QrR

'El arte se comparte', iniciativa ciudadana

"El arte se comparte" es una iniciativa ciudadana que tiene como propósito difundir el quehacer artístico. (Cortesía Guadalupe Rosas)
"El arte se comparte" es un proyecto vecinal que tiene como propósito difundir el quehacer artístico. (Cortesía Guadalupe Rosas)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Karina Vargas

A unos metros de las oficinas de Gobernación, pueden verse mantas que rompen con la tradición de protesta que suele abarrotar la famosa calle Bucarelli, es el edificio catalogado como patrimonio cultural identificado con el número tres en el que las ventanas son cubiertas por lonas impresas con obras de autores que ahí residen. Intervención urbana que se inauguró el 17 de abril y lleva poco más de un mes festejando al arte.

Platicamos con dos artistas involucrados, sobre la realización y el objetivo de esta idea: Guadalupe Rosas, la mente detrás de este proyecto y con Elías Luna, vecino y participante.




¿Cómo surge la idea de “El arte se comparte”?

G. R.: Siempre tengo ideas de compartir el arte con la sociedad, con los que no se dedican a ello y de hacer crecer el público. Sucedió que me enteré muy tarde de una convocatoria para registrar en una página de una asociación de artistas, eventos que se hicieran en torno a la conmemoración del día internacional del arte (15 de abril); sin embargo, se dejó abierta una invitación para que generáramos alguna actividad.

Por coincidencia en Bucarelli #3, vivimos varias personas que nos dedicamos a la producción artística o que de alguna manera están relacionadas con el arte. Se me ocurrió que hiciéramos una actividad para compartirlo, sacándolo por las ventanas, algo que fuera muy barato y que pudiera verse, por ello recurrí a los plotters. Tomando café con un vecino, me animó a hacerlo, saqué la convocatoria, mandé correos y afortunadamente varios dijeron que si, se resolvió en una semana.

¿Qué respuesta han percibido?

G.R.: Llamó la atención desde que abrimos las ventanas y comenzamos a colgar las lonas. Tan sólo eso, el hacer cambiar a la gente su visión y que no solamente vean al frente o se cuiden del automóvil que va pasando, sino que miren que algo está sucediendo allá arriba. Lo importante es hacer que cambien las visiones.

¿El proyecto tiene miras económicas?

G.R.: No, a mi me preocupa la generación de públicos consumidores de arte y no nada más el consumidor que te paga para llevársela al muro de su casa y vivirlo.

Elías: No, la pieza que monté está echa con colillas de cigarros y quien normalmente la ve son mis amigos y la interpretan de varias formas, pero es simplemente exhibirla, que otras personas tengan la oportunidad de verla, cada espectador tendrá una interpretación totalmente diferente. Es sólo eso, compartirla, realmente no ceo que nadie me la vaya a comprar.




¿Esperan resultados a largo plazo?

G.R.: Espero que esto se amalgame bien y después sumar a más gente y que vaya para donde tenga que ir.

Elías: Que se construya una red, creo y pugno porque se hagan proyectos colectivos, porque lo individual ya no funciona. No existen los genios del arte, ya no están los Da Vinci, los Miguel Ángel, ahora de lo que se trata es de construir redes, que detone y que incidan en las realidades que se viven todos los días. Una masa de artistas tiene mucha más fuerza que una persona criticando la política, la sociedad o lo que sea.

¿La intervención de espacios públicos es parte del denominado “arte contemporáneo”?

G.R.: Yo soy nueva en este sentido, porque prácticamente lo que he hecho ha sido para lugares cerrados, para galerías y espacios culturales. Definitivamente tiene que ver con el arte contemporáneo en el sentido de que es lo que está pasando ahora, por otra parte, la forma de ver el arte, los espacios dónde verlo y cómo relacionarte con éste ha ido cambiando.

Elías: El arte tiene diferentes trincheras en el que se puede desarrollar un discurso, pueden cambiar las maneras, pero los intereses persisten y vivimos en una sociedad que nos afecta y nos inspira a crear.







¿Por qué recurrir a la vía pública y no a museos o galerías?

Elías. El slogan que Lupita usó me gustó porque el arte se comparte y se comparte más allá de los lugares institucionales, tú puedes compartir tu trabajo, tu forma de interpretar el mundo y la vida de muchas maneras y no necesariamente en un museo, es decir, esperar a que te den un lugar en la galería fulana o en el museo tal te puede limitar demasiado. En todo el mundo las calles están siendo asaltadas, especialmente por los jóvenes que se sienten segregados por este arte institucional que conocemos, ellos viven en una constante percepción de la imagen, que es ahora un ícono todopoderoso a través del cual están creciendo todas las generaciones. Para mí, el arte tiene que salir de la rigidez institucionalidad, porque en los museos hay muchos lineamientos de cómo comportarse con el arte.

G.R.: Es un complemento, una manera de crecer y de llevar nuestro trabajo más allá de lo institucional sin esperar a que te den una fecha para comenzar a crear. En El arte se comparte, contextualizamos el arte de otra manera y a la vez acercamos público, porque les estamos permitiendo verlo de otra manera. ¿Qué puede suceder? Por qué no hacemos algo utilitario de esto. El arte tiene que formar parte de nuestra vida y no decir que solamente en el museo está el arte.

¿Existe una sola definición de arte?

G.R.: No, me parece que cada vez se va enriqueciendo conforme las sociedades van cambiando.

Elías: Para mí, el arte es una experiencia de vida, de ver y de percibir el mundo no solamente como te dicen que debe ser interpretado, el arte te alimenta el espíritu y te abre los canales de percepción, de creación y libertad. Para mi el arte es tan abstracto como decir ¿qué es la vida? Decir que éste debe ser de tal o de cual forma es muy dogmático.






< Anterior | Siguiente >