QrR

Sexos@s sin sedantes

Son 35 las mujeres que han acusado públicamente al actor Bill Cosby de haber abusado sexualmente de ellas luego de ponerles un sedante en su bebida. Historias semejantes suceden desde hace décadas en el mundo de la farándula, pero hay casos de hombres y mujeres también descritos como “depredadores sexuales” que, sin embargo, tuvieron el consenso de chorrocientas parejas. Aquí algunos de ellos.


MICK JAGGER

A ver, superen esta: dice su biografía no autorizada que el líder de los Rolling Stones no será un adonis, pero ha conseguido tener encuentros eróticos con cuatro mil mujeres (más las que le faltan). Además, han sido verdaderas beldades: Uma Thurman, Angelina Jolie, Carla Bruni, Carly Simon, más sus novias y esposas: Bianca Jagger, Marianne Faithful, Jerry Hall, L’Wren Scott. También se habla de que Edie Sedgwick, Farrah Fawcett, Linda McCartney y Tina Turner pasaron por sus armas, así como un buen número de galanes, destacando entre ellos el magnífico David Bowie. Por lo narrado y escrito, al trompudo cantante le gustaba ligarse a las novias de sus amigos, pero jamás las obligaba, simplemente les ofrecía el paraíso de sus, dicen, 23 centímetros escondidos bajo el pantalón, llevando a las damiselas a lugares remotos para darle rienda suelta a la pasión. Como diría la canción de su grupo: “You can’t always get what you want/ but if you try sometime you find/ you get what you need”.

MAE WEST

En Becoming Mae West, la biógrafa Emily Wortis Leider explica cómo la actriz nacida en Brooklyn era “una suprema exhibicionista empeñada en expandir su territorio a placer, y ganar dinero con ello”. Acostumbrada a la polémica, a conseguir lo que deseaba, era experta en generar tensión sexual en propios y extraños, aprovechando eso —más sus sensacionales curvas— para conseguir patrocinios y amantes (bien lo dice en el título de una de sus películas: I’m Not An Angel). En su libro Servicio completo, Scotty Bowers habla sobre la relación erótica con ella y sus diversos romances, hasta que Mae conoció al musculoso Paul Novak, de quien se enamoró perdidamente. Algo parecido a lo vivido por Brigitte  Bardot, quien sumó cuatro maridos y una infinidad de amantes: “Cada uno de ellos me ha enriquecido. Soy una gran enamorada”, dijo alguna vez. ¿Qué sedante mejor que el amor?

FRANK SINATRA

El número de mujeres que accedieron a la cama de Blue eyes es incontable. Ya sea por sus ojitos, su voz o su dinero, sedujo a mujeres tan deseadas como Ava Gardner, quien de manera sencilla dio la respuesta al por qué el cantante era tan solicitado: “En Frank hay siete kilos de hombre y 43 de pene”. Quizá por esos 30 centímetros y su largo aguante a la hora del agasajo (según dicen las más que malas, felices lenguas) fue que hasta Jacky Kennedy pasó por su cama. Otras linduras que se agenció fueron Lana Turner, Lauren Bacall, Mia Farrow. Pero, a pesar de tener esas bendiciones, el cantante también tuvo un lado oscuro: fue señalado de organizar orgías con Sammy Davis y Dean Martin con una gran cantidad de chicas, de solapar en ellas a John F. Kennedy e, incluso, de sedar a Marilyn Monroe para abusar de ella. ¿Por qué sí podía conseguir decenas de mujeres sin llegar a la maldad? Por un mero asunto de poder, es decir, porque podía hacerlo. Bu. 

ANGELINA JOLIE

Claro, hay pocas mujeres en el mundo con esa belleza tan salvaje, con esos labios carnosos y esos ojos profundos, pero quizá el mayor encanto de la señora Pitt sea su carácter, esa personalidad abrumadora de mujer poderosa, fatal, sexual y dominante. Gracias a esa mezcla explosiva ha tenido muchos amantes, quienes cayeron rendidos a su caída de pestañas o hicieron hasta lo imposible por llegar a su colchón. Entre los hombres y mujeres que la han conocido de cerquita se encuentran Lenny Kravitz, Ralph Fiennes, Mick Jagger, Ethan Hawke y sus dos maridos: Billy Bob Thornton y Brad.  

BOB MARLEY

Según su esposa, Rita, Bob tuvo muchísimas amantes e hijos porque intentaba probar todo el tiempo cuánto lo amaban. Pero haya sido por eso o por otra causa más cercana a las hormonas, el músico, que no era ni feo ni guapo, tuvo 12 hijos con diferentes mujeres (solía decir que quería tener tantos retoños como conchas hay en una playa), entre las que se encontraron una campeona de ping pong, una Miss Mundo y una ex de Marlon Brando. Eso sí: a todos los mantuvo mientras tuvo vida. La señora Marley siempre estuvo al pie del cañón, llegando a criar a varios niños que no eran suyos. We’ll share the shelter, cantaba Marley con harta razón.


Verónica Maza Bustamante




< Anterior | Siguiente >