QrR

Kanaku y el Tigre, de lo mejor del indie peruano

Kanaku y el Tigre
Kanaku y el Tigre (Especial)

El ángel exterminador
Por: Óscar Ocampo Vilchis
@thepor8

En los últimos años, Lima ha visto nacer de entre sus entrañas a un buen número de bandas que comienzan a dar forma a un movimiento roquero independiente, cuya calidad les ha valido para desbordar fronteras. De entre esas nuevas propuestas, Kanaku y el Tigre es una que ha sabido destacar por su originalidad y una osada riqueza instrumental. Aquí platicamos con Bruno, uno de sus integrantes.



Bruno Bellatín (Kanaku) y Nicolás Saba (El Tigre) comenzaron hacer música juntos desde su época estudiantil. En 2010 se atrevieron a componer y grabar su primer disco Caracol, al que no le ponían más expectativas que las de satisfacer su capricho musical. A pesar de esto, la producción fue tan aplaudida que lograron presentarse en otros países, incluido México. Ahora vuelven a atacar con Quema, Quema, Quema, un disco que a decir de ellos, incluirá texturas más eléctricas y en general será una producción de mayor madurez.

En sus composiciones, Kanaku y el Tigre se valen de una colección de instrumentos como ukelele, charango, xilófono, banjo, acordeón, yembé y cajón peruano, con los que logran crear ambientes que llegan a ser serenos y agradables al oído. Platicamos con Bruno para que tratara de definirnos su propuesta:  

¿Su música es fácil de clasificar?

No, es fácil de definir, es porque no pensamos muncho en qué género estamos haciendo cuando la hacemos. Es formada rápidamente, entonces es bien difícil al final, cuando terminamos, mirar para atrás y decir, ¿qué es esto? Llega un momento en donde deja de ser, en todo caso, lo que trató de ser en un principio.

Sé que hay muchos elementos folk americanos, que hay, en este segundo disco, muchas cosas eléctricas, sé que hay muchas influencias del Perú y andinas, también tiene cosas africanas, cosas como muy de ahora, pop, modernas, tiene cosas sicodélicas, y para mí es muy difícil de clasificar.

¿Qué diferencia hay entre su primer disco y el segundo?

Hay una diferencia muy grande que es que el primer disco es como muy orgánico, los dos tienen ese espíritu orgánico y un poquito como que esa textura como, no quiero decir acústica, porque el segundo disco tiene un montón de sintetizadores y un montón de electricidad, y la electricidad tiene que mucho que ver con el sonido del segundo disco, a diferencia del primero, que realmente no lo tiene tan pronunciado.

El primer disco tiene un elemento como que más acústico, mientras que el segundo es mucho más eléctrico.  El primero tiene un elemento más lo-fi, más naif, pero el segundo es mucho más adulto que el primero y mucho más avezado, mucho más intencionado.

En Sudamérica hay mucha influencia de la música mexicana. ¿Tu música también tiene esta influencia?

A mí me gustan las rancheras, el primer disco tiene un poco más de esto, creo que el segundo ese tipo de influencias folklóricas se han diluido bastante. Pero sí, me gusta mucho la música ranchera, he pasado tiempo escuchándola.

¿Qué otras cosas escuchas?

Ahora estoy escuchando mucho a Kendrick Lamar, de hecho creo que el hip hop está pasando por un momento interesante, y me estoy pegando un montón con eso ahorita. Pero siempre estamos cambiando: Nik Cave es uno de mis favoritos. No es algo que se ve reflejado en mi música, por momentos puede que sí, pero la verdad es que escuchamos tantas cosas diferentes… Bob Dylan, los Beatles, los Beach Boys. El Graceland de Paul Simon fue en un momento el único disco que teníamos en común Bruno (Kanaku, su mancuerna en este proyecto) y yo, que somos los que producimos y componemos las canciones.

Cuéntanos cómo está la escena independiente, ¿está viviendo un buen momento?

Definitivamente, es más ahorita dentro de poco está por tocar en México El Hombre Misterioso y Moldes, que son dos bandas de acá de Lima que también son una parte importante de la movida local. Son bandas activas que de hecho están haciendo buenas cosas. Es un ejemplo de bandas interesantes que están pasando acá, y salen cada vez más. Sí es un buen momento con la música independiente, y parece que van a seguir saliendo más y más cosas. Ojalá ¿no?

Como un adelanto de su nuevo disco Quema, Quema, Quema, que saldrá en México el 19 de mayo, Kanaku y el Tigre ofrecen el videotrailer “Bubucelas”, videoclip que muestra un viaje por el arte del disco realizado por el caricaturista y diseñador gráfico argentino, Ricardo Liniers. 


< Anterior | Siguiente >