QrR

Volver al futuro: LLT

LLT
(Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Wenceslao Bruciaga

Una entrevista con DJ Klang, miembro del combo ele.ele.te, pionero y hacedor de la escena electrónica nacional que, tras 15 años de ausencia, está de regreso con un par de nuevos sencillos, “Dilema” y “Corazón”, estrenados en este 2015 y que forman de lo que será un álbum inédito.


Desde su irrupción a nivel bailable, la música electrónica ha servido de pretexto y eje sobre el cual se construyen historias alrededor de las inquietudes y porque no, ideologías de las culturas subterráneas, al mismo tiempo que son el soundtrack de momentos históricos que van definiendo la personalidad desmadrosa de las naciones. Películas como Pump on the volumen explican cómo es que el house surgió de las marginalidades gays de Chicago, Hi Tech Soul cuenta la historia del techno con denominación de origen en Detroit, por su parte 24 hour party people es la aproximación al surgimiento del acid en Manchester entre otros géneros y bandas y la recién estrenada en cines mexicanos, Eden, de Mia Hansen Løve, es la historia de la aportación francesa al dancefloor mediante su escuela de disco-garage conocida como el french touch de dónde más o menos salieron los Daft Punk y posteriormente Benjamin Diamond y Phoenix.

Pero la música electrónica no es exclusiva de los países desarrollados y México también tuvo su historia particular de sintetizadores y tornamesas. Y uno de los pioneros fue Mauricio Rojas a.k.a Dk Klan quién junto con Hilda Acevedo mejor conocida como Merlina, dieron forma a una de las bandas forjadoras de eso conocida como música electrónica 100% hecho en México.

¿Cómo llegaste a éste género?

Yo era un coleccionista de música electrónica a finales de los 80, tenía mis buenos vinilos y bueno, creo que eso era una buena idea para ser considerado algo parecido a un especialista. Ese dato le llegó a Arturo Saucedo, que un día nos invitó a Héctor Mijangos y a mí a Estéreo Joven del INER, que estaba en la Calle de Margaritas en la Colonia Florida, para a un especial de New Order. Al terminar esa emisión, Saucedo nos dijo: "porqué no se avientan un programa dedicado sólo a la música electrónica". Nunca habíamos hecho radio pero no importó, nos lanzamos a la aventura. Así nació Nexus 6, probablemente el segundo programa de radio de música electrónica en el DF. En Rock 101 ya tenían uno con Vincent Velasco al micrófono pero salía una vez a la semana. Empezamos con tres días pero en dos meses el éxito fue tal, que nos dieron una hora de lunes a viernes. Nexus 6 duró del 1990 al 94 y luego transformamos el formato, rebautizándolo como Tecnoplex, que duró hasta 1998. Incluso llegamos a hacer algunos programas para W Radio que se llamó Tecno Sector 96. Recuerdo que aproveché el programa para anunciar el primer concierto de LLT. Se atascó. Tuvimos problemas con los papás de Merlina. La primera tocada que hicimos, fue en el patio de su casa que era muy grande, tanto, que contaba con un pequeño foro, por el sur del DF.

¿Por qué LLT?

Originalmente éramos Hugo Espinoza, pero él no duró mucho tiempo porque se casó y ya sabes. Pero Hugo fue quién me presentó a Merlina, ella fue la que nos motivó a ponernos las pilas y hacer una banda de-a-de-veras. Recuerdo que una vez vi el disco de los Legendary Pink Dots, una portada muy ácida, con unos puntos rosas y pensé: "cuándo tenga una banda, se tiene que llamar más o menos así". En ese entonces el rock mexicano estaba viviendo su gloria. Nos dimos cuenta que el nombre de las bandas eran Caifanes, La Maldita Vecindad, La Lupita. Esos nombres nos parecían un chiste. Como una necesidad muy impostada de reforzar lo nacional. El nombre surgió a partir de una broma a esas bandas. Si ya estaban los Legendary... porqué no Los Legendarios Tlaconetes. Bien acid, y bien nacional. Luego lo reducimos a LLT.

¿Cómo era la escena electrónica en México cuando surgió LLT?

Muy tierna. Empezamos a tocar en clubs muy pequeños como el Pericos, el LUCC, El Dinamo Garage. No quiero verme arrogante pero ese programa de Nexus 6 fue tanto medular como pivote de la escena electrónica capitalina, algo así como el medio de comunicación oficial del rave underground de aquella época.

¿En qué sub género de lo electrónico se ubicaba a LLT?

La idea nunca fue casarnos con un estilo o género de música electrónica. El principio siempre fue explorar lo que nos gustaba y generar propuestas en relación a ello, de pronto teníamos rolas muy electropop mientras que otras eran más techno, tirándole a industrial.


¿Cuál es la discografía oficial de LLT?

El primer disco lo sacamos con un sello muy pequeño que se llamaba Magia Records en el 91. Ya el segundo disco, Relatos del futuro de 1996 lo sacamos con Opción Sónica (de dónde salieron los integrantes de Nortec con Edmundo Nava al frente) y que para esa producción nos jalamos a Luis Enrique Guzmán. Hubo un tercer disco, Ligas Diversas, con Luis Enrique y sin Merlina. También hubo por ahí dos temas inéditos que salieron en la compilación doble de Opción Sónica, Toltécnica, y una segunda parte lanzada con el apoyo de la entonces WFM, Toltécnica Radical.

¿Qué pasó con los Tlaconetes que interrumpieron la carrera?

Pues, además que Merlina es pintora, escritora y campeona de ajedrez, yo tenía otros proyectos, pues hubo pequeños roses que surgieron entre el segundo y tercer disco. Malentendidos. Lo que pasa en las bandas. Por eso Merlina ya no participó en el último disco de LLT.

Y después de LLT?

Estuve dando clases en G Martell. Según yo lo veía como algo temporal y me quedé por más de 10 años.

¿Y por qué subirse al barco de los reencuentros?

De un tiempo para acá, Merlina me venía buscando para armar unas tocadas. Coincidió con que justo en junio del año pasado me retiré de Martell y creo que me cayó el veinte de retomar a LLT. Yo también quería regresar y desde agosto del año pasado estamos dándole al nuevo material. Ya casi está listo. Lo que estamos haciendo es completamente independiente. Nos acercamos al sello capitalino Casete para que nos ayuden a la promoción, subir el material a los portales, etc. La discografía completa de LLT ya puede encontrarse en Spotify y en Itunes, incluyendo los sencillos inéditos Dilema y Corazón que forma parte del nuevo disco que debe estar listo por estas fechas. Más un par de buenos remixes. Todo es un proyecto de estudio. Por el momento no queremos hacer tocadas. Sobre todo porque la idea es que este disco tenga más calidad que los álbumes lanzados en los noventa. Y eso es laborioso. Sentimos el desafío de superar la calidad de los otros discos. Montar una tocada no es fácil. No queda descartada pero consideramos que de llegar a dar un concierto, debe tener la misma calidad que el disco que está por salir. M

Twitter @wencesbgay.

< Anterior | Siguiente >