QrR

Los Planetas se alinean en México

Con 20 años de trayectoria en la música, la banda española llega a México para ofrecer tres conciertos (Distrito Federal, Pachuca, Tijuana) y presentar su nuevo álbum: Dobles fatigas, un viaje sicodélico, jondo y hondo, como el que caracteriza todas sus producciones.


Su aventura cósmica comenzó en 1990, cuando Jota y Florent se conocieron, justo ahí donde empiezan las grandes historias: en los pasillos de la escuela, en este caso la Universidad de Granada (uno estudiaba Derecho y el otro sociología).

Estos granadinos se hacían llamar Los Subterráneos, pero justo después de haber grabado varias maquetas, ya por ahí de 1993, empezó a sonar Christina Rosenvige con otra banda llamada así, por lo que decidieron cambiar el nombre y dejarlo, de manera definitiva, como Los Planetas. Es en ese mismo año que grabaron su primer disco, Super 8.

La banda es una de las pioneras el rollo indie español, fueron firmados por RCA y arropados en su momento por Los Enemigos, ya que Fino Oyonarte (de Los Enemigos), les produjo su primer álbum (por cierto, son otra banda clásica madrileña; no se pueden perder el cover que le hacen al clásico tema de Serrat, “Señora”). Más adelante participarían también en el tema “Sin hueso”, de Obras escondidas de Los Enemigos (2002) .

Ahora, con casi una decena de discos en su haber, vienen a México a presentar Dobles fatigas (Terrícolas Imbéciles, 2015), que si bien no es la primera vez que se presentan aquí, sí es la primera vez que lo hacen de una forma más organizada y formal.

En una de sus visitas, que fue en 2009 y de la mano de unas cuatro bandas más, se presentaron en el Lunario del Auditorio Nacional, donde tuvieron que mochar su de por sí corta presentación debido a fallas técnicas. Entonces, Nacho Vegas andaba inmiscuido entre los invitados; cuando Jota lo llamó al escenario para que los acompañara en una canción, el señorón Vegas se había ido de puntillas y sin hacer ruido.

Recuerdo haberlos visto, hace ya unos 12 años, en el Festival Barcelona Acció Musical (BAM). Ahí los descubrí, en la Estación de Francia, y ellos ya me llevaban unos diez años de delantera por España. Sonaron entre Macaco y Zebda. En aquella ocasión iba con Floreal Forradellas, en ese entonces técnico de sonido  de Macaco y Ojos de Brujo, y con otros cuates españoles y franceses (entre los que estaba Manu Chao), amigos de estas bandas.

La sensación que me dejó escuchar por primera vez a Los Planetas fue perturbadora. Imaginen un escenario lleno de luces estroboscópicas y foquitos rojos, en medio de un patio que era una orgía de drogas, alcohol y perdición. Mis amigos me dejaron sola y la banda me hipnotizaba. Nunca los había escuchado antes, la gente pasaba, se detenía un poco, los miraba y seguía su camino, y yo de frente, petrificada.

Al día siguiente me dirigí a la primer tienda de discos que se me cruzó y me compré Unidad de desplazamiento (2000), de donde se desprende uno de sus temas más insignes: “Un buen día”, la vida de un chico desde que se despierta hasta que se acuesta, pasando por el desayuno, la comida, el baño, las chelas y los momentos en los que se acuerda de ella: pocas veces, pero llegando a casa, “ya no ha podido dormir, como siempre le pasa”.

Cabe señalar que el BAM es uno de los festivales más importantes en la capital catalana, referencia para la música desde electrónica hasta pop y rock, este año celebra su edición número 23 (comenzó en 1993), y el festival se realiza en el marco de las Fiestas de la Mercé, la fiesta mayor en Barcelona.

Este año, y después de cinco de esperar nuevo material, se presentan refrescados, con sus grabaciones espaciales y esa música que los hace auténticos, sin comparativos: algo electrónico con una mezcla musical que pocos entienden: licúa Joy Division, unos guitarrazos de Mercury Rev, un pop psicodélico, sonidos astronómicos, una pizca de flamenco y quizá lo más destacable: una voz gruesa pero casi imperceptible, ya que el tono de Jota siempre está por debajo de los registros musicales y no, no es un error, es su estilo.

La portada del nuevo material es una obra de arte a cargo del argentino afincado en España, Al Barrionuevo, ilustrador de DC Comics, ahí nomás para que se den un quemón.

“Puedes buscar por tierra, puedes buscar por aire, que como yo te he querido, no va a quererte nadie”, en una de sus canciones. Y es que quizá han escuchado en algún lugar “Cumpleaños total”, “Qué puedo hacer” o “El himno generacional No. 83”, en cuyo video, por cierto, sale un afiche de El Santo. Los Planetas no se parecen a nadie, son de esas bandas que las oyes una vez y te hacen un licuado cerebral y esa peculiar voz, si la vuelves a escuchar en otra ocasión, la vas a reconocer de nuevo y para siempre.  Lo juro.

Sus más de 20 años de trayectoria no se deben a una especie de fortuna ni de buena estrella, sino al talento que han hecho de ellos una agrupación muy importante y con fuerte presencia en el rock español. En esta ocasión, su paso por México ocupará tres lugares: sábado 29 en el Plaza Condesa, donde comparten escenario con Juan Cirerol y Vaya Futuro; el 3 de septiembre en el Rata Roja de Pachuca, y el 5 de septiembre en Black Box, de Tijuana.

Los granadinos han compartido escenario con bandas del tamaño de Blur y My Bloody Valentine, y de un tiempo a la fecha se han hecho asiduos a venir a tierras americanas, solo que ni el tino ni el destino habían ayudado a que estuvieran por México de nuevo en un concierto para ellos solitos, porque si bien es verdad que se disfrutan mucho en los festivales, nada como ver a una de tus bandas favoritas un par de horas para ti, sin tener que esperar a que suene una larga fila de bandas antes de ella.

Dobles fatigas está disponible tanto en tiendas físicas como virtuales; vale la pena comprarlo en disco por el simple hecho de tenerlos en un cuadernillo que los convierte en superhéroes. Porque, como dicen ellos, “no será peor de lo que era, no será peor, seguro que es mejor”.

 

ANA LAURA SANTOS

@alaurita


< Anterior | Siguiente >