QrR

Pete Burns: Adiós al “freak único”

Sería complejo explicar a detalle la vida de este cantante, pues siempre estuvo marcada por la excentricidad, que incluyó el alcoholismo de su madre, depresiones e intentos de suicidio personales.
Sería complejo explicar a detalle la vida de este cantante, pues siempre estuvo marcada por la excentricidad, que incluyó el alcoholismo de su madre, depresiones e intentos de suicidio personales. (Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR

Miriam Canales

@miricaiba


Muchos años antes que las frivolidades de Caytlin Jenner la llevaran a posar como una “transexual chic” para la portada de Vanity Fair, Pete Burns ya había cambiado de sexo anteriormente con un perfil más bajo.

No contaba con un patrimonio tan robusto como el de la Jenner para conseguir un cirujano plástico equivalente ni la misma ropa de diseñador ni dinero para contratar a Annie Leibovitz, pero se encontraban unidas por la misma transformación pues en el pasado portaron sendas identidades masculinas. El 2016 avasalla con una estela mortuoria que incluye a Pete Burns, líder de la banda británica Dead or Alive, cuya canción más conocida, “You Spin Me Round (Like a Record)”, es un himno gay en pistas de baile que hasta la misma Thalía se aventuró a covererar en 2002.

El lunes 23 de octubre se anunció que Burns fallecía de un paro cardiaco a los 57 años de edad. Con su deceso se apaga un ícono más de la escena post punk-new wave inglesa de los ochenta, portadora de lo andrógino, de un legado de música pop-electrónica, audacia por abanderar una imagen bizarra para la época y sobreviviente al sida. En 2015 ocurrió lo mismo con el cantante Steve Strange, cantante de Visage (de aquella canción llamada Fade To Grey), quienes a pesar de no alcanzar grandes escalas de estrellato cuentan con una significativa participación.

Nacido en Bebington, Chesire, Inglaterra, el 5 de agosto de 1963, Peter Jozzepi Burns fue hijo de una madre alemana y un soldado inglés; creció en un ambiente políglota donde se hablaba francés, alemán y escaso inglés. Su formación musical se dio principalmente en la ciudad de Liverpool. Anteriormente había incursionado con un par de bandas llamadas Mystery Girls y Nightmares in Wax, con el que publicó un sencillo llamado “Black Leather” en 1979. Cambiando algunos de sus miembros y estilo se transformaría posteriormente en Dead or Alive en 1980, cuya cuna musical fue el club scouser: Eric’s.

Quien escribe estas líneas tuvo oportunidad de visitar una reconstrucción de aquel célebre club donde solían tocar toda esta generación oriunda posterior al merseybeat como OMD, Echo and the Bunnymen, A Flock of Seagulls y muchos más. Sobre la calle Mathew, repleta de bares, ruido y fiesta en el centro de un Liverpool que no deja de extrañar a sus hijos predilectos The Beatles, el Eric’s es hoy una réplica más afín a la nostalgia ochentera para turistas curiosos… que por si fuera poco se encuentra contiguo a la puerta original de La Caverna. Retromanía que resulta redituable, claro está.

Sería complejo explicar a detalle la vida de este cantante, pues siempre estuvo marcada por la excentricidad, que incluyó el alcoholismo de su madre, depresiones e intentos de suicidio personales como relata en su autobiografía Freak Unique, de 2007. Durante su carrera con Dead or Alive, más conocidos como un one hit wonder, lucía maquillado, de cabellera larga y ataviado con sensual indumentaria femenina. Alguna vez acusó a Boy George de imitarlo. Lanzaron “That’s The Way I Like It”, de KC and the Sunshine Band, en 1984, cuya imagen comenzaba a ser venerada por la comunidad gay… hasta la fecha. En una ocasión estando en Londres antes de su fallecimiento, un músico contó a esta articulista su experiencia al trabajar como su apoyo musical para una presentación en el programa Top of the Pops de aquel año; sus piernas lucían más torneadas y mejor depiladas que las de muchas mujeres, según se aprecia en un video disponible en YouTube que mostró como evidencia y recuerdo. Otras canciones como “Lover, Come Back To Me”, “In Too Deep” o “What I Want”, y a pesar que Pete continuó como solista, jamás gozó del éxito de “You Spin Me Round”.

Vivió cerca de 25 años casado con una mujer: Lynne Corlett, quien alguna vez declaró a BBC News al divorciarse de él en 2006, que ya lo había perdido una vida atrás. Ese mismo año, Pete había participado en la versión inglesa de Celebrity Big Brother, junto a Dennis Rodman y Michael Barrymore, quedando en quinto lugar. Para entonces, ya había decidido renovarse aplicándose altas dosis de colágeno y bótox, soltarse la greña, asumir una identidad femenina y, además, casarse con su nuevo novio: Michael Simpson, de quien se divorció meses después, aunque él argumentaba tener rupturas “amistosas” con sus parejas. De este modo, se unía a un “club de transexualidad” que ya habían fundado anteriormente el músico Walter Carlos, hoy Wendy, compositor de bandas sonoras como las de La naranja mecánica, Tron y Genesis P-Orridge, cantante de Throbbibg Gristle y Psychic TV.

Como menciona el periodista británico Simon Reynolds en su libro Rip it up and start again, esta escena conformada por otros freaks como Culture Club o Frankie Goes to Hollywood habían abierto la puerta del clóset. Pete Burns se ha encargado ahora de cerrarla por su cuenta.

< Anterior | Siguiente >