QrR

Mujeres sin genitales

EL SEXÓDROMO

Verónica Maza Bustamante

elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

FB: La Doctora Verótika


¿Es posible nacer sin vagina y de todos modos ser mujer? ¿Cómo se entera una de que vive con la ausencia total o parcial de la vagina, o con falta o alteraciones del útero? ¿Es una situación corregible? Estas tres preguntas deben de haber sido formuladas por muy pocas personas en el mundo, pues no tenemos información sobre la intersexualidad y no solemos pensar en las diferencias que como seres humanos tenemos. No obstante, saber que existen nos abre el panorama y nos ayuda a entender la diversidad sexual.

La respuesta a la primera pregunta es “sí”, es posible nacer sin vagina. Se trata de un mal congénito llamado agenesia vaginal o Síndrome de Rokitansky-Küster-Hauser (nombres de los científicos que lo describieron y tipificaron), consistente en la ausencia de vagina al momento del nacimiento, anomalía que ocurre con una frecuencia de una por cada cinco mil bebés nacidas y está relacionada con los conductos embrionarios de Müller, los cuales no se desarrollan y, como consecuencia, el útero no está presente.

Según puntualiza Alan Wein en la compilación Urología, las pacientes presentan características femeninas comunes y función ovárica normal, pero entrando a la adolescencia presentan amenorrea primaria (ausencia de menstruación), motivo por el que llegan a la consulta médica. Si se les diagnostica correctamente, se presentará una situación de crisis tanto para la niña como para sus padres y el o la médico. Estas pacientes, además de la situación congénita, presentarán alteraciones psicológicas como baja autoestima, ansiedad y depresión.

El portal Fucsia publica el testimonio que Jacqui Beck, de 19 años, dio al Daily Mail, de Gran Bretaña: “Estaba muy enojada y sentía como si no fuera una mujer real”, señala. Se enteró a los 17 años de que no tenía vagina y, por ende, no podía tener relaciones sexuales con penetración ni concebir un hijo, pues en la zona específica donde normalmente está localizada la apertura de la vagina solo se encontraba un pequeño orificio.

La solución médica actual es el implante del órgano, el cual se ha ido perfeccionando: especialistas del Centro Médico Wake Forest, en Carolina del Norte, llevaron a cabo un minucioso procedimiento para corregir la agenesia vaginal. En Fucsia lo describen: “En primer lugar, emplearon un tubo 3D como soporte del órgano; es decir, en éste crecería la vagina. Posteriormente, tomaron imágenes en escáner de la zona pélvica de cada paciente y, después, recogieron muestras de tejido de las vaginas malformadas y los depositaron en un biorreactor (dispositivo de laboratorio usado para el crecimiento de tejidos). Los médicos esperaron que los órganos se desarrollaran y tomaran la forma y tamaño adecuados, acorde con el cuerpo de cada mujer. Meses después del implante, las pacientes aseguraron lograr tener relaciones sexuales satisfactorias, sin ningún tipo de molestia y con orgasmos como los de cualquier mujer”. Los médicos del Instituto aseguran que es posible que se embaracen.

A pesar de que el primer implante se realizó hace ocho años, los resultados se publicaron por primera vez en 2014, en la revista Lancet. Ahora, pacientes como Jacqui Beck afirman haber superado la fase de la vergüenza y estar dispuestas a hablar sobre el tema, para que otras mujeres que padecen esta situación se enteren de que tiene solución.


***

ADN Y CÁNCER DE MAMA

En este mes, dedicado a la prevención del cáncer de mama, se ha hablado sobre el “gen del cáncer” y la posibilidad de encontrarlo en nuestro organismo mediante el ADN para poder tomar decisiones antes de que aparezca un tumor. Un examen busca mutaciones en algunos genes, principalmente vinculados al cáncer de mama, de ovario y gastrointestinal. Se llama Color y analiza 30 genes —incluyendo el BRCA1 y el BRCA2, que pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama y ovario— para ayudarle a las mujeres a descubrir el posible peligro de padecer los más comunes tipos de cánceres hereditarios (en el caso de los hombres, ofrece información sobre los que afectan la próstata).

Es bien sabido que el cáncer hereditario tiene su origen en una mutación genética que se puede transmitir de generación en generación, (por eso, independientemente de esta opción, es importante conocer los antecedentes de este mal en la familia). Por ejemplo, una mutación en el gen BRCA1 puede incrementar la posibilidad de que se presente cáncer de mama en una mujer en 81 por ciento.

Conocer si se tiene esta mutación permite que el médico pueda crear un plan personalizado de seguimiento e incrementar las posibilidades de una detección temprana. Además, saber esto ayudará a las generaciones posteriores de la persona que se hagan el análisis, a tomar previsiones.

El test se puede comprar en línea con el apoyo del o la médico de cabecera. Tiene un costo de 249 dólares, pero durante el mes de octubre tiene un descuento de 25 dólares, por lo que hay que pagar 224 dólares. La página para obtener más información y adquirirlo es www.getcolor.com

Otro producto para la detección temprana, de venta en México, es el Pad Awere, un dispositivo médico manufacturado en Estado Unidos que ayuda a que las mujeres realicen una eficaz autoexploración de senos. ¿Cómo funciona? Maximizando el sentido del tacto de tres a cinco veces más de lo que cualquier persona sentiría. “Como resultado, una persona sin experiencia en realizarse exámenes físicos de mama tendrá la posibilidad de detectar oportunamente anomalías en sus senos y, en el caso de descubrirlas, podrá acudir con su médico en una posible etapa temprana de cáncer de mama”, señalan en su página de internet.

Está compuesto por dos capas de plástico, con un líquido sellado en medio de ambas, las cuales reducen la fricción entre los dedos y el seno, adhiriéndose levemente a la piel; cuando se colocan los dedos sobre ellas y se presiona firmemente, los dedos se deslizan suavemente, permitiendo sentir el interior del seno de una forma más precisa.

La empresa que lo importa cuenta con una red de distribuidores que se encuentran en diversos puntos de la República Mexicana. Se les puede contactar en los teléfonos (33) 3629 9844 y (33) 3673 3468 o en la página de internet www.aware.mx.

 

***

SÉ DEMASIADO DE TU CUERPO

Sé demasiado de tu cuerpo,

de cómo crece en mí

y trae el amanecer,

de por qué sonríe en la noche mutilada,

de cómo vive a unos pasos de sí mismo,

de ante qué bulle y se agita.

Lo que me asombra

es su manera peculiar de dejar rastro:

derramándose.


Julia Santibáñez

< Anterior | Siguiente >