wenceslao Bruciaga, Ali Guagua, Alejandra Maldonado, Toño Arango, Víctor Mariña, las Moreno Corzo, Aztlantic Undeground, Rubén Ortíz, Rubén Bonet y tantas personas que no caben en el texto pero alguna vez cupieron en un reven de mi casa.

El chiste es que por la comedia caí en el underground. La próxima vez les explico con mayor precisión lo que es el underground, por lo pronto les extiendo una cordial invitación a un evento underground, donde estarán toda la banda reunida: Épica Contracultural, convivio entre escritores con sus lectores y artistas plásticos con su audiencia, con libros y obras a precios razonables; desmadre lúdico con vino, paella, sorpresas, DJ's y grupo Tributo a Marilyn Manson, domingo 5 de julio a partir de las 12:00, calle de Empresa 76, colonia Mixcoac. Busca su página en Facebook para que veas la categoría de artistas y su calaña undeground: Eduardo Salgado, Carlos Jaurena, JM Servín, Fadanelli, Carlos Martínez Rentería, Mauricio Bares, Producciones M'hija, Bibiana Camacho, Salario del Miedo, Las Pokiankitch, Rodrigo Ayala, Bernardo Esquinca, Ríos III, Kaput Collectif, Leonardo Tarifeño, Calera Grobet, René Velázquez de León, moda de Tehule y gastronomía de El Taco Bistro, La Paella de Salafranca y Pulquería los Insurgentes. ¡Hipster el que no vaya!

< Anterior | Siguiente >