QrR

Netitas musicales del rock mexicano

Alex Lora.
(Especial)

EL ÁNGEL EXTERMINADOR
Olmo Robles

Los chismes en la industria de la música siempre están a la orden del día, y el rock nacional no es la excepción. Los años pasan, los protagonistas son los mismos de hace décadas, surgen algunas estrellitas nuevas, pero la situación de los representantes de este género siguen siendo iguales: poco apoyo, poca creatividad, malos manejos... Aquí apenas una probadita, al viejo estilo de una revista de bolsillo de antaño, de los chismes de los compatriotas que, a la Kanye West, quisieran ser los mejores del mundo.


¡YA BASTA: QUEREMOS EL DINERO! La esposa, apoderada legal, cantante y dueña del TRI, Chela Lora, sigue con su cruzada nacional para que la selección mexicana de futbol le pague los derechos de uso de marca (Tri) que registró en 1984 su marido y esclavo... del rocanrol, en 1984. La situación se ha agravado recientemente con el mal desempeño de los jugadores mexicanos y eso está perjudicando a la pareja imperial del rock mexicano, que clama justicia.

CELEBRANDO SU 20 ANIVERSARIO. La Barranca, con una discografía que va de su primer disco, El fuego de la noche (1995), al relativamente reciente Eclipse de memoria (2013), enfrenta la disyuntiva de salir de la otra barranca, la del anonimato masivo, de donde no han podido emerger a pesar de ser un grupo de culto.

SALVADOR MORENO, cantante de La Casta(ñeda). Es de los que, cada mes, le paga a una mala mujer que maneja los destinos informativos del grupo que se formó allá por 1989, y que medio le rinde cuentas de lo que pasa a la banda que tomó el nombre del célebre manicomio inaugurado por Don Porfirio Díaz.

ENTRE LOS MUCHOS MALES que aquejan al Vaquero Rocanrolero, Charlie Monttana, cantante de la clásica y exquisita "Empanízame la mojarra", está el racismo. Sin embargo, no se queja ni se acongoja porque en el Tenneesse no lo dejan entrar, a pesar de ser el representante en México del whiskey Jack Daniels, que se vende en el lugar. Según fuentes (des)autorizadas, ya les está componiendo una rolita que va a sacar chispas.

NO SE LA ACABA MANÁ en las redes sociales con la portada de su nuevo disco, Cama incendiada, que está muy buena, salvo un detalle: es una verdadera lástima que Fher, Álex, Juan y Sergio no estén ardiendo también en la cama, cosa que hubiera sido genial. Por lo demás, el grupo más derivativo del estilo de Police llega con más de lo mismo, más canciones verdaderamente horrendas, como la "bilingüe" que da título a esta nueva afrenta musical de los tapatíos.

SE BLINDA SAÚL HERNÁNDEZ y, aprovechando el "más barato por docena", protesta en una sola videorola grabada el año pasado contra todo lo que le ha ocurrido a México desde la matanza del 68, pasando luego por el Halconazo del 71, la matanza de Acteal, Aguas Blancas, las Muertas de Juárez (ahora feminicidios), Atenco, la guardería ABC y los 43 de Ayotzinapa. ¡Qué bárbaro El Chato! No le dejó nada a Chela y Alex Lora.

XIMENA SARIÑA, de la que nadie duda de sus dotes como actriz, sigue cargando el estigma de "ni con calzador entra" en su faceta de cantante, mientras nadie se explica que, sin prácticamente haber taloneado en el circuito popero-roquero (como Natalia Lafourcade y Carla Morrison), haya podido ser nominada alguna vez a los ya muy dudosos Premios MTV, presuma de haber estado en el Festival Lollapalooza y de ganar el Grammy Latino en la categoría de "Artista Revelación".

RAFAEL ACOSTA. Pionero del rocanrol en México, baterista y fundador y hasta coreógrafo de los Locos del Ritmo, anda bajo el brazo con un libro sobre el histórico grupo en busca de una casa editorial que quiera sacar el grueso volumen, con la historia y las andanzas del aqullos con los que militó Toño de la Villa como cantante, grabando la legendaria canción "Tus ojos", compuesta por Acosta que, juran algunos, quiso grabar hasta el propio Rey del rock, Elvis Presley. Mientras pasa algo, rola por ahí un antológico CD (armado por el propio baterista y compositor) con 22 rolas fundamentales no solo de la historia de los Locos, sino del rock mexicano de la época de oro.

< Anterior | Siguiente >