QrR

Diálogos criminales

(Karina Vargas)
(Karina Vargas)

PREGÚNTALE AL  PROFESOR SABELOTONA
Rafael Tonatiuh

El Profesor Sabelotona es un vetusto catedrático de la Universidad de la Barra. Contesta todo tipo de preguntas a cambio de un trago.


El ex presidente Vicente Fox dijo que "hay que dialogar con los criminales", pues "todo ser humano merece una segunda oportunidad", ¿no cree usted que está loco?
'Paco Cuerdo'

Estimado Cuerdo:
Más que loco, mi presidentocho está ingenuo. ¿Cómo se atreve a quemarse públicamente cuando conoció las mieles del poder? Como si no supiera que el diálogo con los criminales es una realidad objetiva de todos los días, tan cotidiana que basta con abrir el periódico y leer cualquier entrevista con una autoridad, ya sea política, cultural, deportiva, eclesiástica, financiera, policiaca, militar, sindical, empresarial o de la farándula.

Claro que, como buenos criminales, durante la entrevista jamás se les va a salir que son criminales, y su charola es más pesada que la del agente 007, más limitada, pues al agente secreto británico nomás le dan "licencia para matar", mientras que las autoridades tienen licencia para cometer cualquier delito (incluso para cambiarle el guión al mismísimo James Bond).

Estos criminales son más peligrosos que los narcos, quienes al menos tienen el pudor de esconderse o fingir que se esconden, como lo señalan las reglas de etiqueta policiaca; los criminales que operan bajo la investidura de "autoridad" navegan con bandera institucional, y los empleados de seguridad no les piden el gafete al entrar al edificio, a nadie le parece raro que estrenen un carrazo último modelo al día siguiente de su nombramiento y los policías de su zona le abren la cajuela y les ayudan a meter bultos sangrantes en la cajuela durante la madrugada.

La recomendación de Fox también está por demás respecto a los narcos, pues dialogan todos los días: con sus hombres, sus infiltrados, sus clientes, la señora de la limpieza, el mayordomo, el caballerango, el maestro mecánico, al que le pide las pizzas al escondite, al manager de la cantante grupera para la fiesta y, sobre todo, con su contraparte: las autoridades (para operar de forma que nadie pierda sus privilegios y agendar la mejor fecha en que una autoridad pueda pasar tranquila por el rancho).

Además, hay mucha gente que quiere dialogar con los narcos y las autoridades, ya sea en lo oscurito o por el Twitter, buscando una oportunidad para salir de jodidos. Más bien habría que aplicarles la ley del hielo, sin dirigirles la palabra a los criminales hasta que se porten bien.


El diputado del Partido Verde Ecologista de México Javier de Jesús Rodríguez Mendoza está promoviendo en Coahuila una iniciativa de ley para tipificar la zoofilia como delito, luego de conocerse tres casos de actos sexuales entre un humano y un animal. ¿No se supone que un ser humano también es un animal?
'Zoofilia Loren'

Zoofilia querida:
El pretexto para penalizar las relaciones entre humanos y animales estriba en un supuesto abuso sexual, dado que nadie entiende el lenguaje de los animales (salvo el Dr. Dolittle, en el reino de la fantasía) y, por lo tanto, uno no sabe si los ladridos del perro, los maullidos de la gata, los graznidos del ganso, los mugidos de la vaca o los alaridos de la botarga de Pollo Pepe son de placer o de dolor y, por ello, si el animal goza o sufre. En otras palabras, si hablamos de una violación o una relación consensuada.

Esta medida, como todas las que toma el Partido Verde, tiene como objetivo el prejuicio de los animales, aprovechándose de que nadie puede traducir sus protestas y mentadas, expresadas en leguaje animal. Primero les quitan una importante fuente de empleo, cerrándoles los circos; luego pretenden legalizar la pena de muerte (y tal como mencionas, los humanos ajusticiados también pertenecen al reino animal), y ahora quieren meter a la cárcel a las mascotas por abusar de las bestias (es decir, de sus amos).

Efectivamente, los humanos también son animales, pero la diferencia es que son animales racionales, es decir que para los animales el sexo no tiene horario ni fecha en el calendario, y los practican libremente, felices y sin prejuicios, de manera natural e inocente, mientras que el humano es mañoso y maquiavélico, y va a decir en los juzgados que su chivo "lo provocó", echándole la culpa como chivo expiatorio. Debiera existir una Comisión de Derechos No Humanos, pa' que no se los lleve el Verde entre las patas.


< Anterior | Siguiente >