QrR

Tijuana al rojo vivo

(Especial)
(Especial)

El Ángel Exterminador
Verónica Maza Bustamante

A finales de los años veinte, antes de que proliferaran en el universo y otras galaxias revistas para adultos como Playboy, Hustler, Penthouse, Bueníssima y Las gatitas del tejado, los pornógrafos estadunidenses crearon unas historietas en donde presentaban dibujos mal hechos en una sola tinta en los que aparecían personajes famosos de la época, como  John Dillinger, Popeye y figuras de Disney, realizando actos sexuales que hoy serían considerados hard core o “duros”.

Por alguna extraña razón, estas publicaciones fueron conocidas como Tijuana Bibles, aunque algunos investigadores aseguran que recibieron ese nombre debido a que los mojados de entonces eran vistos como pervertidos lujuriosos que llegaban a los yunaites a sembrar el caos y la perdición.  

En sus inicios no eran tan pornográficos, pero la prohibición imperante en la Gran Depresión hacia muchas cosas los transformó en historietas de sexo duro que escandalizaron y fueron consideradas sexistas, racistas y políticamente incorrectas. Hoy en día, las Tijuana Bibles — también conocidas como Eight-Pagers, Jo-Jo Books o simplemente Fuck Books — se han convertido en una muestra de la cultura popular bastante cotizada por coleccionistas. A Tijuana sólo le quedó la mala fama.

< Anterior | Siguiente >