QrR

La visión cabaretera de Marisol Gasé

Marisol Gasé
(Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Verónica Maza Bustamante

Integrante de las Reinas Chulas, codirectora del Teatro Bar El Vicio y locutora en El Weso, la activista social celebra por todo lo alto el XII Festival Internacional de Cabaret estrenando su primer monólogo.

 

Por primera vez vas a presentar un monólogo en cabaret. Cuéntame al respecto.

Se llama ¿Estás viendo y no ves? Cabaret visionario para ojos y ojéis. Hablo de la “visión” que nos falta a los mexicanos, esa mirada perdida que hace que no veamos cuando vemos, quizá para que no nos duela, porque tenemos mucha chamba, porque no nos interesa, cuando deberíamos estar organizándonos, exigiendo, quejándonos.

¿Lo haces a través de varios personajes o solo uno?

Son varios: una doctora rusa de Yucatán que se llama Violeta De Genciana Chuck Pek. Un paranoico asustado porque le llegan correos con una “invitación” a cumplir sus obligaciones fiscales. Iris Mireya, una mujer que vigila las 30 mil cámaras que nos puso Mancera para vigilarnos; ella está viendo todas, enterándose de a quien asaltan, secuestran, violan, sin hacer nada. Tengo a Medusa, quien se impacta porque no puede volver piedra a los mexicanos. Hay un curador que habla de arte y lo que no vemos. También una diseñadora de imagen que se llama Miranda Lavista, y va a enseñar cómo puedes hacer que cualquier político llegue a la Presidencia.

El personaje principal es un ojo aterrado porque él sí ha visto todo: a las mujeres llorar por sus hijas asesinadas, a las familias de los periodistas muertos; ha mirado a esos niños migrantes del mundo, a los de Sonora y el ABC, a hombres y mujeres asesinados por la guerra del narco. No entiende por qué no hacemos nada los mexicanos con estas tragedias, por qué siempre terminamos diciendo: “Mientras a mí no me pase, no me muevo”.

El cabaret es espacio idóneo para la denuncia.

Sin duda. L@s cabareter@s tenemos la responsabilidad de hablar por los que no tienen voz. Este año el festival está dedicado a los niños migrantes. El cabaret es también la risa, la noche, el alcohol, los amigos, la provocación, la transgresión, todo eso junto hace que te muevas de otra manera, que veas el mundo de otra forma, que aprendas algo que no te esperabas. Es importante que te dejes llevar por lo que estás viviendo.

¿El humor es una herramienta para lograrlo?

Permea en el cabaret y es una maravilla. A los mexicanos nos queda muy bien, porque es inherente a nosotros. La risa es adictiva, es un canal. El escenario es una gran arma también. El espectador que está enfrente es un personaje más que interactúa.

¿Cómo te sientes con la idea de estar solita en el escenario, tú que estás tan acostumbrada a actuar con cómplices?

Tenía muchas ganas de hacerlo desde hace dos años, pero el tiempo no me lo permitía. Entre El Vicio, El Weso, Las Reinas Chulas, dos asociaciones civiles, viajes, giras al extranjero, era imposible, pero una actriz connotada se nos rajó hace un mes para ir al Festival de Cabaret. Nora Huerta, que es la programadora, me pidió que cubriera el espacio con el show que estaba pensando. Lo armé en muy poco tiempo.

            Para mí es muy significativo hacerlo, y más presentarlo el martes 19 de agosto, porque ese día mi mamá cumple 15 años de haber fallecido. El festival lleva 12 sucediendo, con Las Reinas Chulas tengo 16… todo tiene ya una permanencia de muchos años, así que es rico regresar al origen, a mí misma. Estoy acostumbrada a trabajar con otros, y en ese caso hay que llegar a acuerdos, hay que ceder. En el monólogo estoy sola, hago lo que quiero.

Aunque en realidad no has estado ni estarás sola en el escenario.

En el video está Ximena Cuevas, la mejor videoartista que tiene este país. Tiene propuestas alucinadas y divertidas. La magia del cabaret se forma a través del delirio, de lo que no puede ser, lo increíble. Eso pasa en el video, donde Edipo Rey, que se sacó los ojos por pura culpa, canta canciones relacionadas con la vista. Además, Fernando Rivera Calderón me hizo dos rolas y me prestó “La verdad es una mentira en los ojos de quien la mira”. Al piano tengo a la maestra Analí Sánchez Neri. La producción es de Liliana Ramírez, la talentosa artista plástica Brenda Hernández hizo mis props, mi recreación de utilería.

Y Tacho, integrante de esta sección en ‘MILENIO Diario’, es tu coguionista.

Hace dos meses Nora Huerta y yo estrenamos el show Su Frida y su Diego, escrita en conjunto con Tacho, quien hace una radionovela para el programa de radio El Weso, titulada El mal del puerco. Fue un éxito. Así que decidí invitarlo a colaborar conmigo en el monólogo. Además, él es un gran cartonista, así que diseñó mi cartel y hace dibujos dentro de la obra. Me siento agradecida con el dios del cabaret porque me envió a una persona tan talentosa y divina como Tacho, quien además siempre está relajado, coincide con mis propuestas, nos reímos como tarados, y eso me da mucha seguridad.

Sé que disfrutaré mucho arriba del escenario. Los invito a que se rían conmigo y disfruten con la magia del cabaret.

 

Tenemos cinco pases sencillos para los primeros lectores que nos escriban a qrr2000@hotmail.com.

Martes 19 de agosto, 21:30 horas

Cover: 300 pesos

Teatro Bar El Vicio

Madrid 13, Del Carmen, Coyoacán, DF

 

< Anterior | Siguiente >