QrR

Una respuesta indecorosa

Mundos para-lelos
(Fotoarte: Karina Vargas)

MUNDOS PARA-LELOS
Rafael Tonatiuh


“MUJER BUSCA UN ESPOSO MILLONARIO A TRAVÉS DE UN AVISO Y UN MILLONARIO LE CONTESTA DE UNA MANERA INCREÍBLE.

El aviso publicado por la mujer: ‘Soy una chica hermosa (yo diría que muy hermosa) de 25 años, bien formada y tengo clase. Quiero casarme con alguien que gane como mínimo medio millón de dólares al año. ¿Tienen en este portal algún hombre que gane 500 mil dólares o más? Quizás las esposas de los que ganen eso me puedan dar algunos consejos.

Estuve de novia con hombres que ganan de 200 a 250 mil, pero no puedo pasar de eso, y 250 mil no me van a hacer vivir en el Central Park West. Conozco a una mujer, de mi clase de yoga, que se casó con un banquero y vive en Tribeca, y ella no es tan bonita como yo ni es inteligente. Entonces, ¿qué es lo que ella hizo y yo no hice? ¿Cómo puedo llegar al nivel de ella? Rafaela S.’

La respuesta del millonario: ‘Leí su consulta con gran interés, pensé cuidadosamente en su caso e hice un análisis de la situación. Primeramente, no estoy haciéndole perder tiempo, pues gano más de 500 mil por año. Aclarado esto, considero los hechos de la siguiente forma: lo que Ud. ofrece, visto desde la perspectiva de un hombre como el que Ud. busca, es simplemente un pésimo negocio. He aquí por qué: dejando los rodeos de lado, lo que Ud. propone es un simple negocio: Ud. pone la belleza física y yo pongo el dinero. Propuesta clara, sin recovecos.

Sin embargo, existe un problema. Con seguridad, su belleza va a decaer, y un día va a terminar, y lo más probable es que mi dinero continúe creciendo. Así, en términos económicos, Ud. es un activo que sufre depreciación y yo soy un activo que rinde dividendos. Ud. no solo sufre depreciación, sino que, como hasta es progresiva, ¡aumenta siempre! Aclarando más, Ud. tiene hoy 25 años y va a continuar siendo linda durante los próximos cinco a diez años, pero siempre un poco menos cada año, y de repente, si se compara con una foto de hoy, verá que ya estará envejecida. Esto quiere decir, que Ud. está hoy en alza, en la época ideal de ser vendida, no de ser comprada.Usando el lenguaje de Wall Street, quien la tiene hoy la debe de tener en trading position (posición para comercializar), y no en buy and hold (compre y retenga), que es para lo que Ud. se ofrece. Por lo tanto, todavía en términos comerciales, el casamiento (que es un buy and hold) con Ud. no es un buen negocio a mediano o largo plazo, pero alquilarla puede ser en términos comerciales un negocio razonable que podemos meditar y discutir usted y yo. Yo pienso que mediante certificación de cuán bien formada, con clase y maravillosamente linda es, yo, probable futuro locatario de esa máquina, quiero lo que es de práctica habitual: hacer una prueba, o sea un test drive para concretar la operación.

En resumidas cuentas: como comprarla es un mal negocio, por su devaluación creciente, le propongo alquilarla por el tiempo en que el material esté en buen uso. Esperando noticias suyas, me despido cordialmente. Un millonario que por eso es millonario’”.
www.elintransigente.com  10/julio/2013

 

SEÑOR MILLONARIO QUE POR ESO ES MILLONARIO:

Agradezco sus gentiles palabras bursátiles. Dentro de su perorata mercantil destaca la intención de alquilarme, lo cual se enfrenta a tres obstáculos: 1. Mi carta está dirigida a las mujeres de los millonarios, solicitando consejos prácticos, es decir, que nadie le habló a usted, sino que fui muy clara al dirigirme a las verdaderas dueñas de las máquinas, que son ustedes, los millonarios. Así que sigo esperando la opinión de una mujer hábil, aconsejándome cómo ganarme la vida honradamente, aprovechando los atributos que me obsequió la naturaleza. 2. Usted no sabe nada de valores (ni bursátiles ni morales) y me parce poco divertido quitarle su dinero. 3. No me interesa su contraoferta.

Dice que “pone el dinero y yo la belleza física”. Evidentemente soy joven y bien formada (por algo se tomó la molestia de escribirme), pero cuando digo que soy muy hermosa es porque mi valor de cambio es más elevado que mi valor de uso. Yo tengo hermosura de verdad, no la que se arruga y se pone flácida, sino del tipo celestial, que dura más que la de un viejo preocupado por la bolsa.

Si leyó bien, se enteró que hago yoga. ¿Ha escuchado alguna vez del tantrismo? Evidentemente no, pues la manera en que expone sus ideas muestra que para usted el erotismo consiste en introducir su pene dentro de lo que sea, eyacular, fumarse un cigarro, tuitear su hazaña, roncar y seguir su vida inútil. Yo le aportaría la vía del deseo encaminada hacia la realización personal y que descubra su realidad. Yo por supuesto no le haría ese servicio ni por un dólar; dejé en claro que soy una mujer con clase, es decir, con educación, que si bien es cierto es muy básica, al menos parece que es más refinada que la suya, pues quiero vivir en un lugar lindo cercano a Central Park, mientras usted habita el mundo de la depreciación.

Gracias por participar y, si no es mucha molestia, dígale a su esposa que me escriba, pues no me gusta perder mi tiempo. Time is money, querido. Bye.  


< Anterior | Siguiente >