QrR

Voces por la ‘mois’

"El libro de la yerba" (1967; Anagrama, 1977).
"El libro de la yerba" (1967; Anagrama, 1977). (Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR

Silvia Herrera


Como trasfondo de la discusión que hay acerca de la legalización de la mariguana en nuestro país, se ofrecen algunos fragmentos de El libro de la yerba (1967; Anagrama, 1977), compilado por George Andrews y Simon Vinkenoog. En él se “presenta —anota Andrews— una amplia variedad de relatos personales de experiencias causadas por el cáñamo indio”; el Soma hindú, el hachís y la mescalina se asocian con él. Los textos abarcan tanto la literatura, como las opiniones médicas y los asuntos legales. Se cierra con un aporte personal.


¡Oh Poeta, oh Soma omnisciente, tú eres el océano!

¡Tuyo es el espacio de las cinco regiones del firmamento!

¡Tú te has elevado por encima del cielo y de la tierra!

¡Tú eres las estrellas, el sol, oh nítido Soma!

"Rig Veda" IX 86, 29


Tomad una porción del tamaño de una nuez, llenad con ella una cucharilla (de hashish), y ya poseéis la dicha: la dicha absoluta con todas sus embriagueces, todas sus locuras juveniles, y también sus infinitas beatitudes.

Charles Baudelaire


… el consumidor de hashish está demasiado predispuesto a ver la verdad donde está y no verla donde no está. Es obvio que hay pocas cosas más peligrosas potencialmente para los interesados en que se prolongue el status quo de la sociedad organizada.

Paul Bowles


En el siglo XVII, Rumphius se dio cuenta de las diferencias que existían entre el cáñamo cultivado en la India y el que se cultivaba en Europa. En el siglo XIX, Lamarck aceptó estas diferencias y, creyendo que el cáñamo indio era una especie distinta acordó en llamar a la planta cannabis indica para distinguirla de la cannabis sativa de Linneaeus y Wildenow. Pero en la actualidad, desde un punto de vista botánico, se considera que las variaciones no son en absoluto ciertas o lo suficientemente importantes como para mantener que el cáñamo de la India sea una especie distinta del cáñamo común.

Victor Robinson


Con respecto a los alegados efectos mentales de las drogas, la Comisión ha llegado a la conclusión de que el uso moderado de las drogas de cáñamo no produce ningún efecto perjudicial en la mente.

Farmacopea de la India, 1868

E. J. Waring


Me parece que en la práctica los malos efectos de la mariguana surgen enteramente de la necesidad que tienen los jóvenes de lanzarse a la clandestinidad si desean “conectar”. Uno recuerda el periodo de la prohibición. Cualquiera que sepa algo de esta droga, sabrá qué trágicamente irónico es que el placer inocente que ocasiona se asocie en las mentes de tanta buena gente con la degeneración y la depravación.

Ronald D. Laing, 1964


(El uso de psicodélicos inofensivos) proporcionaría todas las fuentes de energía mental, todos los disolventes del lodo conceptual, que un individuo necesita. Con su ayuda, el individuo sería capaz de adaptarse selectivamente a su cultura rechazando sus males, absurdos e irrelevancias, aceptando gratamente todos sus tesoros de conocimiento acumulado, de racionalidad, de buena voluntad humana y sabiduría práctica.

Aldous Huxley


Soy de la opinión de que la cannabis y los otros alucinógenos suministran una llave para el proceso creativo y que un sistemático estudio de estas drogas abriría el camino a métodos no químicos de ampliar el conocimiento.

William Burroughs


Mis observaciones tienden a confirmar la opinión de aquellas autoridades que consideran el cannabis un hábito relativamente inocuo y probablemente menos peligroso que el alcohol. Me resulta difícil pensar en el cannabis como una amenaza social.

La situación de Oxford y la ley

Stephen Abrams


Reescritura de Whitman

Un niño me preguntó: ¿Qué es la hierba?, trayéndome un huato.

¿Qué podría contestarle? Yo tampoco lo sé.

Sospecho que debo fumármela para que me comparta sus secretos.

S. H.


< Anterior | Siguiente >